Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

El Ácido Fólico y las Embarazadas, una Buena Relación

El Ácido Fólico y las Embarazadas, una Buena Relación

 El ácido fólico es una vitamina que pertenece al grupo de la vitamina B. Se ha visto su importancia en el desarrollo neurológico del feto. Te contamos sobre él.

Durante el embarazo, los requerimientos vitamínicos y minerales se ven incrementados para preparar al futuro bebé y cubrir las necesidades de la madre. Para saber más sobre la relación que pueden tener estos componentes sobre el feto se han realizado varios estudios sobre cómo la nutrición de la madre puede influir sobre el desarrollo correcto del feto, sobre todo centrándose en uno de los micronutrientes más importantes: el ácido fólico.

¿Qué demuestran estos estudios?

Según el estudio “Effect of Women’s Nutrition before and during Early Pregnancy on Maternal and Infant Outcomes: A Systematic Review” el consumo de alimentos ricos en ácido fólico en la dieta materna previene el riesgo de aparición de defectos en el desarrollo del tubo neural del feto (espina bífida y anencefalia). Este riesgo es disminuido cuando previamente al embarazo (de uno a tres meses antes) se realiza una dieta con alimentos ricos en ácido fólico.

No son necesarios los suplementos, (a no ser que tu médico te lo recomiende porque lo vea esencial, si la dieta es insuficiente) teniendo en cuenta que una dieta completa en los micronutrientes que se necesitan es suficiente para cubrir las necesidades nutricionales del feto y así asegurar su correcto crecimiento. Es decir, es más aconsejable que antes de la concepción se tenga el suficiente aporte de ácido fólico y así evitar los futuros problemas, y se siga tomando en los tres primeros meses de la gestación, como mínimo, para asegurar la reducción del riesgo de defectos del tubo neural del bebé.

Dentro del mismo estudio se hizo una investigación sobre cómo a largo plazo puede afectar un déficit de ácido fólico en la dieta materna al lenguaje en los niños, donde se dedujo que, igualmente, si se consumen previamente a la concepción alimentos ricos en folatos y se cubren las necesidades de este micronutriente se reduce en un 20% el riesgo de retraso de habla en niños de hasta tres años.

¿Dónde encontramos el ácido fólico?

Encontramos los folatos (la forma natural del ácido fólico) sobre todo en las verduras de hoja verde, las legumbres, los cereales y algunas frutas.

- Verduras: espárragos trigueros, lechuga, tomate, espinacas, remolacha roja, acelgas… Introducirlas en tu menú a la hora de comer o como guarnición es una buena opción.

- Legumbres: los guisantes, alubias, judías, lentejas… tienen un alto contenido. Puedes consumirlas como primer plato, hasta cuatro veces a la semana para repartirlas correctamente.

- Cereales: maíz, pan integral… Puedes consumirlos en el desayuno para que no se te hagan muy pesados.

- Frutas: especialmente los cítricos como la naranja, las fresas, o la papaya. A media mañana, para merendar o de postre.

El consumo de ácido fólico previo a la concepción para cubrir las necesidades diarias es de 0,4-0.8 mg al día.

Así que si estás pensando quedarte embarazada, sigue nuestros consejos para cubrir tus necesidades energéticas y las de tu futuro bebé.

Artículo por Medicadiet

Más

Mejorar tu Alimentación durante el Embarazo

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>