Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Corte de Digestión, ¿Mito o Realidad?

piscina

Cuántas veces has escuchado que no se debe de entrar a la piscina justo después de consumir alimentos. Esto no necesariamente tiene que ver con el proceso de digestión.  Desde Medicadiet te contamos de qué va el llamado “Corte de digestión”.

¿Existe realmente el “corte de digestión”?

Si existe, es un síndrome que se produce llamado hidrocución, y no siempre ocurre por causas digestivas. Se caracteriza por un estado de síncope provocado por el contacto repentino de la piel, pero sobre todo la parte alta del cuerpo (pecho y cabeza), con el agua fría. Se ven afectadas las vías respiratorias y el aparato circulatorio, provocándose un shock térmico que en muchos casos incluso puede desencadenar una parada cardiorrespiratoria.

¿Qué factores lo provocan?

Los factores que provocan la aparición de este síndrome son muchos y muy variados:

- Temperatura del agua inferior a 25ºC

- Hipertermia: aumento de la temperatura corporal, que puede ser debida a largas exposiciones al sol, a un ejercicio físico intenso previo al baño, etc

- Traumatismos producidos por saltos al agua desde alturas elevadas

Ingestas de comida abundantes y pesadas antes del baño

¿Qué síntomas debes reconocer?

La hidrocución o golpe de calor lo podemos detectar a través de síntomas como la repentina aparición de cansancio, vértigo y zumbido en oídos, visión borrosa, dolor de cabeza, enrojecimiento de la piel del pecho con sensación de calor y picores, calambres musculares y dolores articulares. Cuando se experimenta alguno de estos síntomas, se debe salir rápidamente del agua, antes de que se produzca la pérdida del conocimiento.

Este síndrome aparece con más frecuencia en niños, siendo más acentuado y peligroso. Se debe prestar más atención para evitar riesgos con los más pequeños.

4 puntos claves para evitar el golpe de calor

1. Cuidar la cantidad y el tipo de alimento que se ingiere en la piscina o en la playa. Es recomendable hacer comidas ligeras, y evitar alimentos ricos en fibra y grasas, que enlentecerán la digestión, y aumentarán por tanto el tiempo de espera hasta que se elimine el factor de riesgo. Las mejores opciones son ensaladas que incluyan verduras frescas y su correspondiente ración de hidratos de carbono y proteínas, o bien sándwiches ligeros que lleven embutidos poco grasos.

2. Mantenerse hidratado combatiendo el calor con fruta fresca y tomando abundante agua. Las bebidas alcohólicas aumentan significativamente el riesgo, así que no te la juegues.

3. Esperar hacer la digestión,  es preferible esperar un tiempo para meternos en el agua tras la comida, lo ideal es esperar de hora y media a dos horas, todo depende de la ingesta que se haya realizado.

4. No tirarse al agua, es mejor entrar en el agua fría poco a poco, mojando con cuidado el torso y la cabeza, sin zambullirse de forma brusca. No olvides tener cuidado con el sol, y no te excedas con la intensidad del ejercicio durante la partida de palas justo antes de entrar en el agua.

Disfrutar de unas vacaciones sin incidencias es tu responsabilidad, aprende a reconocer y prevenir los riesgos para disfrutar de un verano inolvidable.

Artículo por Medicadiet

Más

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>