Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

En la Tercera Edad, es muy Importante Cuidar tu Alimentación

anciano

El estado nutricional en nuestros mayores debe ser tratado cuidadosamente, ya que se relaciona con la aparición de enfermedades o empeoramiento de procesos crónicos como diabetes, hipertensión, osteoporosis o insuficiencia renal entre otros.

Las necesidades nutricionales sufren leves cambios con respecto a las necesidades de un adulto:

Energía

La masa muscular disminuye, y el estilo de vida es más sedentario, por lo que las necesidades energéticas son menores. Deben adecuarse al gasto diario, pero ser suficientes para un correcto aporte de vitaminas y minerales en la dieta.

Proteínas

Su consumo tiende a ser menor en estas edades, y su déficit favorece el desarrollo de muchas complicaciones (disfunción del sistema inmune o aparición de úlceras de decúbito). Las recomendaciones son un poco más elevadas que en adultos; deben compensar la pérdida de masa muscular y cubrir las necesidades de aminoácidos esenciales. Es preferible que la proteína sea de alto valor biológico, procedente de carne, pescado, huevo y lácteos.

Grasas

Son importantes como fuente de energía, para el aporte de vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales, y para mejorar la palatabilidad de las comidas. Como máximo un 35% del total calórico de la dieta. Mucho cuidado con el aporte de colesterol en estas edades. La mejor grasa es el aceite de oliva, y tampoco pueden faltar los ácidos grasos poliinsaturados procedentes del pescado y frutos secos.

Hidratos de carbono

Deben suponer el 50-55% del total calórico de la dieta. Mejor como carbohidratos complejos procedentes de arroz, cereales, patata, pan y legumbres, con restricción para azúcares refinados.

Fibra

Para prevenir o mejorar el estreñimiento tan común en la tercera edad debido al enlentecimiento de motilidad del tubo digestivo. Se debe aportar con la dieta al menos 15-20g/día de fibra, a partir de frutas, verduras y legumbres.

Vitaminas y minerales

En muchas ocasiones se producen déficit de micronutrientes debido a un aporte calórico demasiado bajo o la interacción que se da con los medicamentos en su absorción. Asegurar una correcta proporción de cada micronutriente, para evitar la aparición o empeoramiento de enfermedades frecuentes en ancianos. Son importantes la vitamina D y el Calcio, que encontramos en productos lácteos y pescados, vitaminas B12 y B6 necesarias para el metabolismo, en carne, pescado, huevos y cereales, Magnesio, Hierro y Zinc en nueces, carne, pescado, huevos, etc.

Agua

Es muy frecuente la deshidratación en ancianos; la sensación de sed se ve disminuida, y en consecuencia aparecen múltiples problemas por la escasa toma de agua. La persona mayor debe tomar al menos 2L/día de agua, que puede ser también en forma de zumos y caldos, asegurando una correcta hidratación.

Sal

Disminuir el consumo de sal para problemas de hipertensión o empeoramiento de éstos. Los platos pueden ser sazonados con otras especias o hierbas aromáticas en sustitución de la sal.

Es importante evitar que aparezca una desnutrición en nuestros mayores, para que puedan seguir con una vida plena y en el mejor estado de salud.

Artículo por Medicadiet

Más

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>