Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Ester y Alberto, Experiencia Personal en Medicadiet

EsteryFernando (1)

Ester Serna y Alberto Fernández son una pareja encantadora que empezaron su tratamiento juntos en Julio del 2013, después de 7 meses nos han querido contar como les está yendo, y como lo han llevado a cabo en pareja. Aún no han terminado el tratamiento, pero durante este tiempo han logrado y aprendido muchas cosas, que para ellos ya son un hábito. Seguro que con tanta dedicación y tantas ganas conseguirán su objetivo pronto.

¡Hemos perdido 11,5 kg y 8 kg!

—————————————
Nota importante de medicadiet:
Un tratamiento nutricional no puede garantizar los mismos resultados en todas las personas. En Medicadiet trabajamos en un contexto de salud y con nutrición equilibrada y mediterránea, como indica la evidencia científica: Nuestros Planes Nutricionales siguen el consenso de FESNAD-SEEDO para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso
—————————————

Me llamo Ester (30 años) y comencé el tratamiento con mi pareja, Alberto (32 años), hace 7 meses. Desde entonces hemos perdido 11,5 y 8 kg respectivamente.

¿Qué cosas han cambiado en tu vida desde que empezaste el tratamiento? ¿Qué objetivos has cumplido?

Aún estamos a mitad de camino del objetivo final, pero estamos muy satisfechos con los logros conseguidos hasta ahora. Al margen de la evidente pérdida de peso, hemos aprendido a organizarnos más en las comidas. No saciamos la ansiedad comiendo, y ha desaparecido la sensación de “empachos” o las noches indigestas, que antes eran tan comunes. En general, nos encontramos más sanos, más ágiles, y eso es muy importante cuando se vive en un quinto sin ascensor…

¿Por qué recomendarías a otras personas este tratamiento?

Lo recomendaríamos principalmente por la misma razón por la que lo escogimos: porque no es una dieta milagrosa.

Comer 5 veces al día, pero en cantidades razonables, no tener alimentos “prohibidos”, beber mucha agua, hacer ejercicio… Lo que en realidad, todos sabemos, sin magia. Sólo esfuerzo y constancia. Y los resultados llegan y, es más, se mantienen (sin “efecto rebote”) En nuestro caso particular, nos ha venido muy bien someternos juntos al tratamiento.

Cada uno conoce lo que debe comer el otro, y lo tenemos en cuenta a la hora de cocinar, sin que se hagan menús diferenciados para uno. Acomodamos los horarios y es más difícil que se nos olvide que “toca merendar” o alguna otra comida. Y nos animamos a continuar cuando uno tiene un momento de debilidad, que también llegan.

¿Qué es lo que más trabajo te cuesta? Dificultades con las que te has encontrado durante el tratamiento.

El ejercicio, sin duda. En los últimos años me he convertido en un animal sedentario y me cuesta mucho transformar en rutina los 40 minutos diarios de ejercicio. Sin embargo, no hay más remedio. La semana que no cumplo con el ejercicio se evidencia en el peso y es un fastidio, porque tengo la sensación de haber dado un paso atrás. Aquí es donde más aprecio que Alberto me acompañe, porque me resulta mucho más ameno cuando salimos juntos a caminar.

Al él, sin embargo, siempre le ha gustado “picotear” entre horas y desde hace poco le está costando conciliar su nuevo horario de trabajo con el horario de las comidas, puesto que está alterando los hábitos que ya había adquirido. Pero, en cualquier caso, todo es habituarse a las nuevas circunstancias.

También hemos tenido momentos en los que nos ha apetecido saltarnos la dieta, ir a cenar, etc. Y a veces lo hemos hecho. Creo que es normal que ocurra, puesto que se trata de un proceso largo y si te gusta comer es casi inevitable, si bien has de tener claro cuál es tu objetivo, y continuar.

¿Cuál de los puntos desde donde enfocamos el tratamiento te ha sido más útil y por qué?

El tratamiento es muy flexible. Se ha acomodado a las necesidades personales, a los horarios y características de cada uno.

No se trata de una dieta estricta. De hecho, se nos aconseja, dentro de los intercambios correspondientes, variar lo máximo posible. Así evitamos aburrirnos de comer siempre lo mismo.

En general, me gusta sobre todo que el tratamiento esté decantado a enseñar a alimentarte bien. Que no se trate de una dieta temporal, que al alcanzar el peso deseado se deja, sino una forma de habituarse a comer de manera saludable.

Como ya mencioné, aún nos queda, por lo menos, la mitad del recorrido, pero hasta el momento, no nos faltan las ganas de continuar.

Artículo por Medicadiet

Más

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Comments (1)

  1. Enhorabuena Esther y Alberto! En unos meses espero poder protagonizar tambien una de estas páginas con mi objetivo cumplido. Pot el momento he aprendido a comer, que no es poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>