Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Líbrate de la Sal

la-sal

Hombre, mujer, adulto, niño, la sal no entiende de edad ni de sexo. La gran mayoría de nosotros consumimos más sal de la debida. La Organización Mundial de la Salud recomienda de 4 a 6 gramos al día, siendo 2 gramos para las personas con hipertensión.

No sólo la OMS hace referencia, la Agencia Española de Seguridad Alimentaria señala que reducir la ingesta de sal a la mitad podría evitar una gran cantidad de enfermedades e incluso la muerte en muchos casos.

Si te pasas con la sal,  sigue estos consejos

 1. Limita las conservas y encurtidos: Esta gama de alimentos es muy rica en sodio ya que la utiliza como conservante más que para dar sabor. No te decimos que no los tomes, pero no abuses de su consumo.

2. Reduce la ingesta de Quesos curados y embutidos: Muy ricos si, pero muy salados. Una opción magnífica para disfrutar del queso de manera sana y equilibrada es optar por el queso fresco. Es una gran fuente de calcio y no dispone de tanta sal y grasa. Pruébalo con mermelada, miel o con fresas si lo quieres de postre  o hazte un montadito con pavo o lacón si te apetece un plato salado.

3. Rehuye de los alimentos industriales: ya no sólo por la sal, estos productos suelen contar con un alto contenido en grasa. Aprende a leer la etiqueta nutricional de cada alimento y opta por el que tenga los niveles de sodio más bajos. ¡Recuerda! La sal no es sodio, para saber la cantidad de sal que tiene un alimento, multiplica por 2,5 la cantidad de sodio que te ponga en la etiqueta y el resultado será la cantidad total de sal que contiene tu alimento.

4. Haz tú mismo las salsas y los caldos: las marcas comerciales abusan descaradamente de la sal en caldos de pollo, pescados y en las salsas preparadas. Ponte el delantal, cógete 2 o 3 verduras frescas, restos de pollo o partes que te sobren de un pescado  y cuécelos con agua caliente. Te saldrá lo mismo  solo que con menos sal, más barato y 100% natural.

5. Apuesta por las frutas y verduras frescas: ambos grupos son pobres en sal. Además te aportarán mucha fibra por lo que te ayudarán a saciarte. Cuidado con las verduras envasadas ya que éstas si suelen contener alto contenido en sodio por lo que mejor apostaremos por las frescas y cocinadas en casa.

6. Sazona con especies y hierbas aromáticas: te darán nuevos sabores a tus platos desplazando a su vez la cantidad de sal que puedas echarle.

7. Decántate por la sal marina: su sabor fuerte te permitirá echar menos cantidad en el plato que si echas sal común.

8. Aprende técnicas culinarias bajitas en sal: al horno o al vapor, con aceite de oliva y vinagre, cubrirán nuestros platos de sabor sin necesidad de emplear tanta sal.

Recuerda, el gusto de la sal es aprendido, por lo que se puede desaprender y reeducar a nuestro paladar para hacerlo más sano.

Artículo por Medicadiet

Más

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Comments (1)

  1. Pingback: Mito: ¿La sal engorda?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>