Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Llegan los Higos a los Mercados

 

higos2

Es una de las frutas estacionales típicas de verano, que especialmente encontramos desde finales de agosto hasta principios de octubre. Son una buena opción para incluirlos en un desayuno, y tomarlos entre horas por la mañana o en la merienda. Además, es un fruto muy recomendado para las dietas de los deportistas, los niños y las mujeres embarazadas, por su alto contenido energético.

Los higos son muy ricos en potasio, magnesio, zinc, fósforo y calcio. Las vitaminas que lo componen son las vitaminas A, C E y de grupo B.

Tipos de higos

· Los higos frescos tienen una distribución de un 80% de agua, de un 12-16% de carbohidratos (azúcares, básicamente) y en menor proporción grasas y proteínas.

Para saber bien cómo escogerlos, hay que fijarse en que tengan la piel arrugada, pero sea firme al tacto, y que tenga un buen aroma. Al ser una fruta perecedera, dura aproximadamente tres días en la nevera.

· Los higos secos son más ricos en fibra que los higos normales, contienen gran cantidad de hierro –por lo que son muy apropiados en situaciones de anemia- y tienen un mayor contenido en calcio. Al estar desecados contienen menos agua y más azúcar.

A diferencia de los higos frescos, se pueden encontrar en el mercado durante todo el año, ya que al contener gran cantidad de azúcares, se conserva en perfecto estado.

Beneficios de los higos

-    Ayudar a la circulación, regulando la presión arterial.

-    Su contenido en potasio ayuda a regular la retención de líquidos.

-    Poseen un alto contenido en fibra, lo que les hace alimentos óptimos en situaciones de estreñimiento o en problemas estomacales.

Receta de mermelada de higos

Hacen falta 1kg de higos limpios y pelados, 250g de azúcar y ½  limón.

Se lavan los higos y se colocan en un cazo con el azúcar y jugo de limón, dejando reposar unas horas para que maceren. Se ponen a fuego medio dejando cocer unos 35-40 minutos, removiendo de vez en cuando y desespumando. Cuando haya espesado, se retira la mermelada del fuego y si se desea, se puede triturar.

Para conservar, se mete la mermelada en un bote previamente esterilizado y se cierra bien. Después, se coloca boca abajo durante 24 horas para que haga vacío.

De este modo, podremos conservarla durante mayor tiempo.

Artículo por Medicadiet

Más

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>