Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

No te quedes con hambre aunque no puedas morder

ortodoncia

Cuando te ponen ortodoncia, implantes o te sacan una muela y te duele la boca, es habitual que te cueste masticar. Al igual que cuando eres más mayor y has tenido pérdidas dentales, los problemas de masticación no deberían impedirte realizar una alimentación completa como es la dieta blanda de fácil masticación. Ésta consiste en elegir alimentos blandos y modificar la textura de aquellos que no son tan blandos.

Que tus problemas de masticación no te impidan variar tus comidas

Te proponemos diferentes alternativas para que tu alimentación sea variada y equilibrada eligiendo las mejores opciones dentro de cada grupo de alimentos.

Hidratos de carbono:

  • Pan: no hace falta que retires el pan ya que puedes comer el pan de molde que es blandito y fácil de masticar. Además si vas a comer sopa puedes añadir trocitos de pan normal ya que se reblandece y se forma una pasta.

  • Pasta, arroz, legumbre y patata: estos alimentos varían su dureza dependiendo de los tiempos de cocción. Si se cuece el mínimo tiempo se quedan al dente y está más duro. Déjalo más tiempo y será más blando.

  • Galletas y cereales: te proponemos que untes las galletas en la leche o el café para que se queden más suaves y puedas masticarlos con normalidad. También puedes comer bizcocho (mejor casero) sin abusar demasiado.

Verdura: cómo ya sabes puedes hacer puré con cualquiera de las verduras de las que dispongas. Elige aquellas que sean menos duras si no las quieres triturar y trocéalas en pequeñas porciones. La acelga o las espinacas son más fáciles de masticar que por ejemplo las judías verdes o el cardo. Además si llevas ortodoncia escoge las menos fibrosas para que no se te queden restos incómodos en los brackets. Si lo que quieres es comer verdura cruda lo ideal será que te hagas un rico gazpacho o que comas tomate en ensalada, siempre que esté maduro y sin piel.

Fruta: lo ideal es que escojas la fruta más madura ya que está más blanda. Puedes probar a tomarla asada, cocida, en compota o en almíbar. También puedes hacer batidos de fruta.

Proteínas:

  • Carne: las carnes son más fáciles de masticar cuando son magras y menos fibrosas, por ello te resultará más fácil tomar pechuga de pollo o pavo en vez de un filete de ternera. Ocurre igual con los fiambres ya que será menos complicado que comas pechuga de pavo o jamón york en vez de jamón serrano. Otra opción es comer la carne picada en forma de albóndigas o hamburguesa. Puedes combinar la carne picada con pasta haciendo una rica lasaña o canelones que son fáciles de masticar.

  • Pescado: en general no hay problema para comerlo ya que es blando de por sí. Puedes mezclarlo con salsa para que esté más jugoso.

  • Huevos: los huevos son una buena forma de aportar proteína a la alimentación y además no hay problema a la hora de masticarlo en sus diferentes formas.

  • Queso: opta por el queso de tipo Burgos ya que es muy blando y puedes añadirlo en muchos platos. Además es el que menos grasas aporta. También puedes tomar queso de untar con el pan de molde, quesito o láminas de queso para fundir.

Lácteos: este grupo es el que menos problemas presenta a la hora de masticar. Además es muy cómodo si vas a tomar la media mañana o la merienda fuera de casa. Siempre puedes llevarte un yogur normal o líquido o tomar un café con tus compañeros.

Si sólo puedes comer sopas o purés

Si tu problema es más complicado y sólo puedes tomar alimentos de textura líquida como sopas o purés debes enriquecerlos para que aporten el mayor número de calorías ya que tu alimentación se verá más restringida. Te proponemos unos consejos:

  • Si has hecho sopa de cocido puedes rallar el jamón que se ha quedado cocido o añadir huevo duro rallado.

  • Añade una cucharada de aceite de oliva virgen extra después de hacer la sopa o puré para aportar energía.

  • Puedes poner leche en polvo en los purés para añadir energía y calcio.

  • Si vas a hacer puré añade arroz o legumbres o bien un poco de carne o pescado triturado. De este modo será más completo.

  • Aunque en muchas cremas se añade nata, mantequilla o queso no conviene abusar de ellos ya que aunque aportan energía también aportan grasa saturada.

  • Realiza batidos de fruta a los que puedes añadir leche, cacao o galletas trituradas.

  • Es importante que varíes tus platos todo lo que puedas. Además si sólo se toma purés y sopas es recomendable que sean de colores diferentes para que también disminuya así la monotonía. Por ejemplo añade acelga o espinaca para que sea verde, calabacín y patata para que sea blanco, zanahoria o calabaza para que sea naranja y legumbres para obtener un tono marrón.

Ya no tienes excusa para no comer de manera variada y equilibrada aunque tengas problemas de masticación. Pon en práctica cuanto antes estos consejos.

Artículo por Medicadiet

Más

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Barcelona931 187 928
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Comments (1)

Responder a Edward Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>