All Posts tagged educación nutricional

¡Hidrátate en el Ejercicio!

deporte agua

Todos sabemos que una correcta hidratación es fundamental a la hora de realizar deporte. Ya no solo por salud, para no sufrir deshidrataciones sino también para conseguir el máximo rendimiento.

Antes del esfuerzo

El deportista debe tener una correcta hidratación. Para ello 24 horas antes del esfuerzo debe beber cantidades generosas de fluidos.

Recomendaciones: ingerir entre 400 y 600 ml de líquido 2 ó 3 horas antes del ejercicio.

Respetando este tiempo, se permite al cuerpo excretar todo el exceso mediante orina antes del ejercicio.

Durante el ejercicio

La ingesta de líquidos debe ser suficiente para mantener el balance hídrico. Una deshidratación aunque sea leve afecta al rendimiento.

La ingesta de fluidos con Carbohidratos y electrolitos puede evitar la deshidratación. Ayuda a mantener un correcto ritmo cardiovascular , mejorando el rendimiento y retrasa el comienzo de la fatiga.

Recomendaciones: ingerir entre 150 y 350ml ó 6-8mg/kg/hora a intervalos de 15 a 20 minutos desde el comienzo del ejercicio.

En  aquellos deportes que duren más de 1 hora se recomienda ingerir una bebida con Carbohidratos en una concentración del 4 al 8%. Se debe ingerir una cantidad de sodio de 0.5 a 0.7 g/L

Después del ejercicio

Se debe consumir hasta el 150% el peso perdido, tras las primeras 6 horas después de la finalización del esfuerzo. El sodio ayuda a la rehidratación manteniendo la osmolalidad del plasma y por lo tanto el deseo de beber. Por ello te recomendamos que tomes un puñado de frutos secos por el mismo motivo, te repondrán sales y además te generarán ganas de beber.

Artículo por Medicadiet

Más

¿¡Aún no conoces el Programa Thao!?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

La mejor forma de evitar la obesidad cuando somos adultos es comenzar con una correcta alimentación desde la infancia.

En las últimas décadas, la obesidad infantil ha aumentado debido al cambio en los hábitos de vida y a la menor preocupación que ofrecen los adultos sobre la dieta y el ejercicio físico que llevan a cabo los niños. Es por eso que aparecen nuevos programas de intervención, para ayudar a los padres y a los educadores, ofreciéndoles toda la información y las técnicas más fáciles y efectivas para evitar el sobrepeso y la obesidad en los más pequeños.

La labor del Programa Thao:

Se trata de un programa que se lleva a cabo a nivel municipal y comunitario, para promocionar hábitos saludables entre los niños y niñas de 0 a 12 años y sus familias. Anima a las familias a llevar una alimentación equilibrada, variada, y una actividad física regular, sin olvidar la importancia de un hábito adecuado de descanso, y factores emocionales en cuanto a la relación familiar y social. Con esta iniciativa se pretende lograr la promoción de un estilo de vida saludable y prevenir enfermedades crónicas derivadas de estos malos hábitos.

El programa se instauró en 2007, y hasta la fecha, 77 municipios de toda España ya están participando.

El programa sigue las pautas establecidas por la Estrategia Naos contra la obesidad infantil, que lleva a cabo AESAN (Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición).

Thao interactúa mano a mano con los padres, educadores y niños, mediante el diseño y desarrollo de programas, proyectos y actividades a largo plazo basadas en la comunidad en general, y en las familias en concreto. Los municipios que ya están inscritos al programa reciben toda la información desde el comité central, que los coordina y se asegura de que las actuaciones sean correctas. ¡Cada vez son más los municipios inscritos!

 De todas formas, si Thao aún no está en tu ciudad, en su página web las familias pueden encontrar toda la información necesaria, de forma sencilla y práctica, para poder seguir el programa.

http://thaoweb.com/

Tienes a tu disposición desde información sobre la obesidad, estudios realizados, publicaciones, información de la comisión de expertos que participan en el programa, hasta sabrosas recetas, prácticos menús y juegos divertidos para  practicar en casa con los niños, que te ayudan a poner en práctica las acciones del programa Thao por ti mismo.

Además, los más pequeños tendrán la oportunidad de conocer a Toe, Hui, Are y Om, los Thaoines, personajes que les ayudarán a aprender la importancia de una correcta alimentación, del ejercicio físico y otras prácticas saludables importantes para su desarrollo y crecimiento.

Está en nuestra mano evitar ahora la obesidad para promover la salud del mañana. Tenemos todas las herramientas, solo falta ponerlo en práctica.

Artículo por Medicadiet

Más

Cómo Conseguir que los Niños Entablen Amistad con las Verduras

verduras1

Las verduras y los niños nunca han sido los mejores amigos. Pero aún así, son un alimento importante, y por eso nunca deben faltar en su dieta.

Verduras y hortalizas son ricas en fibra y agua. Ayudan contra el estreñimiento y favorecen una correcta hidratación. Además tienen un efecto saciante y favorecerán que no consuman otros alimentos en exceso, desequilibrando la dieta..

La importancia de este grupo de alimentos radica en su aporte de vitaminas y minerales. Los niños los necesitan para su crecimiento y desarrollo. La vitamina A y la vitamina C son fundamentales para un adecuado desarrollo de sus defensas. El ácido fólico (vitamina B9) es imprescindible para el crecimiento, así como el calcio y el hierro, para la formación de los huesos y de los glóbulos rojos de la sangre.

La vitamina C abunda en pimiento, coles, roma, judías verdes, espinacas… La vitamina A está en hortalizas de color rojo o anaranjado, como la zanahoria, la calabaza y el tomate, y también en espinacas, lombarda, brécol, lechuga, escarola…

El contenido en hierro es bajo, sin embargo, en verduras como acelgas y espinacas es bastante elevado. Para que se absorba mejor, es conveniente tomar en la misma comida algún alimento rico en vitamina C, por ejemplo una naranja de postre.

Pero estas razones no son válidas para conseguir que a un niño le gusten las verduras. Entonces, ¿qué hacer para que se las tome?

En primer lugar, los adultos deben dar ejemplo. Los niños aprenden por imitación, y si un adulto toma verduras en cada comida, lo verán como algo natural. No podemos pretender que nuestros hijos se tomen la verdura si nosotros no lo hacemos. Además, cuánta más variedad utilicemos en nuestros platos, el niño tendrá más donde escoger, y si una verdura en concreto no la tolera, podemos sustituirla por otra de propiedades similares.

Si los hacemos partícipes a la hora de hacer la compra y preparar los menús y las comidas, ese contacto directo les hará tener menos miedo a la hora de tomarlas. Deben empezar a comer solos desde pequeños, que jueguen con la textura y los diferentes sabores para descubrir que no son tan malas.

Las verduras congeladas son una buena opción para los padres que siempre andan con prisa; aunque es preferible que sean verduras y hortalizas frescas, que conservan mejor las vitaminas y minerales.

No intentes camuflarlas entre otros platos, conseguirás que los niños no quieran probar nuevos alimentos. Hay que ser pacientes, si en una edad concreta no les gusta cierta verdura, puede que en un tiempo cambie, y entonces les encante.

Aprovecha el gran colorido que ofrecen las hortalizas y verduras para alegrar los platos y que llamen la atención de los pequeños, por ejemplo, una divertida brocheta con hortalizas de diferentes colores. Ponlos en los lugares más accesibles de la cocina; cuando abra el frigorífico, que sea lo primero que vea, o coloca las zanahorias junto al frutero, para que sean accesibles en cualquier momento.

Si los niños aún se niegan a tomar verduras por sí mismos, una muy buena opción es prepararlas en puré. Se puede disimular el sabor añadiendo un poco de quesito, y es una forma muy fácil de que el niño pueda comer solo. O bien puedes enriquecer otros platos con verduras cortadas en trozos muy pequeños, o empleando puré de verdura para espesar sopas y dar sabor. Introdúcelas en tortilla o haz una pizza o canelones vegetales. Otra manera es hacer postres empleando hortalizas, como tartas o bizcochos de zanahoria o calabaza. ¡Acabarán encantándoles!

Existe tanta variedad y tantas formas de usarlas en la cocina, que no tienes excusa para no intentarlo con los pequeñines.

Artículo por Medicadiet

Más

Suspendemos En El Consumo De Sal Diaria

sal2

Según investigaciones realizadas en  la Escuela de Salud Pública de Harvard (aún no publicadas) el 75% de la población mundial consume el doble de sodio de lo recomendado. En España la situación es bastante alarmante. AESAN (la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición) ha calculado una media de consumo de 9,9 gramos de sal al día, el doble de lo que consideramos saludable.

¿Cómo podemos llegar a consumir una cantidad tan elevada de sal?

En realidad, del 100% de sal consumida, el 72% procede de la que es añadida a los alimentos industriales durante su fabricación; se usa como conservante más que para dar sabor, en los alimentos precocinados, el pan, las conservas…, la sal natural de los alimentos constituye un 8% y la sal con la que condimentamos los platos compone un 20%.

La sal, tal y como la conocemos, contiene un 60% de cloro y un 40% de sodio. La recomendación de la OMS de consumo de sodio al día es de 2,4 gramos de sodio (lo que equivale a 5 gramos de sal) como máximo, y para las personas con alguna patología como hipertensión arterial debe reducirse hasta 1,5 gramos al día. Con estos datos, podemos decir que las industrias no se preocupan de que estas cantidades sean tan elevadas.

¿Por qué necesitamos la sal en nuestra dieta?

Es la mayor fuente de sodio de nuestra dieta, y dicho mineral lo necesitamos para ciertas funciones del organismo, como:

Controlar la cantidad de agua del cuerpo humano, manteniendo el pH de la  sangre.

Introducir agua en el interior de las células para ayudar a que el cuerpo se mantenga hidratado.

Regular los fluidos del cuerpo.

Ayudar a la relajación muscular y a transmitir impulsos nerviosos.

Riesgos de un exceso de la ingesta de sal: ¿Por qué es tan alarmante?

A largo plazo podemos encontrarnos con consecuencias difíciles de revertir y que necesitan un control y cuidado en la dieta.

Hipertensión arterial: las arterias pierden elasticidad y se vuelven más rígidas dificultando el trabajo del corazón y los riñones. Esta patología es la causa de otros trastornos.

Retención de líquidos: cuánta más sal consumimos, más agua retenemos, y por tanto, eliminamos menos líquidos; esto favorece que se puedan generar edemas e hinchazones.

Desde Medicadiet, por encima de todo, apoyamos la dieta y la alimentación como la principal y mejor ayuda para prevenir o mejorar el estado de salud. Así que os damos algunos consejos que esperamos que os sirvan para mejorar los hábitos del consumo de sal:

· Antes de utilizar las conservas de vegetales y frutas, lavarlas.

· Sustituir la sal por otras especias y hierbas aromáticas que den sabor

· Tomar con frecuencia alimentos frescos para que puedas evitar el consumo de los procesados y precocinados, que contienen más cantidad de sal.

· Es mejor que añadas sal posteriormente al cocinado.

· Cocinar al vapor, ya que al no haber un medio con el que el alimento entra en contacto se conserva mejor el contenido natural del sodio y así evitaremos añadir sal.

· Adquirir sal con bajo contenido en sodio, ya que aporta la mitad de sodio que la sal común.

Aplica estos consejos. ¡Tu salud está en juego!

Artículo por Medicadiet

Más

¿Sabes qué es un Yogur?

yogurt2

El yogur pertenece al grupo de los alimentos funcionales, los cuales, además de tener su función nutricional, tienen la propiedad de prevenir enfermedades y mejorar el estado de salud, siempre en cantidades adecuadas.

Dentro de los alimentos funcionales nos encontramos con dos grupos muy importantes: los prebióticos y los probióticos. ¿Cuál es la diferencia entre ambos?

- Los alimentos probióticos son aquellos en los que se adicionan microorganismos vivos que permanecen activos en el intestino y ejercen importantes efectos fisiológicos, como contribuir al equilibrio de la flora bacteriana intestinal, y potenciar el sistema inmunitario. A este grupo pertenecen los yogures, las leches fermentadas…

- Los alimentos prebióticos son los que contienen ingredientes no digeribles que tienden a favorecer el crecimiento selectivo de bacterias intestinales beneficiosas, lo que es saludable para la flora bacteriana. Este grupo lo compone básicamente la fibra alimenticia, presente en frutas, verduras, cereales, legumbres, etc…

Beneficios de los Prebióticos y Prebióticos

· Son muy útiles en ciertos trastornos digestivos como la diarrea. Las bacterias lácticas, y el aporte de fibra, que es su sustrato, inhiben el crecimiento de microorganismos patógenos. Mejoran enfermedades que afectan al intestino o las regulan y se potencia la barrera contra infecciones.

· En el estreñimiento y el exceso de gases las bacterias lácticas favorecen el equilibrio de la flora intestinal, por lo que mejoran el tránsito y la hinchazón asociada al exceso de gases.

· Actúan en la diabetes y alteración cardiovascular. Contribuyen a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos.

· Mejoran la absorción de nutrientes y minerales. Entre ellos, la absorción de calcio, por lo que mejora la mineralización ósea y es una ventaja para personas con problemas de osteoporosis.

¿Por qué es tan importante el yogur en nuestra dieta? Gracias a la fermentación:

- Es una buena fuente de minerales como calcio, fósforo y magnesio.

- Contiene menos colesterol que la leche.

- Tiene la gran ventaja de ser más digestivo y para personas intolerantes a la leche de vaca no supone ningún riesgo, ya que al ser fermentado contiene muy poca lactosa.

Recomendamos consumir un yogur al día, para completar tu consumo de lácteos diario, y así mejorar el transito y las defensas, fundamentalmente.
Artículo por Medicadiet

Más