All Posts tagged educación nutricional

Alimento funcional: Fibra

Consumimos gran cantidad de alimentos ricos en fibra, sin saber los efectos saludables que tienen en nuestro cuerpo. Hay numerosos estudios que han demostrado sus beneficios y entre ellos se encuentra la disminución de los niveles de colesterol en sangre, principalmente el colesterol LDL, también llamado colesterol “malo”.

¿Conocéis a los 4 alimentos ricos en fibra más efectivos en contra del colesterol?

AVENA: Este cereal rico en fibra, lecitina y avenastrol, reduce el colesterol plasmático (sangre) y la absorción de colesterol en el intestino.

Un par de cucharadas de avena en un cuenco, junto con un yogur y fruta, es una buena opción para incorporar la fibra en tu dieta.

CEBADA: La cebada es otro cereal rico en fibra soluble capaz de disminuir el colesterol LDL, gracias a que contiene un compuesto llamado betaglucano.

Puedes introducir la cebada en tu dieta en forma de ensalada con arroz, una lata de atún, y pimiento rojo

LEGUMBRES: son muy ricas en fibra y destacan por su efecto reductor de colesterol en sangre y previenen en la formación de placas de ateromas en las arterias, que pueden desencadenar en enfermedades cardiovasculares.

Aquí tienes algunas ideas para consumir legumbres: en ensalada, en cremas, en sopas, humus (elaborado con garbanzos), guarnición de carnes o pescados… ¡acuérdate de ellas!

 MANZANA, UVAS, FRESAS Y CÍTRICOS: gran aporte en fibra. Incorpora al menos 4 – 5 piezas de fruta al día. Tanto fresca, en ensaladas, macedonia, zumos…

Más

Y los niños vuelven al comedor…

Empezaron las clases y con ellas el comer fuera de casa para muchos de nuestros pequeños. El comedor de guarderías y comedores escolares influye mucho en la alimentación de los niños, en la percepción de unos correctos hábitos alimenticios y en su estado nutricional. No olvidemos que constituye una parte importante de la dieta diaria que se repite cinco días a la semana. Por ese motivo, los padres debéis saber analizar el menú escolar de vuestros pequeños para completar su alimentación con las ingestas que realizan en casa para garantizar que el aporte nutricional a lo largo del día sea el adecuado.

Os queremos dar unos consejos muy sencillos para que pongáis en practica en casa:

 -          Ver calendario de menús, debemos hacerlo con antelación para organizarnos más cómodamente, una buena idea es hacerlo el fin de semana.

-          Planificar las cenas en función de las comidas, no repetir alimentos. Si comen ternera cenar pescado, si comen pollo cenar huevo, si comen verdura cenar ensalada…

-          Asegurar un correcto consumo de frutas, pescados, legumbres y verduras en casa. El consumo de pastas, arroces, carnes y lácteos suele estar garantizado en el comedor escolar.

-          Educar con el ejemplo, no debemos olvidar que la educación nutricional también se aprende en casa.

Es importante involucrarse en la alimentación de nuestros hijos, no sólo en casa, también fuera de ella. Deben seguir una alimentación variada y equilibrada para aportar todos los nutrientes que necesitan para garantizar un mayor rendimiento físico e intelectual.

Más

Falsos Mitos: Saltarse una comida adelgaza

Seguro que más de una vez has oído: “Deja de comer y ya verás como adelgazas” o “Hoy me voy a la cama sin cenar”

Pues saltarse una comida es un mal hábito que puede desencadenar en el efecto contrario al que buscas. Tu organismo puede comenzar una fase de ayuno al principio de la cual utilizará tus reservas como fuente de energía, pero a medida que el ayuno continúa:

· Disminuye tu gasto metabólico, por lo que comienzas a quemar menos, y causa efectos negativos como nauseas, fatiga o disminución de la presión arterial.

· Además, se produce un aumento de la producción de insulina, por lo que a mayor cantidad de insulina, mayor es la sensación de apetito y la cantidad de alimentos que nuestro cuerpo necesita para saciarse. Produciéndose así más hambre y haciendo que tiendas a almacenar lo que come más que a quemarlo.

Recuerda que la comida alimenta tu estado de ÁNIMO y una dieta pobre de nutrientes puede disminuir los niveles de serotonina (hormona que regula el estado de ánimo, el sueño y el apetito), esto provoca un aumento de necesidad por comer o incluso ansiedad.

Os aconsejamos realizar siempre 5 comidas diarias:

DESYUNO – MEDIA MAÑANA – COMIDA – MERIENDA – CENA

Hay que saber que el desayuno, almuerzo y cena son las comidas principales y la media mañana y merienda, son tentempiés que hacen de enlace entre unas y otras.

La ingesta de alimentos debe ser cada 3-4 horas. Esto favorece un aumento del gasto metabólico y nos ayuda a evitar la ansiedad y a llegar con excesivo hambre a la siguiente comida.

De esta forma, la cantidad de alimentos en cada toma serán menores y evitaremos el  famoso “PICOTEO”. Se trata de hacer cinco comidas diarias de forma LÓGICA y ORDENADA.

Más

Qué no se nos olvide merendar

La merienda es una de las tradiciones más arraigadas y entrañables desde nuestra infancia y que no debemos perder porque no es sólo cosa de niños, además es muy saludable y recomendable.

Lo ideal es no estar más de 3-4 horas sin ingerir ningún alimento, de esta manera garantizamos un aporte adecuado de nutrientes, un metabolismo más eficiente y menos ansiedad, lo cual es muy común en personas que hacen solamente las comidas principales y excluyen la merienda.

Las meriendas han de ser balanceadas combinando alimentos de al menos dos grupos de alimentos, hidratos de carbono, frutas, lácteos…

Hoy os proponemos ideas para merendar:

-         Pulga de atún con tomate y un zumo de naranja

-         Macedonia de fruta con yogur y cereales

-         Pan tostado con jamón de york con queso fresco

-         Un vaso de leche con 6 galletas maría

-         Sandwich de jamón y queso

-         Batido de frutas con cereales

-         Pan tostado con salmón ahumado y piña

Consejo: No abusar de las “meriendas industriales” (bollería), por lo general, son excesivamente hipercalóricas y con un bajo valor nutricional siendo elevado el contenido en grasas y azúcares simples de fácil absorción. Eso no quiere decir que no se puedan tomar nunca pero si debe ser un consumo muy esporádico. Hay que tener especial cuidado con los más pequeños para no cometer el error de inculcarles malos hábitos alimentarios.

Más