All Posts tagged experiencias personales

Chadia Chaouch, Luchadora contra el Cáncer, Experiencia Personal en Medicadiet

tyuiiyui

Chadia empezó su tratamiento después de ganar 35 kg tras sufrir cáncer de mama en dos ocasiones. No sólo ha perdido ese peso sino que ha recobrado las fuerzas para ser una persona activa, e incluso para correr maratones y para escribir un libro con su experiencia. Hoy nos cuenta su experiencia personal con los nutricionistas de Medicadiet.

El próximo 24 de noviembre celebramos el día mundial del Dietista-Nutricionista, dedicado al cáncer, mitos y la nutrición, organizado por el consejo general de dietistas nutricionistas.   Aprovechamos esta fecha para divulgar la experiencia de Chadia con los nutricionistas de Medicadiet.

Más

Una Alimentación Low Cost, pero Saludable

presupuesto limitado

En esta complicada época en la que vivimos, es lamentable que muchas familias tengan que apretarse el cinturón en algo tan básico y esencial como es la alimentación. Es una realidad existe una limitación en el presupuesto de la compra que  en muchos casos lleva a una alimentación deficitaria teniendo una repercusión negativa sobre la salud.

SI tienes un presupuesto ajustado, debes vigilar bien lo que compras para tener una alimentación completa y equilibrada.  La clave está en adquirir unos mínimos conceptos de nutrición para adaptarlo a nuestra compra, ahorrando y eligiendo los alimentos más adecuados para nuestra salud y nuestro bolsillo.

Te damos unas pautas para que aprendas a elegir eficazmente cada grupo de alimentos:

 HC: es un grupo de alimentos muy necesario, fácil de cocinar y asequible. El truco para este grupo es la alternancia.  Opta por comer 2-3 dAías a la semana pasta, arroz o patata, te ayudará a completar más los nutrientes que necesitas y a no caer en el aburrimiento.

Es un buen momento para recuperar los platos de cuchara y qué mejor que nuestras amigas las legumbres. Nos aportan proteína vegetal, mucha fibra, ácido fólico, hierro y potasio. Si las acompañas con arroz, asegurarás un suficiente aporte de proteína. Es un plato nutritivo, completo y barato, de un kilo de legumbre puedes obtener 10 platos.

 PRO: Es recomendable incluir un mínimo de alimento proteico en comida y cena:

Las carnes magras, además de reducir la cantidad de grasa en nuestra dieta, se ajustan a los bolsillos más modestos.

¡No renuncies al pescado, compra congelado!: su calidad nutricional no varía respecto al fresco. Además desde el punto de vista de Seguridad Alimentaria éste tiene una gran garantía, ya que evita la proliferación de microorganismos.

Otra opción son las conservas de pescado y de marisco, tienes multitud de opciones y tipos, anímate a probarlas.

VER y FRU:

Elige las de temporada, te saldrán más baratas. Idea: escoge hortalizas que posibiliten diferentes técnicas culinarias, por ejemplo, el puerro: lo puedes hacer a la vinagreta, en cremas/purés, en guisos, ensaladas,  en pastel, como guarnición etc. Te dará más amplitud para realizar más platos con el mismo producto.

Con las frutas puedes hacerlo parecido: cómetelas de distinta manera: la pieza entera, en batidos, en compotas, con yogur, en macedonia, etc. Así no caerás en  rutina.

Aunque no haya mucho presupuesto, confía en que una alimentación sana y equilibrada si se puede llevar a cabo.

Artículo por Medicadiet

Más

Samuel Higuera, experiencia personal en medicadiet

Samuel Higuera

Samuel tiene 28 años y empezó su tratamiento hace un año con nosotros. En este tiempo ha logrado no sólo su objetivo de pérdida de peso, sino también el de aprender a comer y cambiar sus hábitos.

¡He perdido 22 kilos!

—————————————
Nota importante de medicadiet:
Un tratamiento nutricional no puede garantizar los mismos resultados en todas las personas. En Medicadiet trabajamos en un contexto de salud y con nutrición equilibrada y mediterránea, como indica la evidencia científica: Nuestros Planes Nutricionales siguen el consenso de FESNAD-SEEDO para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso
—————————————

¿Qué cosas han cambiado en tu vida desde que empezaste el tratamiento?

Mi vida hace 9 meses era totalmente descontrolada. Mis comidas no seguían un orden, podía desayunar muy pronto o sencillamente no desayunar. Sobre las comidas y cenas sobre todo es basaban en comida basura para salir del paso (ya que no tenia mucho tiempo al estar estudiando) y sobre todo, a lo que mas recurría era a picar entre horas con todo tipo de snacks y bebidas azucaradas, que ha día de hoy sé que es lo que mas daño me hacia.

 El yo de ahora sabe lo que come, tiene una dieta controlada en base a mi actividad diaria. Realizo cinco comidas al día, algo que es fundamental para estar bien alimentado y sobre todo me siento sano. Algo que antes no podía decir completamente, ya que cuando empecé el tratamiento pesaba casi 99 kg y el subir una escalera era un reto. A día de hoy, peso sobre los 76 kg y hace dos días realicé el triatlón popular de la casa de campo, algo que todavía se me hace raro.

 En conclusión, en mi vida en lo referente a mi peso, ha cambiado totalmente. Ya que he pasado de ser una persona sedentaria a realizar competiciones populares deportivas (algo que para mi era un mundo pensarlo).

¿Qué objetivos has cumplido?

Mi principal objetivo era cambiar, y lo he cumplido con creces. Ya que puedo decir que el que salía en la foto hace 9 meses no era yo, por que el cambio es espectacular. Pero eso es lo de menos, ya que lo más importante, es que el cambio sobre todo se manifiesta en mi salud.

¿Por qué recomendarías a otras personas este tratamiento?

Lo recomendaría a aquellas personas que tienen voluntad de cambiar y mejorar día a día. El tratamiento y las pautas te las enseñan pero el que tiene que llevarlas a cabo son la propia persona. Si esa persona tienen voluntad, el tratamiento y el método es sencillo para poder llevarlo a cabo. Por lo tanto lo recomendaría, por que es un tratamiento eficaz si la persona pone de su parte, así que animo a todo el mundo a que tengan ganas y cambiar.

¿Qué desventajas ves en el método, qué es lo que más trabajo te cuesta?

Las desventajas que pueda haber, son las que nos pongamos nosotros mismos. Porque las herramientas nos las dan, los conocimientos para saber comer también pero el resto, es trabajo de nosotros y las desventajas del método son las que cada persona se pueda llegar a marcar.

Lo que más trabajo me costó, fue la transición de comer muy mal a comer bien. Pasada esa transición el resto fue relativamente bien.

Dificultades con las que te has encontrado durante el tratamiento

La principal dificultad ha sido el pasar de no saber comer a comer bien y equilibrado; además de dejar que mi cuerpo se adaptase a mi nueva vida.

¿Cuál de los puntos desde donde enfocamos en tratamiento te ha sido más útil y por qué?

El punto más útil ha sido el que el tratamiento me ha enseñado a saber comer y hacerme ver que mi alimentación antes era muy mala. Algo que tenia que cambiar y afortunadamente puedo decir que lo he conseguido.

Más

Matilde Sánchez, Experiencia Personal en Medicadiet

Matilde Sánchez tiene 56 años y comenzó en medicadiet a principios de noviembre de 2011, aquí nos cuenta cómo ha sido este año de tratamiento con nosotros. ¡Ahora se encuentra ya en la última fase!

¡He perdido 17 kilos!

—————————————
Nota importante de medicadiet:
Un tratamiento nutricional no puede garantizar los mismos resultados en todas las personas. En Medicadiet trabajamos en un contexto de salud y con nutrición equilibrada y mediterránea, como indica la evidencia científica: Nuestros Planes Nutricionales siguen el consenso de FESNAD-SEEDO para el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso
—————————————

Yo descubrí Medicadiet a través de Internet. Por casualidad la encontré, me puse a leer todo lo que exponen en su Web y decidí probar.

Había ido acumulando kilos, como seguramente tantas de [email protected] en varios años por dejadez, desmotivación u otras causas.

Hace como 28 años hice una dieta en la que rebajé 26 kilos y me quedé muy bien y ¡como siempre te dicen… a partir de ahora tienes que estar siempre vigilante, comer verduras, carnes y pescados a la plancha… nada de dulces, fritos etc!

Total, una vigilancia constante para no subir de peso y la envidia de ver pasar cosas buenas por delante de ti, hacen que poco a poco bajes la guardia, te desmotives  e incluso que llegue un momento en el que todo te de igual.

Llegada ya a mi edad (56 años) y con la menopausia, van saliendo pequeños achaques y piensas ¡si no me quito ahora estos kilos de más, no me los quitaré nunca!, pero nunca encontraba el momento de empezar y la moral por los suelos.

Algunas compañeras de trabajo me hablaban de dietas que funcionaban muy bien, perdiendo peso y acompañando con gotas, pastillas de hierbas etc… pero eso a mí no me convencía; hasta que por prescripción médica de mi traumatólogo y mi ginecólogo me dijeron que era conveniente que para paliar un poco mis dolencias me planteara el bajar algo de peso.

Empecé a mirar por Internet centros de nutrición pensando en que, si alguien experto con un buen método para adelgazar y un seguimiento me llevaba, me resultaría más fácil y me darían la motivación que me faltaba. Tampoco estaba dispuesta a gastarme una fortuna en uno de esos sitios “milagrosos” que te garantizan que las bajadas de peso serían permanentes…

En Medicadiet en ningún momento te prometen ningún milagro, ni nada irrealizable. Te enseñan a comer, a como compensar los excesos que puedas hacer. No te dan una dieta cerrada sino que eres tú quien eliges que es lo que comes, te dan pautas o “trucos” para que no tengas en ningún momento tentaciones o sensación de hambre…

En mi caso al mes de empezar llegó Navidad y pensé: ¡Verás como ahora en estas fiestas, o me privan de comer ciertas cosas o cojo peso! Pero cuál fue mi sorpresa cuando seguí bajando peso y comí las cosas que comían cualquiera de mis familiares y amigos. Este verano en vacaciones me pasó lo mismo; me fui una semana a un hotel con buffet libre y pensé ¡Con la tentaciones que hay en un buffet… verás con cuantos kilos de más vuelvo a casa! Efectivamente cogí algo de peso, pero como eso ya estaba previsto, seguí las pautas que me habían dado para la vuelta de vacaciones y cuando fui a la siguiente sesión ya estaba otra vez en el peso de antes de irme de vacaciones.

Adquieres unos hábitos de alimentación casi sin darte cuenta y sin sacrificios.

Quien venga pensando que va a bajar peso en poco tiempo, que no lo empiece…, es lenta pero segura. A veces puede que no bajes lo que esperas y que te sientas un poco frustrado, pero ¡te dan un golpe de timón en las pautas y, vuelves a bajar peso!. Yo he bajado en un año 18 kilos y la piel no se me ha quedado ni flácida, ni arrugada.

Estoy menos fatigada y tengo más ganas de hacer cosas que antes me solo de pensar en hacerlas me daba pereza.

Lo que más me costó fue hacer los ejercicios de gimnasia que me sugirieron para ir tonificando mis músculos, ya que para ese tipo de cosas soy muy perezosa, pero como me gusta mucho andar, hice el cambio por esa otra actividad y me ha ido muy bien.

Ahora estoy muy atareada en los ratos perdidos que tengo, ya que estoy arreglándome toda la ropa de invierno que me ponía el año pasado y que ahora me baila y ¡he sacado otras que tenía guardadas por si algún día conseguía ponérmelas… y ya me las pongo, e incluso las he tenido que arreglar también porque me quedaban grandes! Y ¡qué gozada poder entrar en las tiendas, probarte los modelitos que te gustan y entrar en ellos…!

Dentro de poco empezaré con la fase de mantenimiento, ya que estoy llegando a mi meta. No sé muy bien en que consiste esa fase, pero viendo los resultados que he obtenido hasta ahora, pienso que dará tan buenos resultados como la dieta de intercambios.

Desde aquí ¡gracias a todo el equipo de Medicadiet y especialmente a MARÍA que es la nutricionista que ha velado todo el tiempo en que las bajadas de peso fueran una realidad!

Más