All Posts tagged psicología

La Obesidad, ¿la Epidemia del Siglo XXI?

sonrisa

El 14 de diciembre fue el día nacional de la persona obesa, por ello hoy vamos a hablar de la obesidad. La obesidad se empezó a considerar una enfermedad en Estados Unidos. A partir de este verano también en España la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad (SEEDO) la clasifica como una enfermedad.

¿Qué es la obesidad?

La OMS ha definido la obesidad y el sobrepeso como una acumulación anormal o excesiva de grasa, que puede ser perjudicial para la salud. Ambos se miden por el IMC (índice de masa corporal), que se halla dividiendo el peso en kilos de una persona entre su talla en metros al cuadrado. Cuando el IMC es igual o mayor a 25, hablamos de sobrepeso. Si es igual o mayor a 30, se considera obesidad.

La  que llaman la “epidemia del siglo XXI” está cada vez más extendida. Más de la mitad de la población adulta de la Unión Europea sufre sobrepeso u obesidad y en España esta cifra es de un 62%: el 39% de la población tiene sobrepeso y el 23% tiene obesidad. Los países con el IMC más altos son Méjico, Venezuela y Guatemala; Estados Unidos también tiene de media un IMC considerable.

Hasta hace relativamente poco se hablaba de la obesidad como una enfermedad típica en países desarrollados con altos ingresos, pero está afectando también a países menos desarrollados. Es una epidemia mundial responsable de la muerte de casi tres millones de personas al año.

La obesidad y el sobrepeso no conllevan solo consecuencias negativas en cuanto a estética, sino que favorecen la aparición de otras enfermedades como la diabetes, las enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial, la artrosis, la gota, algunos tipos de tumores y cánceres…

¿Cómo se evita?

La obesidad se está extendiendo cada vez más porque estamos occidentalizando nuestra dieta, alejándonos así de la dieta mediterránea, de los alimentos de origen vegetal y de la vida sana que hemos estado llevando tanto tiempo y que nos ha aportado beneficios como la reducción en la prevalencia de enfermedades cardiovasculares.

Cuidando nuestra alimentación y haciendo ejercicio físico habitualmente se puede prevenir y tratar. Un abuso de fármacos en un tratamiento donde no se controlen los dos pilares anteriormente citados no servirá de mucho.

Y ya se sabe lo que dicen: mejor prevenir que curar. En este caso cuanto más nos cuidemos y menos tiempo dejemos pasar sin controlar la dieta y el ejercicio, menos nos va a costar cambiar de hábitos y mantener un modo de vida sano para prevenir posibles y futuras complicaciones.

Más

AUDIO: Escucha la charla sobre Motivación para Adelgazar y Control de la alimentación

El jueves pasado os invitamos a disfrutar de la charla con nuestra psicóloga Miriam Magallón sobre cómo mejorar tu Motivación para Adelgazar. Hoy os dejamos el audio para los que no pudísteis venir:

AUDIO: charla para Aumentar tu Motivación para Adelgazar

Por otra parte, DENTRO DE UNA SEMANA EMPIEZA EL CURSO-TALLER sobre este mismo tema, también dirigido por Miriam. Podéis descargar la información aquí:

Descarga aquí el programa del curso en pdf

Para más información, contáctanos en el teléfono +34 91 550 30 14.

Más

¿Eres un comedor inconsciente?

 
Comiendo

Si llegas a la mesa  y devoras lo que tienes frente a ti; si hablas al tiempo que comes y tu plato se vacía sin darte cuenta; si apenas recuerdas el sabor o la textura de la última comida que hiciste… probablemente eres un comedor inconsciente.

El término inconsciente alude a aquellas personas que comen sin conciencia, es decir, sin darse cuenta. Comen distraídos con mil estímulos externos que les alejan de sus sensaciones internas al ingerir comida. La ansiedad o la compulsión les lleva a comer apenas sin masticar y sin tiempo para percatarse del sabor, la temperatura, la apariencia, el olor, la textura…  Sí, aunque os parezca increíble, todas estas cosas se pueden percibir cuando uno pone conciencia en lo que come.

Tres consejos prácticos para comer conscientes

Aquí van algunos consejos prácticos para ser consciente en nuestras comidas:

- Trata de mantener unos hábitos y horarios en las comidas: un sitio tranquilo, sin televisión u ordenador y  luminoso; recuerda que hacer 5 comidas al día te libera de la sensación de hambre voraz  y te permite controlar la cantidad de comida que tomas en cada una de ellas.

- Utiliza los sentidos al comer: observa su “pinta”, huele, paladea los sabores, siente su textura  y su temperatura. Imagina que eres un “gourmet” que disfruta con cada ceremonia de comer

- Mastica: no tengas prisa. Si es posible mastica 20 veces cada bocado; así tendrás una mejor digestión al triturar el alimento más y le darás tiempo al cerebro para que te envíe la sensación de saciedad en 20 minutos.

¿Buscas apoyo profesional para mejorar tus hábitos de alimentación?

Si necesitas contactar con un profesional que te ayude mejorar tus hábitos de alimentación de forma saludable con dieta mediterránea, apoyo psicológico y el método por intercambios, puedes solicitar una primera consulta gratuita pinchando aquí. Estamos en Madrid, Barcelona y Zaragoza, y atendemos por videoconferencia en el resto del mundo.

Solicita tu Consulta Gratis

 
Artículo invitado por Miriam Magallón Soneira
Psicóloga y terapeuta gestalt
Responsable de los talleres y cursos de motivación de medicadiet
www.psicologo-madrid.net
www.terapiaypsicologia.com
 
Más

Alimentación y estado de ánimo

Nutrición y equilibrio

De forma intuitiva, todos hemos relacionado alguna vez nuestro estado de ánimo con nuestra alimentación.  La ansiedad antes de comer, o la alegría tras un tentempié no son casuales. En este artículo te contamos cómo influyen los alimentos o la falta de ellos en tu humor.

Cuando se come demasiado poco

Es muy típico que se experimente un estado de apatía, o irritabilidad cuando se realiza una dieta demasiado restrictiva. Esto no sólo se produce por el hecho de estar en una fase de control  de la alimentación, sino que el evitar ciertos productos que en otras circunstancias se consumirían, puede provocar frustración o ansiedad.

tristeTambién se produce este cambio por la falta de algunos nutrientes que influyen en el correcto funcionamiento de nuestro sistema nervioso. Una alimentación desequilibrada puede producir carencias específicas de vitaminas o minerales que se manifiestan mediante síntomas o sensaciones como apatía, desgana, irritabilidad, nerviosismo, cansancio, falta de atención, fallos de memoria, de concentración e incluso depresión. Por ello es recomendable el manejo de dietas equilibradas, para que las ingestas mínimas recomendadas de estos nutrientes sean respetadas.

Iniciar una dieta equilibrada como las que hacemos en medicadiet, siempre conlleva un cambio de hábitos y algunas renuncias.  Esto puede generar ansiedad, y por eso es importante trabajar la motivación y aprender técnicas para controlar las situaciones de riesgo. Tu nutricionista personal y nuestros talleres de grupo, te enseñarán las herramientas adecuadas para superar estas dificultades.

Glucosa, la gasolina del cerebro

La principal fuente de energía del cerebro es la glucosa. Para conseguir un nivel de glucosa constante en sangre debemos consumir con la frecuencia adecuada (cada 3 ó 4 horas) alimentos ricos en hidratos de carbono como arroz, pasta, legumbre ó patata. Una hipoglucemia mantenida puede ser la causa del nerviosismo, la irritabilidad ó el cansancio

Otros nutrientes que afectan al equilibrio psíquico

como bien, estoy feliz

El triptófano, la hormona del humor

El triptófano es un componente de las proteínas y es necesario para la producción de serotonina, también llamada hormona del humor. Esta hormona actúa como neurotransmisor que regula el estado de ánimo. Esta sustancia también determina nuestros ciclos de sueño y de vigilia.

Alimentos ricos en triptófano: huevos, lácteos, pescados, carnes, legumbres (soja), frutos secos, frutas (plátano, piña, aguacate).

Vitaminas del grupo B

Las vitaminas del grupo B son las que más influyen en el buen funcionamiento del cerebro y del sistema nervioso en su conjunto. Participan en las reacciones de obtención de energía, especialmente la B1; la B3 es esencial para el equilibrio psíquico; la B5 interviene en la síntesis de hormonas del estrés. La B6 y B12 intervienen en la síntesis de neurotransmisores, junto con el zinc y el magnesio.

Alimentos ricos en vitaminas grupo B: cereales integrales, levadura de cerveza, germen de trigo, legumbres, frutos secos, etc. La B12 está en la carne, huevos, pescado, y también en el miso, polen, espirulina, algas marinas.

Ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos esenciales forman parte de las células del cerebro y son fundamentales para el desarrollo y funcionamiento del sistema nervioso.

Están presentes en el aceite de semillas, frutos secos, germen de cereales, aguacate, cereales integrales, soja y germen de trigo.

Hierro

El hierro también participa en la síntesis de neurotransmisores. Por ello, el déficit de este nutriente se relaciona con menor capacidad de concentración, de atención y de memoria.

Alimentos ricos en hierro: almejas, berberechos y similares, levadura, morcilla, vísceras (hígado, riñón), germen de trigo, foie gras, carnes (sobre todo de caballo), pescados, legumbres, frutos secos o cereales integrales.

Alimentos estresantes

colaLa cafeína, el té, las bebidas de cola, el cacao y el chocolate contienen sustancias estimulantes del sistema nervioso central y pueden causar agitación y nerviosismo si se ingieren en grandes cantidades. El ginseng también es un potente excitante y se añade a ciertas bebidas estimulantes o se consume como complemento.

Es importante saber que el alcohol altera al sistema nervioso ya que es un tóxico para las células del cerebro.

El uso continuado de sustancias estimulantes puede producir desgaste nervioso, agotamiento y falta de adaptación al estrés.

Conclusión

Los dos pilares fundamentales de un buen estado de salud son la nutrición y el equilibrio psíquico. Ambos están directamente relacionados y el desequilibrio en alguno de ellos afectará negativamente al otro.  Una dieta balanceada que aporte todos los nutrientes nos va a permitir gozar de una óptima salud mental y felicidad.


medicadiet, adelgazamiento y nutrición

Más