medicadiet

Cómo sobrevivir a las vacaciones cuidando la alimentación: trucos y recomendaciones

Por fin llegan las esperadas vacaciones de verano y como todos los años, amenazan con venir cargadas de helados, comidas fuera de casa, cócteles en la playa y salidas con los amigos. Son fechas plagadas de excesos y es muy fácil caer en ellos y que el cuerpo y nuestra salud acaben resentidos por ello.  Desde Medicadiet, queremos ofrecerte diversos trucos para sobrevivir al verano de manera algo más saludable y sin tener que renunciar al placer de las vacaciones.

1. Tener siempre fruta cortada en la nevera

Pocas cosas apetecen más en un día de mucho calor que un poco de sandía o melón bien fresquito. Pero claro, hay que cortarlo, y ponerse a partir una sandía de 5kg puede ser un reto y a veces la pereza puede ganarnos la partida y al final es más fácil abrir el congelador y coger un helado. Por eso, es buena idea dedicar un momento de tu semana a trocear toda la fruta y dejarla en la nevera o en el congelador para cuando nos apetezca picar entre horas. También es buena idea tener fruta congelada a mano para hacer batidos y granizados caseros en un santiamén.

2. Hacer ensaladas creativas

Las ensaladas son un plato frío que da mucho juego en verano, porque puedes añadirles casi cualquier cosa y eso hace que existan infinidad de combinaciones saludables Te permiten combinar cualquier verdura que te guste, legumbres, fruta, arroz, frutos secos, queso fresco, pasta integral, atún, huevo duro… Las combinaciones son casi infinitas, y más teniendo en cuenta la gran variedad de aliños caseros que podemos elaborar de manera rápida y sencilla (tenemos un artículo entero sobre aderezos frescos para el verano). Además, en la mayoría de los casos elaborar nuestras ensaladas no requiere grandes cocciones y son el plato perfecto para hacer cuando no disponemos de mucho tiempo o para llevar en un tupper a una excursión o a la playa.

3. Mantener la nevera llena de productos saludables

Seamos sinceros, es normal aprovechar las vacaciones de verano para salir a tomarnos un helado con la familia o sentarnos en una terraza a tomarnos algo con los amigos de vez en cuando. No te haces ningún favor si además de esas ocasiones, te llenas en congelador de helados y la nevera de cervezas para tenerlos a mano cada vez que te de el gusanillo. Es mucho más fácil que mantengas una alimentación saludable si guardas en la nevera o en el congelador fruta y verdura de temporada, o snacks saludables como humus para cuando te entre hambre entre horas.

4. Elegir opciones saludables

Hemos dicho que es normal salir a comer de vez en cuando y darnos un capricho, pero cuando estamos de viaje y tenemos que comer de restaurante día sí y día también es conveniente moderarse y buscar las opciones más saludables, como ensaladas, cremas frías de verduras, o carnes y pescados a la plancha.

Esperamos que os animéis a seguir estos sencillos trucos para sobrevivir a la etapa de vacaciones cuidando la alimentación y no por eso dejando de disfrutar del más que merecido descanso.

Artículo por  Medicadiet.