medicadiet

¿El Huevo Aumenta el Colesterol?

¿Quién no ha oido alguna vez que tomar huevo aumenta el colesterol? No es de extrañar porque durante años organismos nacionales e internacionales relacionados con la salud y la nutrición diseñaron guías donde se restringía drásticamente el consumo de huevos por ese motivo.

En la actualidad numerosos estudios han demostrado que los niveles de colesterol en la sangre dependen de la proporción de grasas insaturadas y saturadas presentes en los alimentos, no sólo del colesterol que nos aporten.

 La yema del huevo, que es donde se concentra el aporte graso, es predominate en ácisos grasos insaturados frente a los saturados. Por eso, a pesar de aportar mucho colesterol (500mg por cada 100g), no tiene una relación tan directa con los nieveles de colesterol sanguineos.

 A todo esto se suma que la yema del huevo es una buena fuente de lecitina y hay estudios que han demostrado que interfiere en la absorción de colesterol a nivel intestinal.

 Por lo tanto, se puede y se debe consumir huevo a pesar de tener elevados los niveles de colesterol. Es un alimento muy rico desde el punto de vista nutricional, destaca sobre todo por una proporción excelente de aminoácidos esenciales. Por ese motivo, su aporte proteico se toma como patrón de referencia para determinar la calidad proteica de otros alimentos.

 Lo ideal es tomar de 2 a 4 huevos a la semana dentro de una alimentación equilibrada donde estén presentes otros alimentos proteicos como las carnes, pescados, o los frutos secos.

Ideas Principales sobre Los Fitoesteroles

Los fitoesteroles son sustancias similares al colesterol humano presentes en algunos vegetales. Si los incluimos en nuestra dieta bloqueamos la absorción de colesterol, favoreciendo así su eliminación.

Su consumo es recomendado para toda la población pero en especial para las personas con hipercolesterolemia.

Son fuente de fitoesteroles naturales la soja, las nueces, las almendras, los cacahuetes, las pipas de girasol, los cereales con grano y los aceites vegetales.

Hoy en día también los podemos encontrar en muchos alimentos funcionales que están enriquecidos en ellos: yogures, leches, margarinas, galletas…

Una Dieta para estar Perfectos el Día de Vuestra Boda (+VIDEO)

María te lo cuenta en vídeo

Ahora que el gran día se ve en el horizonte, queréis que todo salga perfecto. Es importante que lleguéis sintiéndoos bien, seguros y guapos, pero aún lo es más estar sanos.

 La alimentación es una prioridad en todos los momentos de nuestras vidas, pero cuidarla en los meses previos a vuestra boda tiene una ventaja adicional. Y es que comer bien va a reflejarse directamente en vuestro aspecto y en la energía que vais a transmitir ese día y el tiempo de después.

 Como en todo lo demás de vuestra boda, en la alimentación también se necesita una preparación anticipada, y para ello, os proponemos a continuación algunas ideas a seguir. ¡Estáis a tiempo!

La Dieta Mediterránea, Ejemplo de Alimentación Saludable

Quien nos conoce sabe que Medicadiet es sinónimo de Dieta Mediterránea. Todos los planes nutricionales que diseñamos, independientemente del objetivo a conseguir (bajar peso, aumentarlo, control de glucemía, colesterol….), van enfocados a seguir una alimentación saludable y, por lo tanto, completa y equilibrada.

La Dieta Mediterránea se caracteriza por el consumo de frutas y verduras, hidratos de carbono complejos, frutos secos, legumbres, pescados, carnes blancas y, especialmente, la utilización de aceite de oliva virgen como fuente principal de grasa para cocinar y aliñar las comidas, así como un bajo consumo de grasas de origen animal y bollería industrial.

  • Los cereales, las pastas, el arroz y las legumbres deben ser la base de nuestra alimentación. Nos aportan carbohidratos complejos, vitaminas, minerales y fibra. Las legumbres, a su vez, también nos aporta una cantidad considerable de proteínas vegetales.
  • Las verduras y las frutas son fuente esencial de antioxidantes naturales. Además nos aportan numerosas vitaminas, minerales y fibra.
  • El pescado, la carne, las aves y los huevos  son la principal fuente que tenemos de proteínas, su consumo debe ser equilibrado para respetar que la alimentación sea variada. Son fuente de vitaminas del grupo B, de hierro y de zinc.
  • Los productos lácteos nos aportan proteínas, vitaminas y minerales. La leche, el yogur y el queso son las mejores fuentes de calcio.
  • Aceite de Oliva, siendo la grasa por excelencia para aliñar y elaborar los platos. Es rica en ácido oleico, una grasa monoinsaturada a la que se le atribuyen numerosas propiedades cardiosaludables.

 

Imagen: Fundación Dieta Mediterránea

¿Conoces la Levadura de Cerveza?

La levadura de cerveza se utiliza en la alimentación añadiéndose a otros platos y alimentos para enriquecer su valor nutricional.

Es muy rica en nutrientes como proteínas, vitaminas B5 y B6, magnesio y azufre. Estos nutrientes soy muy importantes en el desarrollo de diferentes estructuras como el cabello, las uñas o la piel. Y cuando faltan o no son suficientes, fruto de una mala alimentación o de la realización de dietas no equilibradas, se refleja en nuestro aspecto exterior.

Por ello, la levadura de cerveza es una buena opción para asegurarnos que ingerimos estos alimentos. Aunque, por supuesto, su uso debe ir acompañado de una dieta equilibrada y variada.

Se trata de las levaduras de la especie Saccharomyces Cerevisiae deshidratadas. Éstas son las mismas que se utilizan en la elaboración de cerveza y en la producción de masas panarias. De ahí viene su nombre. Así que, si muchos creíais que tomando cerveza tendríais los mismos beneficios, no es así, ya que, en la cerveza, las levaduras se eliminan durante el proceso de clarificación y por lo tanto no se consumen cuando nos tomamos una caña.

Tienes varias opciones para utilizarlas en tu dieta diaria: puedes añadir una cucharada sopera en un yogur, utilizarla en ensaladas u otras preparaciones, mezclarla con tus cereales de desayuno o agregarla a un zumo de frutas.