medicadiet

SOP y resistencia a la insulina.

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es una enfermedad de etiología desconocida, la cual no sigue un patrón común en las mujeres que lo padecen. Sin embargo, manifestaciones clínicas como obesidad y alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono son comunes en muchos de los casos, es por eso que el ajuste dietético y de estilo de vida supone un tratamiento importante en esta enfermedad. En el artículo de hoy os damos las pautas sobre como debe ser el manejo nutricional. !!No dudes en leerlo!!.

¿ Qué es y cómo se manifiesta el SOP?

Se trata de una alteración endocrino – metabólica que cursa como una disfunción de la ovulación debido a un exceso de hormonas masculinas (andrógenos). Esto ocasiona que los óvulos no se liberen correctamente y se queden atrapados en el ovario, produciendo quistes.

Las manifestaciones clínicas en las mujeres con SOP son muy variables, pero por lo general se presentan como:

  • Alteraciones menstruales: ritmo irregular en el ritmo menstrual.
  • Alteraciones de hiperandrogenismo: hirsutismo, calvicie androgénica o acné.
  • Obesidad: entre el 35 y el 50% de los SOP presentan obesidad.
  • Alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono: El 30-35% presentan intolerancia a la glucosa, y de ellas, el 16% desarrollarán diabetes mellitus tipo 2 (DM2) al final de la 4ª década de su vida.

¿ Qué podemos hacer?

  • Nutrición

La dieta es un factor muy importante a la hora de combatir la sintomatología del SOP. Especialmente si la paciente está obesa y/o presenta resistencia a la insulina ya que en estos casos la pérdida de peso y el ejercicio ayudan a restaurar la función ovárica, los ciclos menstruales, la fertilidad y mejoran el perfil glucídico.

  • Dieta baja en HC

Muchas complicaciones del SOP están relacionadas con la resistencia a la insulina. Por eso, en estos casos es importante repartir de manera uniforme el hidrato de carbono a lo largo del día, controlando las raciones, para mantener estables las glucemias y evitar picos.

Es muy importante la elección del tipo de hidrato, elegiremos hidratos de carbono de bajo índice glucémico, ricos en fibra y evitando el consumo de dulces, por eso:  

  • Restringimos: dulces, ultraprocesados, cereales refinados, azúcares añadidos.
  • Mantenemos: verduras, frutas, cereales integrales, tubérculos.
  • Práctica ejercicio físico

La actividad física es imprescindible para mejorar la sensibilidad a la insulina y prevenir la aparición de DM 2, así como para mejorar la composición corporal. El ejercicio aeróbico, de intensidad moderada,es de las mejores herramientas para mejorar la resistencia a la insulina,ya que aumenta el gasto energético y mejora la utilización de glucosa.

La pauta de ejercicio físico debe ser personalizada y los hidratos de carbono de la dieta deben ajustarse al entrenamiento ya que de esta forma evitaremos hipoglucemias y conseguiremos una considerable mejora en el rendimiento durante la práctica deportiva.

En conclusión el síndrome de ovario poliquístico, es una patología crónica, cuya sintomatología puede variar de una mujer a otra. Sin embargo, se ha visto que una alimentación saludable y controlada en hidratos de carbono complejos combinada con una pauta de entrenamiento adecuada, resultan efectivos para mejorar manifestaciones clínicas comunes en este síndrome como, la resistencia a la insulina y la obesidad. Es importante en estos casos ponerse en manos de un dietista-nutricionista para que se pueda ayudar y adecuar la dieta a tus necesidades nutricionales.

Artículo por Medicadiet.

y para beber… ¡mejor agua!

La mayoría de la población es consciente de que el agua debe ser siempre la bebida prioritaria en nuestra alimentación. Sin embargo, en consulta son comunes preguntas como ¿cuánta cantidad de agua debo beber a diario? ¿ cuáles son sus beneficios? ¿ cómo se si estoy tomando suficiente agua?. En el artículo te damos respuesta a todas estas preguntas. ¡¡No te lo pierdas !!.

¿Cuánta cantidad de agua debo beber a diario?

Por regla general se aconseja beber de 6-8 vasos de agua al día; lo equivalente a 1.5-2 L. Sin embargo estudios recientes establecen recomendaciones en función de:

  • Edad: para un niño se establecen aportes de 50-60 ml/ kg/día y para un adulto 15-20 ml/ kg/día.
  • Calorías ingeridas: se recomienda ingerir 1 ml por cada Kcal ingerida. Por ejemplo para una dieta de 2000 Kcal sería 2 L de agua lo que se recomienda beber.
  • Práctica deportiva diaria e intensidad del entrenamiento: durante el ejercicio físico la pérdida de líquidos es elevada, por lo que durante la actividad los ingresos de agua deben ser constantes para mantener el equilibrio electrolítico
  • Enfermedades: aquellas que pueden cursar con deshidratación y donde se demanda un mayor ingreso de líquido como diarreas, fiebre o vómitos.
  • Entorno: climas cálidos o húmedos hacen que nuestra temperatura corporal y sudoración aumenten, por lo que se requerirá un mayor aporte de agua para regular y normalizar la temperatura.

Además, hay que tener en cuenta que  a la hora de calcular el balance hídrico diario, no solo se contabilizan los vasos de agua que ingerimos, sino también el agua proveniente de los alimentos (frutas y verduras sobre todo)  y de otro tipo de bebidas tales como infusiones, zumos, leche, etc.

Es por eso que queremos destacar el agua que debemos ingerir a diario depende de cada persona y de sus características orgánicas.

¿Qué beneficios nos aporta?

Los beneficios que aporta el agua mineral natural son muchos, pero queremos centrarnos en cinco de ellos:

  1. Mejora la función digestiva: el agua actúa de fluido de transporte de nutrientes, vitaminas y minerales y facilita su absorción. Además , puede prevenir y aliviar patologías como el  estreñimiento y la diverticulosis, originadas en gran parte de los casos por una ingesta insuficiente de agua.
  2. Promueve la salud articular: protege y lubrica las articulaciones, facilitando el movimiento de estas y ayuda al mantenimiento del líquido sinovial.
  3. Estimula la función renal: facilita la eliminación de sustancias de desecho, además de prevenir complicaciones como piedras en el riñón.
  4. Mejora el rendimiento físico durante el ejercicio: es importante mantener un equilibrio hídrico constante durante el entrenamiento,ya que a través de la sudoración pueden llegar a perderse entre 0.5- 1 L de agua. Además el agua regula la temperatura corporal durante la práctica deportiva incrementando la eficiencia del ejercicio físico y disminuyendo la sensación de fatiga.
  5. Facilita la pérdida de peso: no tiene aporte calórico, además aportar sensación de saciedad. Cuando uno se encuentra realizando un plan nutricional , es una buena opción optar por elegir durante los eventos sociales bebidas como tés, infusiones, agua con gas y limón,… y reducir el consumo de bebidas alcohólicas (cervezas, vino, combinados) que aportan calorías vacías a nuestro organismo y en el caso que  se elijan alternarlas con agua de esa forma consumirás menos alcohol.

¿Cómo se si estoy bebiendo suficiente agua?

Lo importante es mantener el equilibrio hídrico a lo largo del día, es decir, que los ingresos de agua (líquidos + alimentos) cubran las pérdidas de líquido. Signos como: orina demasiado amarilla y concentrada, cavidad bucal seca, piel cuarteada, muestran que no te estás hidratando adecuadamente. Es importante que no bebas agua solo cuando tienes sensación de sed y que la vayas ingiriendo poco a poco a lo largo de todo tu día.

Para concluir queremos destacar,que no hay que beber agua solo cuando se tiene sed. Hay que ir hidratándose durante todo el dia., pero como ya hemos comentado la cantidad de agua que debe ingerir una persona depende de las pérdidas y estado fisiológico.

Artículo por Medicadiet.

¿Sientes tus digestiones pesadas en Navidad?

Ahora que ya han acabado las navidades e intentamos volver a nuestra alimentación , es habitual que en algunas ocasiones nuestras digestiones se vuelven más lentas y pesadas, con las correspondientes molestias asociadas. Por ello hoy desde Medicadiet te damos algunas pautas de alimentación que ayuden a normalizar tu digestiones.

¿Qué produce las digestiones pesadas?

Tras las navidades, el consumo de comidas copiosas, bebidas con gas y alcohol, pueden producir molestias en el aparato digestivo como náuseas, gases, ardor o pesadez tras comer. Pasadas las fechas lo común es volver a la rutina alimentaria. Sólo con volver a ella en muchas ocasiones nuestras digestiones vuelven a la normalidad. No obstante, si quieres recuperarte antes de los excesos, atento a estas recomendaciones:

  • Realiza 5 comidas diarias, y come despacio y relajado:

Comer más veces al día y en pequeñas cantidades mantiene activo a nuestro metabolismo, haciéndolo más eficiente, haciendo trabajar además a nuestro digestivo de una manera más progresiva y equilibrada. Realmente esta pauta debería estar presente en nuestro día a día todos los días del año.

  • Mantente hidratado

El consumo de agua, caldos e infusiones no sólo te ayudarán a tener una buena hidratación corporal. Se sabe que el agua ayuda a movilizar el tránsito intestinal provocando una mayor facilidad de evacuar el bolo alimenticio mejorando la sensación de hinchazón y abotagamiento.

  • Evita alimentos picantes, estimulantes y salsas

Los alimentos picantes no son aptos para una buena digestión ya que pueden provocar acidez estomacal. Las salsas tampoco se aconsejan ya que suelen tener alto contenido en grasas y éstas son difíciles de digerir para el cuerpo lo que puede acarrear en más  problemas de acidez y reflujo.

  • Y después de comer… ¡muévete!

No sólo importa lo que comes sino cómo lo comes. Come despacio, mastica a conciencia y procura no hablar mientras comes, evitarás la entrada de aire la cual provoca gases e hinchazón. A parte de tomarte tu tiempo para comer, es vital que trates de mantenerte activo tras la comida. Recoge la mesa, friega los platos, date un paseo. Cualquier distracción es adecuada para evitar tumbarte o dormir la siesta. No sólo optimizarás tu tiempo, tu digestión te lo agradecerá.

Si quieres saber más acerca de las digestiones pesadas y cómo solucionarlas, puedes consultar aquí (http://blog.medicadiet.com/olvidate-de-las-digestiones-pesadas/)

¿Qué alimentos pueden ayudarte a mejorar las digestiones?

  • Frutas y verduras frescas: son alimentos con alto contenido en agua  fibra, vitaminas y minerales, por lo que son excelentes aliados para estabilizar tu tránsito intestinal. Sin embargo, hay que tener cuidado con verduras como la lechuga o las coles, ya que son alimentos que suelen provocar gases, elige mejor rúcula o espinaca si quieres preparar una ensalada.
  • Pescado: elige el pescado frente a la carne,  ya que además de ser una excelente fuente de proteínas de alto valor biológico, y ácidos grasos insaturados en el caso del pescado azul, te ayudarán a tener digestiones más ligeras, debido a su contenido en colágeno, cuya baja presencia indica menor dureza muscular, y por tanto mejor digestión
  • Yogures: los yogures nos proporcionan probióticos, que regulan nuestra flora intestinal y nos ayudarán a mejorar notablemente las digestiones.Entre las formas de cocinar que mejoran la digestibilidad de los alimentos son a la plancha, al vapor, los asados o al baño maría.

Artículo por Medicadiet