Dieta en Embarazo y Lactancia

Suplementación en el Embarazo

En numerosas ocasiones se escucha que durante el embarazo hay que comer el doble para así alimentar bien tanto a la madre como al bebé, pero esto es una gran equivocación. Lo que sí que es importante y no hay que olvidar nunca es hay que comer el doble de bien. Dado que el embarazo presenta un desafío desde el punto de vista nutricional, a continuación explicaremos cuales son las recomendaciones nutricionales y de suplementación para las mujeres embarazadas.
En primer lugar hay que resaltar que una ingesta inadecuada e insuficiente de nutrientes durante el embarazo está relacionada con ciertas patologías como la preeclamsia (presión arterial alta durante el embarazo), retraso del crecimiento intrauterino, anomalías congénitas e incluso abortos. Por ello, conocer bien las recomendaciones previas al embarazo y durante el mismo juegan un papel muy importante en la salud de la madre y del bebé tanto durante su desarrollo como en su futura etapa adulta.
De todos los micronutrientes, aquellos que tienen un papel clave para el correcto desarrollo del feto son el hierro, el iodo, el calcio y la vitamina B 9 (ácido fólico).
La suplementación de hierro no está recomendada de forma rutinaria a todas las embarazadas sino únicamente a aquellas que presenten anemia por deficiencia de hierro. Lo que sí que es importante para cualquier madre gestante es incluir alimentos en la dieta que contengan dicho micronutriente como son las carnes rojas magras, la carne de ave, pescados como el salmón o las sardinas, vegetales de hoja verde, legumbres y cereales integrales.
En cuanto al iodo, resaltar que la clave para alcanzar los niveles adecuados está en la dieta, y sólo si a través de ella no se alcanzan las recomendaciones, es cuando el médico se planteará una suplementación del micronutriente. La cantidad diaria recomendada en el caso de las embarazadas es de 200 mcg al día y esto es fácilmente alcanzable si la gestante consume pescado marino de forma habitual, si se aderezan las comidas con un poco de sal yodada y si además se consumen 2 raciones de lácteos desnatados al día.
Las necesidades de calcio están también aumentadas durante la gestación pero no hay que olvidar que los niveles de absorción del organismo también incrementan hasta en un 40%. Por ello, la recomendación nutricional de consumir 3 raciones de lácteos al día es suficiente para conseguir una buena mineralización ósea del bebé.
Por último en relación al ácido fólico, la recomendación para toda embarazada es la suplementación diaria de 400 μg de ácido fólico para reducir la probabilidad de cualquier patología relacionada con el tubo neural, anomalías graves del cerebro y de la médula espinal. Dado que el tubo neural se cierra antes del día 28 de la gestación, ésta recomendación está indicada en el periodo preconcepcional (1-2 meses antes de quedarse embarazada) y durante las primeras 12 semanas de embarazo. Además, en la dieta hay muy buenas fuentes de vitamina B 9 como son los vegetales de hoja verde, las legumbres y los frutos secos.
Por todo ello, podemos concluir que la alimentación es un factor clave en el embarazo, que debe cuidarse antes y durante la gestación, para conseguir el estado óptimo de desarrollo. Resaltar también, que estudios demuestran que las mujeres que tienen una buena adherencia a la dieta mediterránea tienen menores dificultades a la hora de quedarse embarazadas y un porcentaje mayor de éxito en el embarazo.

¿AFECTA EL ESTADO NUTRICIONAL A LA FERTILIDAD?



Se ha visto que un buen estado nutricional es el mejor aliado para prevenir la aparición de diversas patologías,y también influye de manera significativa en la fertilidad masculina y femenina.. Si estas interesado, continua leyendo….

¿Qué es la esterilidad? ¿Y la infertilidad? La esterilidad es la incapacidad de reproducción, ya sea por un problema en el funcionamiento de sus órganos sexuales o debido a unos gametos defectuosos lo que impide lograr la fecundación. Por lo tanto, la infertilidad es la imposibilidad de finalizar la gestación y dar a luz a un bebé sano. A diferencia de la esterilidad, puede que el espermatozoide fecunde el óvulo y consiga concebir, pero no se conseguirá una gestación evolutiva. 

Seguir unos malos hábitos alimenticios es una de las causas del aumento de la infertilidad o esterilidad, por ello estar por debajo o por encima del normopeso afecta a la fertilidad tanto en hombre como en mujeres.

En mujeres:

  •  Bajo peso: puede afectar al correcto funcionamiento de las hormonas pituitarias (hormona foliculoestimulante y la hormona luteinizante), las cuales se encargan de regular los ciclos menstruales, deteniendo la ovulación y asimismo  la menstruación.
  • Sobrepeso u obesidad: la grasa es imprescindible para producir hormonas reproductoras, pero cuando hay un exceso de grasa pueden aumentar los niveles de estrógenos, haciendo que los ciclos menstruales sean irregulares y que sea más difícil el proceso de ovulación.

En hombres:

  • Bajo peso: en este caso no hay evidencia clara sobre la relación entre el bajo peso y la fertilidad masculina. Pero en ciertas ocasiones se ha visto que personas que presentan un peso por debajo del normopeso, pueden producir espermatozoides en menor cantidad y de peor calidad.
  • Sobrepeso u obesidad: el exceso de peso puede ser el causante de la reducción de los niveles de testosterona, alterando la producción de espermatozoides. Cabe destacar que el acúmulo de grasa en el abdomen se ha relacionado con el aumento de la hormona aromatasa, encargada de transformar la testosterona en estrógenos, afectando a la producción de espermatozoide.

¿Afecta la nutrición a la fertilidad?

 El consumo de algunos nutrientes se ha relacionado con la mejora de la situación reproductiva de hombre y mujeres. Aquí os dejamos una serie de ejemplos:

En hombres:

  • Vitamina A: La encontramos en las proteínas de origen animal (leches enteras, carnes grasas, pescados) pero sobretodo en las verduras y hortalizas de color anaranjado (zanahoria, calabaza, naranja…)
  • Vitamina C: Presente en frutas y verduras. Con la cocción se pierde parte de su contenido por lo que es necesario el aporte de vegetales crudos en alguna de las comidas. Las recomendaciones de consumo aumentan en fumadores y deportistas.
  • Vitamina E: Se encuentra sobretodo en las grasas como el aceite de oliva, los frutos secos y las semillas.
  • Selenio: Una dieta pobre en selenio repercute en la calidad y movilidad espermática. Sus principales fuentes son el pescado, marisco y cereales integrales.
  • Zinc: Una deficiencia en zinc puede producir un bajo número de espermatozoides, cambios en el ADN y niveles bajos de testosterona. Podemos encontrarlo en las proteínas de origen animal como el marisco o el huevo y las legumbres.
  • Ácido fólico: En el caso del hombre está relacionado con la movilidad y el número espermático. Su déficit podría causar alteraciones en el ADN provocando así defectos congénitos del futuro bebé.
  • Aminoácidos: Consumir L-Arginina y L-Carnitina es necesario para el buen funcionamiento del esperma y para que éste pueda madurar. Se encuentran en las proteínas de origen animal (carne, pescado, huevos), frutos secos y legumbres.
  • Omega 3: El DHA es una grasa del grupo omega-3 beneficiosa para el organismo. Las membranas de los espermatozoides poseen gran cantidad de DHA y en caso de déficit se produce una mayor rigidez y menor flexibilidad de la membrana dificultando la fecundación del óvulo. Lo encontramos en el pescado azul, aceites vegetales, frutos secos y semillas entre otros.

En mujeres:

  • Ácido fólico (B9) y cianocobalamina (B12) : Las vitaminas del grupo B son necesarias para la división celular y evitar posibles problemas del tubo neural del bebé. La ingesta de vitamina B9 durante el embarazo debe aumentar a 400 ug/día  y podemos obtenerla a partir de los vegetales de hoja verde oscura, frutos secos y legumbres. La vitamina B12 la encontramos en las proteínas de origen animal como la carne, pescado y los huevos.
  • Antioxidantes: Los radicales libres producidos por el estrés oxidativo del cuerpo pueden afectar considerablemente la fertilidad femenina. Las vitaminas A, C y E (sobretodo presentes en las frutas, verduras y grasas saludables) ayudan a disminuir este proceso de oxidación además de que son necesarias para el desarrollo de la placenta.
  • Hierro: Durante el embarazo, las necesidades de hierro aumentan progresivamente debido al aumento del volumen sanguíneo producido durante el embarazo. Por lo que es importante que  presente unas concentraciones de hierro suficientes antes y durante el embarazo. Podemos encontrarlo de forma natural en alimentos como legumbres, carne o espinacas entre otros.

Lactancia Materna/Breastfeeding

Lactancia Materna  

¿Hasta qué edad debo suministrar leche materna a mi bebé? 

La lactancia materna es el método natural de alimentación infantil y se recomienda de manera exclusiva y a demanda durante los primeros seis meses de vida, a partir de los cuales se introducen alimentos adecuados y seguros para la edad, que pueden estar acompañados por lactancia materna hasta los dos años o más. La leche humana tiene en su composición los nutrientes necesarios para el correcto crecimiento y maduración infantil. Sirve de referencia para la composición de otros métodos de alimentación, pero a pesar de ello, la leche materna tiene otras propiedades que la hacen ser el método más ventajoso para la nutrición infantil.  

Propiedades de la Leche Materna 

  • Posee una combinación óptima de nutrientes para los primeros 6 meses de vida y aporta aproximadamente la mitad de los requerimientos hasta el primer año de vida. La lactancia materna exclusiva reduce la mortalidad causada por enfermedades como la neumonía y a la diarrea y , además de ello, ayuda al establecimiento de una flora intestinal adecuada.
  • Aporta una amplia variedad de moléculas bioactivas que permiten la maduración de la función gastrointestinal y contribuyen a la protección del niño frente a infecciones mediante sus propiedades inmunológicas; además de estimular el desarrollo neurosensorial.
  • La composición es de carácter variable, durante los meses siguientes al nacimiento la composición se adaptará a las necesidades cambiantes del niño.  

Se recomienda comenzar a suministrar leche materna  durante la primera hora de vida, lo cual tiene como ventajas que el niño reciba el calostro, es decir, el primer tipo de leche que sale del pecho de la madre que contiene todos los nutrientes esenciales para un recién nacido de manera concentrada. Juega un papel fundamental a la hora de crear un sistema inmunitario por sus propiedades protectoras.

El inicio temprano de la lactancia materna  permite el contacto entre la piel de la madre y la del infante, lo cual se ha comprobado que aumenta la probabilidad de mantener la lactancia materna exclusiva durante el primero y el cuarto mes de vida, así como la duración total de la lactancia. Adicionalmente, posibilita el contacto del infante con las bacterias beneficiosas de la piel de la madre, lo relaja y regulariza su ritmo cardíaco, y además, según algunos estudios los niños que se han puesto en contacto con la piel de la madre lloran menos al nacer e interactúan más con ellas. 

La lactancia materna no solo aporta ventajas para el infante, sino también para la madre. En cuanto a la salud, reduce el riesgo de padecer cáncer de mamá y de ovarios. Por otro lado, la ganancia de peso durante el embarazo tiene entre sus funciones, proveer energía suficiente a la madre durante la lactancia, por lo que suministrar leche materna al infante ayuda a recuperar el peso previo al embarazo al utilizar la energía proveniente de la grasa acumulada. 

Finalmente, elegir la lactancia materna como método de alimentación permitirá una mejor relación madre-hijo, siendo un medio seguro de alimentación que  permite cuidar del ambiente y favorece la economía familiar. 

Breastfeeding 

How much time do I have to breastfeed my baby? 

Breastfeeding is the natural food for babies. It is recommended to breastfeed exclusively during the first six months of life on demand. After that moment, breastfeeding can continue up to two years of age or beyond, but it has to be complemented with adequate and safe food. What makes breastfeeding an unequalled way of providing ideal food for the healthy growth and development of infants is its composition, which serves as a reference for the development of the products used for formula feeding. Although, the nutrient balance of the formula is similar to breast milk, other properties make it the most advantageous way of feeding infants. 

Breast Milk Properties

  • It provides all the energy and nutrients infants need for the first six months of their life and it continues to provide up to half or more of a child’s nutritional needs during the second half of the first year. Exclusive breastfeeding reduces infant mortality due to illnesses like pneumonia or diarrhea, and it also has a favourable effect in the population of the gut microbiota. 
  • The bioactive molecules found in breast milk have a positive effect in the development and growth of the gastrointestinal system and its functions, and it promotes sensitive and cognitive development. Also, there are molecules with immunological properties that contribute to the protection of the infant against infections. 
  • It is a dynamic fluid that changes in its composition according to the infant. It adapts to the requirements of the infant through time. 

It is known that early breastfeeding has numerous advantages. Breast milk should be given to the infant during the first hour after birth. As a consequence, the baby will obtain the benefits from the colostrum, which is the first milk that the mother produces. It has all the nutrients that a newborn needs and it is important for the development of a strong immune system. A small amount of colostrum is enough to fulfill the requirements.  and Additionally, this action takes part in the practice of skin-to-skin contact which is highly recommended because of its importance. It has been proven to increase the probability of maintaining breastfeeding from the first to the fourth month of age, and it is said to improve the total duration of breastfeeding. Furthermore, skin-to-skin contact permits the exchange of skin bacteria from the mother to the baby, which contributes to its skin microbiota and general protection, it also relaxes the baby and normalizes the heart beat. On the other hand, there are studies which demonstrate that babies who have been put in contact with their mother’s skin just after birth, cry less after being born and interact more with their mother. 

Breastfeeding is not only beneficial for the baby, but also for the mother. In terms of health, it reduces the risk of developing breast and ovarian cancer. Also, it helps to lose the weight gained during the pregnancy, because one of the main aims of the weight gain is to provide enough energy for the mother to breastfeed, by doing so, energy will be obtained from fat and weight loss will follow. 

In conclusion, choosing to breastfeed will bring up a wide range of advantages. It will provide a safe environment for the feeding of the infant and contribute to a better relationship with the mother. Finally, it is also a method that protects the environment and saves money. 

Baby-led weaning

Por fin hemos acabado de hablar de cuándo introducir cada uno de los grupos de alimentos en nuestro bebé, y para celebrar el final de esta serie de artículos te traemos un método alternativo, cada vez más popular y con una gran base científica. Si tu bebé tiene apetito, muestra interés por los alimentos y te ves capaz de soportar manchas en todas y cada una de las superficies de la casa durante varios meses ¡te animamos a que sigas leyendo el siguiente artículo!

Lo que debes saber sobre las Leches de continuación

La alimentación infantil durante los primeros meses de vida es imprescindible para la salud del bebé, y debe cubrir la necesidades para asegurar un correcto crecimiento en función de su edad. Debido a sus innumerables beneficios tanto para la madre como para el niño, se recomienda que la lactancia materna sea exclusiva durante los primeros 6 meses (tenemos un artículo entero dedicado a sus beneficios). Sin embargo, hay situaciones en las que no es posible dar el pecho durante esos 6 meses, y es entonces cuando se habla de lactancia artificial.