Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

¿Cómo afectan nuestras elecciones a la hora de comer al medioambiente?

¿Es posible comer de manera sostenible mientras seguimos cuidando nuestra salud, comiendo de forma variada y sin elevar sustancialmente nuestro presupuesto? Si te gustaría saber cómo influyen los alimentos que compramos en el medio ambiente este artículo es perfecto para ti.

Alimentación saludable y sostenibilidad: ¿Están relacionadas?

La alimentación de países industrializados como España no sólo es cada vez más rica en alimentos perjudiciales para la salud, sino que además contribuyen significativamente al aumento de gases de efecto invernadero y al cambio climático. Y es que curiosamente los alimentos ultraprocesados ricos en grasas saturadas, azúcares añadidos y sal actúan en detrimento de nuestro bienestar y del del planeta por partida doble.

Esto se puede cuantificar mediante lo que conocemos como huella de carbono, que no es más que la cantidad de gases de efecto invernadero que se emiten a la atmósfera como consecuencia de una actividad, en este caso, la producción de un alimento determinado. Además de los productos mencionados anteriormente, aquellos que se estima que causan mayores emisiones de gases de efecto invernadero incluyen las carnes rojas como la ternera y el cordero y el queso, mientras que los alimentos que producen menor impacto incluyen a la mayor parte de las frutas y verduras, así como a los cereales y legumbres. Entre estos 2 extremos se encuentran alimentos como la mayor parte de los lácteos, los frutos secos y algunos alimentos procesados como los cereales de desayuno y las galletas.

Otro parámetro a tener en cuenta a la hora de evaluar cómo influye nuestra alimentación en el medio ambiente es la huella hídrica, que es la cantidad de agua que se necesita para producir un alimento determinado. Podemos observar que los productos que producen un mayor impacto medioambiental en este sentido son la carne de ternera, el cordero y el cerdo, seguidos del pollo, huevos, queso, mijo y chocolate. Como podéis ver, las carnes rojas se encuentran entre los productos perjudiciales para el medio ambiente en ambas listas, además de aumentar el riesgo cardiovascular.

¿Qué conclusiones podemos sacar de todo esto? Pues que, en definitiva, una dieta saludable rica en verduras, frutas, cereales integrales y legumbres; y baja en carnes rojas y productos ultraprocesados, es el primer paso para velar por la salud del planeta.  

Productos ecológicos: ¿Son siempre mejores para el medio ambiente?

Actualmente, existe una gran variedad de productos denominados ecológicos. La agricultura ecológica es un compendio de técnicas agrarias que excluye normalmente el uso en la agricultura y ganadería de productos químicos de síntesis, como fertilizantes, plaguicidas, antibióticos, etc., con el objetivo de preservar el medio ambiente, mantener o aumentar la fertilidad del suelo y proporcionar alimentos con todas sus propiedades naturales. Combina las mejores prácticas ambientales, un elevado nivel de biodiversidad, la preservación de recursos naturales, la aplicación de normas exigentes sobre bienestar animal y una producción conforme a las preferencias de determinados consumidores por productos obtenidos a partir de sustancias y procesos naturales.

Sin embargo, ¿son todos estos productos realmente mejores para el medio ambiente? Lo cierto es que este sello, aunque sea fiable en muchos casos, deja varias lagunas.

En primer lugar, es necesario pagar una gran cantidad de dinero para poder certificarse, así que muchos pequeños agricultores, aunque sean respetuosos con el medioambiente, no pueden pagar el certificado y por tanto no se incluyen en este grupo. Por otra parte, el sello ecológico indica que el producto es respetuoso con el medio ambiente en su lugar de producción, pero no tiene en cuenta el lugar en el que se va a vender después. Por ejemplo, un saco de arroz cultivado en Sri Lanka de manera ecológica puede no ser tan respetuoso con el medio ambiente si después viene forrado en 40 capas de plástico para viajar miles de kilómetros (con las consecuentes emisiones de gasolina) hasta llegar a un supermercado español. Sin embargo, un agricultor del delta del Ebro puede estar vendiendo arroz con mucho menor impacto ecológico pero pensamos que es “peor” porque no puede pagar el certificado.

¿Pero entonces son peores los productos ecológicos? No, muchos productos ecológicos sí que son respetuosos con el medio ambiente, pero al final muchas veces lo más sostenible (y además barato) es comprar productos de pequeños productores locales, independientemente del sello.

Truco: a la hora de valorar si merece la pena pagar más por un alimento “eco” es mirar de dónde viene en el sello. Si pone “agricultura no-ue” significa que el producto viene de muy lejos y ya no sea tan bueno para el medioambiente.

En conclusión, llevar una dieta respetuosa con el medio ambiente no tiene por qué suponer necesariamente un gasto extra y es perfectamente compatible con un patrón de vida saludable como la Dieta Mediterránea.

Artículo por Medicadiet.

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *