Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

¿Conoces la importancia de la vitamina D?

sunset-1331088_1280

La carencia de vitamina D es la más común en España en los últimos años pese a que vivamos en un país “soleado”, mientras que se incrementa la utilización de suplementos de la misma. Para prevenir esta carencia os damos diferentes consejos dentro del patrón de dieta mediterránea. ¿Para qué sirve la vitamina D?, ¿En qué alimentos se encuentra?, Hoy desde Medicadiet te traemos todos sus beneficios, pues resulta imprescindible en nuestra alimentación para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

¿Para qué sirve la vitamina D?

La vitamina D, también conocida como colecalciferol, es una vitamina liposoluble, lo que significa que se almacena en los tejidos grasos del cuerpo. Sus funciones son:

  • Favorece la absorción intestinal de calcio, y junto con la paratohormona lo moviliza desde el hueso. Además, va a aumentar la reabsorción tubular renal de calcio y fósforo.
  • Desarrolla y mantiene los huesos y dientes sanos, además de mantener una función muscular normal. Esto además reduce en un 20% el riesgo de fracturas óseas.
  • Es un modulador del sistema inmunitario, lo que previene infecciones y respuestas inflamatorias exageradas.
  • Tiene un papel en la secreción de insulina en situaciones de gran demanda, afectando negativamente a la tolerancia de glucosa en diabetes tipo I, unos niveles adecuados reducen el riesgo de diabetes.
  • Se está estudiando su papel en la reducción del riesgo de hipertensión y otras enfermedades cardiovasculares, y algunos tipos de cáncer.

¿De dónde procede la vitamina D?

Esta vitamina puede obtenerse de dos formas: en un 90% procede de la exposición al sol, por lo que podríamos pensar que en un país mediterráneo como España, con tantas horas de sol al año, no existe problema alguno, pero cada vez son más las personas que padecen una deficiencia de vitamina D en nuestro país. Se recomienda una exposición diaria al sol de al menos 15 minutos, pero con la llegada del frío en unos meses resulta más difícil al llevar más prendas de ropa.

El otro 10% necesario se obtiene de los alimentos, y es una vitamina liposoluble, por lo que se ecuentra en la grasa de los alimentos, es decir, sí consumimos muy poca grasa pueden existir carencias de nutrientes como esta.

El pescado es el alimento con más cantidad de esta vitamina, principalmente los pescados azules. Destacan la angula, el congrio, la palometa y otros pescados azules (atún, salmón, caballa, bonito, sardinas, arenque, anchoa, boquerón, chanquetes y jurel). En menor medida también encontramos vitamina D en el emperador, la dorada y la trucha.

Otros alimentos que contienen vitamina D, pero en menor proporción:

  • Lácteos. Se encuentra sobre todo en la leche entera, el queso de Burgos y el yogur natural. En el caso de leches desnatadas, al reducir su contenido en vitamina D es recomendable que sean enriquecidas.
  • Otros alimentos de origen animal como el huevo y el hígado de cerdo son los que presentan mayor proporción. También en menor medida los quesos como el gouda, el emmental, el parmesano y el de cabra.
  • En la familia de los hidratos de carbono la encontramos en el maíz y en los cereales integrales, pero en cantidades mucho menores.

¿Cuales son las posibles causas de la carencia?

  • Miedo a la exposición solar por posibles patologías. Lo recomendable es al menos 15 minutos de exposición solar 3 veces a la semana.
  • Enfermedades intestinales relacionadas con malabsorción de grasas, como el síndrome de intestino irritable, disbiosis, o celiaquía.
  • Personas con sobrepeso y obesidad.

¿Qué causa su deficiencia?

La ingesta recomendada de esta vitamina es de 10-15 mcg/día, y 20 mcg/día en personas mayores de 70 años. Cuando estos niveles no se alcanzan, tienen lugar las siguientes consecuencias:

  • Deformaciones y debilidad ósea, especialmente en bebés y niños pequeños, lo que les provoca raquitismo.
  • Osteoporosis (pérdida de masa ósea que el organismo no puede reemplazar) y osteomalacia (reblandecimiento del hueso por pérdida de calcio y fósforo).
  • Caries dentales.
  • Asociada a diversos tipos de cáncer (mama, colon y próstata).
  • Inflamación intestinal.
  • Aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

Las personas con menores niveles de esta vitamina son aquellas de color, las que padecen obesidad (IMC 40 o superior) y los mayores de 70 años.

Pero al igual que la deficiencia, el exceso de vitamina D, como puede ser en el caso del abuso de suplementos, tiene también consecuencias perjudiciales para la salud de tipo digestivo (vómitos, diarrea) y puede dañar órganos como el corazón, el riñón y el hígado. Por eso es tan importante mantener una dieta equilibrada con un correcto aporte de vitamina D y asegurar una adecuada exposición al sol, especialmente en niños, ya que puede afectar a su crecimiento.

Artículo por Medicadiet

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *