Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

No dejes que el estrés Maneje tu Alimentación

flowerjpg

El deseo de comer cuando no se tiene hambre es un indicativo de que necesitamos algo que no vemos, que no sabemos percibir bien qué es y que por ello, recurrimos a la comida como aislante emocional.

Acudimos a ella por insatisfacción, aburrimiento o como premio. Es un error pensar así, ya que la función de los alimentos es nutrir nuestro cuerpo y darnos energía para afrontar el día a día. No es un premio, ni un castigo, ni debe mermar emociones sin resolver.

 ¿Cómo podemos frenar nuestros impulsos y no utilizar la comida?

No te saltes ninguna comida al día. Haz 5 al día y asegura que el hidrato de carbono esté presente en todas. Mantendrás la glucemia estable a lo largo del día por lo que evitarás llegar a casa con ansiedad, reduciendo así el riesgo de picar.

Adelántate al impulso: Ten preparado fruta cortada o en almíbar, o macedonia, para que  si llegas a casa con hambre, tengas a mano algo sano a lo que recurrir. De esta manera, reducirás el impacto calórico y saldrás airoso de la situación.

Relájate y mímate un poquito: no siempre es el hambre lo que nos hace comer. Muchas veces llegamos a casa cansados y comemos por inercia. Prepara un baño relajante, con sales de baño, espuma, música relajante y sumérgete en el relax y descanso. Controlar la respiración también te ayudará. Te mereces un respiro.

Visualiza en positivo: imagina cómo quieres verte. Visualiza cada detalle de la situación que te genere estrés. Acercaras a tu cerebro a conectar con lo positivo y estarás más cerca de conseguirlo.

Busca la sonrisa: por cada cosa negativa o estresante que te pase, busca 5 cosas que pongan una gran sonrisa en tu cara: llama a alguien que te haga sentir bien, ponte una comedia, escucha una canción que te traiga grandes recuerdos etc.¡ Invierte en sonrisa!

Recurre a actividades que te gusten: en el día a día no sólo existen las obligaciones. Busca cosas que te guste hacer y te descentren del estrés. Puede ser pintar, escribir, leer un buen libro. Y si no se te ocurre nada, busca algo sencillo y prueba. Los grandes resultados comienzan por pequeños cambios.

Y si “pecas” un día, no te preocupes. Háblate con cariño, disfruta del momento  y repítete a ti mismo que la próxima vez lo conseguirás.

Artículo por Medicadiet

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *