Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Declarar la Guerra a los Hidratos con la Dieta Atkins es un Gran Error

atkins

La Dieta Atkins es una de las más populares pero también de las más peligrosas e ineficaces. Su alta restricción de hidratos de carbono pone en riesgo tu salud…Te contamos por qué.

¿Sabes en qué consiste la Dieta Atkins?

 

¿ Es Equilibrada ?
No. Es muy restrictiva en Carbohidratos (<10%) y en Calorías, y elevada en grasa.
¿ Con Productos ?
Suplementos, no obligatorios.
¿ Es Variada ?
No. Excluye alimentos ricos en Carbohidratos.
¿ Es Sostenible ?
No. No se puede mantener en el tiempo una alimentación tan baja en carbohidratos y Calorías.

Para saber más sobre este gráfico, visita esta página informativa para comparar y elegir una dieta saludable.

La Dieta Atkins fue creada por el cardiólogo Robert C. Atkins alrededor del año 1972 y su objetivo principal era reducir al máximo la cantidad de hidratos de carbono de la dieta, alcanzando cifras desorbitadas de proteínas y grasas. De esta forma tu cuerpo supuestamente comenzará a eliminar grasa.

atkins

Se fundamenta en 4 Fases que debes seguir: La Fase 1 o de Inducción, la Fase 2 de bajada de peso y las Fases 3 y 4, ambas de mantenimiento.

La Dieta Atkins promete una rápida pérdida de peso (unos 4 kg por semana), te proporciona listas de alimentos permitidos y te recomienda productos propios para que la bajada de peso sea más efectiva (y su aumento de ingresos también). Confirmando que es una dieta milagro que no debes seguir.

Las Fases sin sentido de la Dieta Atkins

La Fase 1 o de Inducción sólo permite comer 20 g de hidratos de carbono al día (con el supuesto objetivo de mejorar los niveles de azúcar e insulina en sangre) y deben ser en su mayoría en forma de verduras. Esta fase es necesaria para que el cuerpo se convierta en una supuesta “máquina quemagrasa”.

Debe mantenerse como mínimo dos semanas y sólo pueden realizarse 3 comidas al día o 5 pero muy pequeñas. Si se tiene hambre se puede recurrir a alimentos grasos.

Se pasa a la Fase 2 o de bajada de peso siempre que se hayan perdido alrededor de unos 7 kg, exista aburrimiento o se lleve varios meses en la fase anterior. Se comienza con 25 g de hidratos de carbono y cuando exista tolerancia se podrá incrementar de 5 g en 5 g.

En esta fase recomiendan el consumo de sal para aliviar la fatiga que se siente, con la creencia de que el cuerpo ya se ha convertido en una “máquina quemagrasa”. Sin embargo, la realidad es que el cuerpo está sufriendo desajustes metabólicos que terminarán en consecuencias bastantes negativas para la salud.

La Fase 3 o Fase de mantenimiento previo se recomienda cuando se esté a unos 4 kilos del peso objetivo. En esta fase se sube de 10 g en 10 g la cantidad de hidratos de carbono, siempre y cuando haya pérdida de peso, en caso contrario se vuelve a reducir la cantidad.

Se llegaría a la Fase 4 o de mantenimiento cuando se ha alcanzado el peso objetivo. En esta fase sigue limitando la ingesta de hidratos y recomendando el consumo de grasas. Teóricamente este modelo debe seguirse de por vida.

Las 3 claves por las que debes descartar la Dieta Atkins

– Restricción errónea (y peligrosa) de hidratos de carbono

Los hidratos de carbono son reducidos al máximo especialmente en las primeras fases de la dieta Atkins.

Consumir cantidades tan bajas no cubre tus necesidades y repercutirá negativamente en tu salud. Los hidratos de carbono son indispensables en tu alimentación diaria y cuando su aporte no es suficiente se alteran los niveles de glucosa apareciendo síntomas como cansancio, calambres, irritabilidad, dolor de cabeza….Además la falta de fibra te puede provocar estreñimiento severo.

Al limitar tanto la ingesta de hidratos de carbono, la bajada de peso que se experimenta con esta dieta es sólo de agua y músculo, por lo tanto no es saludable ni sostenible y acabará produciendo efecto rebote.

Pero sin duda lo más característico y a la vez más preocupante es la cetosis producida como consecuencia de esta restricción de hidratos de carbono. 

-Abuso de proteínas y grasas

El exceso de proteínas incrementa el riesgo de enfermedad renal, afecta al metabolismo óseo y aumenta el riesgo de padecer hiperuricemia, entre otros efectos perjudiciales.

Por otro lado, el exceso de grasa aumenta el riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular y más aún cuando la grasa que se elige es saturada. Como sabrás, los alimentos ricos en grasas saturadas no deben formar parte de tu dieta habitual y si ya padeces hipertensión o hipercolesterolemia esta dieta es aún más peligrosa.

-Crea obsesión por la comida

Estar constantemente pendiente de lo que comes crea obsesión con la ingesta de algunos alimentos, fundamentalmente hidratos de carbono.

Que quede claro que no existen alimentos que te hagan engordar o adelgazar. Todo depende del aporte calórico total que se haga a lo largo del día, se puede comer de todo pero siempre ajustado a las necesidades de cada persona. Comer no debe hacerte sentir culpable.

La “Intolerancia a los Hidratos de Carbono”, según la Dieta Atkins…

En la Dieta Atkins se habla del concepto de “tolerancia definitiva” e “intolerancia a los hidratos de carbono” o a ciertas comidas, a la necesidad de identificar cómo te sientes y cómo reacciona tu cuerpo respecto a los hidratos de carbono.

Sólo se puede usar el término “intolerancia a los hidratos de carbono” cuando tu cuerpo no tolera el gluten y como consecuencia aparecen síntomas tras el consumo de algunos cereales como el trigo, la cebada o el centeno. Entre estos síntomas se encuentran: dolor abdominal, calambres, diarrea, pérdida de peso…

La ingesta de hidratos de carbono, fundamentalmente los ricos en fibra, te aportan 4kcal/g al igual que las proteínas. Las grasas aportan más del doble (9kcal/g). Por lo que carece de sentido atribuir el aumento de peso a los hidratos de carbono. Según la FESNAD (Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética) y SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad) el consumo de hidratos de carbono complejos superior o igual al 50%  de la dieta se asocia con un Índice de Masa Corporal más bajo en adultos sanos.

Sigue una dieta que no ponga en riesgo tu salud

La pérdida de peso debe ser gradual y debes perder grasa (no agua y músculo), además tu objetivo debe ser adquirir hábitos saludables que te acompañen siempre.

Tu dieta debe ser personalizada, adaptada a tus necesidades y sin restricción de alimentos.

No confíes en dietas cuyo seguimiento va acompañado de productos y suplementos ya que tu cuerpo no los necesita.Se pueden cubrir las necesidades nutricionales con una dieta equilibrada y completa como la Dieta Mediterránea.

Si quieres saber más sobre la Dieta Mediterránea, una dieta que cumple con todos los principios de una dieta saludable, pincha aquí: Dieta Mediterránea, estilo de vida saludable .

Artículo por Medicadiet

¿Necesitas un Plan de Adelgazamiento?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader