Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Importancia de la hidratación en verano

Ahora que viene el verano y el calor, es importante remarcar la importancia de hidratarse correctamente. Debido a las altas temperaturas, el organismo pierde mucha más cantidad de agua y hace que el riesgo de deshidratación aumente considerablemente. A continuación os damos unos consejos y recomendaciones para conseguirlo.

¿Por qué es importante el agua?

El agua es un componente esencial de nuestro cuerpo, siendo un 60% del peso total de éste. Además, tiene otras funciones en el organismo como pueden ser:

  • Función estructural: proporciona forma a las células
  • Participa en los procesos de digestión, absorción de nutrientes y excreción de metabolitos que pueden ser tóxicos.
  • Por otro lado, tiene función termorreguladora, es decir, regula la temperatura corporal.
  • Se encuentra entre los distintos tejidos reduciendo la fricción entre ellos.
  • Función diurética, evitando que se retengan líquidos.

Las principales vías de eliminación del agua son la orina, la respiración, el sudor y las heces. Por todo ello, La EFSA (Agencia Europea de Seguridad Alimentaria) recomienda que las pautas generales de ingesta hídrica total es de aproximadamente 2-2,5 L entre consumo de agua, y el agua que contienen los alimentos, al día para compensar dichas pérdidas.

Consejos para beber agua

  • Como muchas veces es muy difícil conseguir beber las recomendaciones que nos da la EFSA, se estima que se tienen que beber como mínimo entre 6-8 vasos de agua al día, que equivalen a 1,5 L y por otro lado, tomar alimentos con alto contenido en agua con el que conseguiremos el otro litro que nos queda.
  • Llevar siempre con nosotros una botella y rellenarla cuando se acabe, así controlaremos mejor la ingesta total.
  • Beber aunque no tengamos sed, ya que esto es una señal de deshidratación.
  • En comida y cena beber siempre agua frente a otras opciones.

Con el verano y el aumento de las temperaturas, hace que nuestras necesidades hídricas aumentan. ¿Por qué ocurre esto? Como hemos visto anteriormente, el agua se encarga de regular la temperatura corporal y al subir las temperaturas, nuestro cuerpo necesita más agua para mantenerlo a 36-37ºC. Además, en verano perdemos más agua a través del sudor y por ello hay que reponer más cantidad de líquido. Si se produce una deshidratación, el riesgo de sufrir un golpe de calor es mayor, pudiendo llegar a sufrir confusión, mareos, vómitos, taquicardia…

Como hay veces que es muy difícil conseguir llegar a los 2-2,5 L, a continuación os dejamos una serie de recomendaciones para incrementar la ingesta de agua y una serie de alimentos con un alto contenido en agua para que sea más fácil conseguir este objetivo.

Tipos de bebidas para el verano.

El agua siempre debe ser la opción número 1 a la hora de hidratarnos, pero en caso de que nos cueste mucho beberla, os vamos a dar una serie de consejos para darle otro sabor y que sea siempre una opción saludable. Por ello, aquí os dejamos una serie de ejemplos:

  • Agua con gas aromatizada con limón y hierbabuena o menta. Esta es una buena opción si sales de casa a tomar algo y  es un buen sustituto de los refrescos azucarados.
  • Por otro lado, al agua se le pueden añadir unas rodajas de frutas haciendo que éstas cojan sabor muy especial.
  • Los tés fríos son una opción muy buena para aumentar la ingesta hídrica de una manera muy sencilla. Si eres amante de la horchata, el té rooibos con canela y un  poco de bebida de soja saben muy parecidos.
  • Zumos o Batidos de frutas (no procesados): escoge tu fruta favorita de temporada, córtala y batela con agua fría. Esto es una buena alternativa ya que aporta frescura y te sacia. PEro recuerda no abusar de ellos porque la mejor opción de fruta es la pieza entera por su mayor aporte de fibra.

Alimentos ricos en agua

Además del agua, hay alimentos que aportan gran cantidad de agua que nos ayudan a cubrir las recomendaciones de la EFSA, fundamentalmente frutas y verduras. Se estima que los alimentos pueden aportar alrededor de 1 L de agua, cubriendo un 20% de las necesidades totales. Por ello, a continuación, vamos a destacar una serie de alimentos con un alto contenido de agua en su composición:

Como hemos visto anteriormente, el agua participa en multitud de procesos en el cuerpo humano, de ahí la importancia de beber agua en las cantidades recomendadas. Por ello, es muy necesario ser conscientes de que hay que beber agua, incluso cuando no se tenga sed y más en verano, cuando el riesgo de deshidratación es mayor.

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *