Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

La revolución de los nuevos cereales

Seguro que te has fijado en algunos de estos alimentos  cuando has ido a comprar al supermercado, o en algún plato en el restaurante que los tuviera, pero ¿sabes qué propiedades tienen estos ¨nuevos cereales¨?

Seguro que ya conoces y  has introducido en tu dieta la quinoa o la espelta, pero últimamente aparecen cada vez más cereales como el bulgur, el trigo sarraceno o el kamut. A continuación te contamos un poco más acerca de ellos.

¿Qué son?

El kamut es una variedad del trigo (por lo que contiene gluten), que pertenece a los llamados ¨trigos duros¨, que aunque ahora mismo está empezando a introducirse en los supermercados, sobretodo en ecológicos y tiendas especializadas, en otros países se lleva consumiendo mucho tiempo. Por ello, no es difícil encontrar diversidad de productos con este cereal, como pan de molde, pan tostado y productos de repostería o en forma de grano o harina que nos da multitud de posibilidades para su cocinado.

Pero, ¿qué tiene esta variedad de trigo para que la estén introduciendo en los comercios?

A diferencia del trigo normal, esta variedad tan antigua tiene menos hidrato de carbono (también tiene menos fibra) pero más proteína y ácidos grasos como el omega 6. Es rico en minerales como potasio, fósforo y magnesio, por lo que podemos añadir este cereal a nuestra dieta, y preferiblemente utilizando su grano completo, como en la harina integral.

El trigo sarraceno es una planta conocida como alforfón y aunque se le denomine cereal no pertenece a la misma familia que el resto de cereales como trigo, cebada o avena. La principal característica que vamos a destacar es que a pesar de denominarse trigo, no contiene gluten. Es por lo tanto, apto para celíacos pero hay que fijarse siempre en las etiquetas, ya que puede contener trazas, tiene que especificar que es “SIN GLUTEN”.

En cuanto a las características nutricionales, destaca su contenido en minerales y antioxidantes, más alto que el trigo o la cebada/centeno, así como un índice glucémico medio-bajo, por lo que no nos provocará picos altos de glucemia, mayor contenido en fibra, y menor contenido en ácido fítico, que actúa como antinutriente, evitando que se absorban algunos minerales.

El trigo sarraceno se encuentra en los supermercados, en tiendas ecológicas y en tiendas especializadas. Se puede comprar en grano (que necesita un cocido o un remojo si lo queremos consumir crudo), en copos, en forma de harina, así como en múltiples productos de panadería y repostería.

El bulgur es una forma en la que se presenta el trigo, se obtiene tras una extensa cocción  de los granos de trigo y un posterior secado. El producto final son unos granos hinchados y partidos y dependiendo del tipo de trigo que se utilice, es de color amarillento o rojizo. El bulgur, aunque sea trigo elaborado sigue conteniendo gluten, por lo que no es apto en una dieta para celiaquía. Lo más común es encontrarnos el bulgur en recetas como la del tabulé o en granos para su posterior cocinado.

¿Qué le diferencia del trigo?

Seguro que te estás preguntado por qué el bulgur es un nuevo nuevo cereal si realmente es trigo. Pues bien, el proceso al que está sometido le hace diferenciarse nutricionalmente del trigo que ingerimos normalmente en forma de pasta, pan o harina. En cuanto a la cantidad de hidratos de carbono, en el caso del bulgur es menor, al igual que las proteínas, además contiene fibra alimentaria y con respecto a las grasas su contenido también es menor.  

Sólo tiene algunas diferencias con el trigo normal, pero nos puede aportar otras texturas a la hora de cocinarlo y es una forma más de ampliar la variedad a la hora de ingerir hidratos de carbono.

Estos nuevos cereales tienen una composición nutricional adecuada, incluso son más completos que el trigo en algunos casos,  por lo que los podemos incluir en nuestra alimentación para que sea ésta más variada. Además, en caso de padecer celiaquía o sensibilidad al gluten no celíaca, el trigo sarraceno puede ser una buena opción para sustituir a los cereales con gluten por sus propiedades tecnológicas y organolépticas a la hora de cocinarlo. ¡Anímate a probarlos!

Artículo por Medicadiet. 

 

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *