Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Plan de Navidad Medicadiet: Controla tu peso sin sentirte culpable… y ahórrate un 5%

Plan de Navidad Medicadiet: Controla tu peso sin sentirte culpable… y ahórrate un 5%

Un año más, lanzamos el Plan de Navidad 2011 para que de aquí al 6 de enero puedas controlar tu peso sin dejar de disfrutar todas las comidas y celebraciones que tienes en estas fechas.

Nuestra experiencia, y lo que nos contáis vosotros, los clientes, nos dicen que funciona. Los clientes del Plan de Navidad 2010 nos contaron que…

  • El 88% de nuestros clientes perdió peso o se mantuvo durante las fiestas.
  • El 90% consideró útil y sencillo la planificación que hicieron con su Nutricionista.
  • El 81% supo compensar los excesos realizados.
  • El 80% no se sintió culpable durante las fiestas.

Es decir, con el Plan de Navidad Medicadiet se aprende a compensar los excesos, se disfruta más de las celebraciones y se vuelve de vacaciones sin ganar peso.

Te ayudamos con un 5% de descuento adicional

Hasta el 24 de diciembre, tendrás un descuento de un 5% adicional en nuestros bonos de consultas. Si ya disfrutas de un descuento como cliente, también podrás disfrutar de este descuento adicional, porque es acumulable.

¿Cómo funciona el Plan de Navidad Medicadiet?

Durante las consultas que tengas desde ahora y hasta el 6 de enero, tu Nutricionista planificará contigo la forma de compensar los excesos en los días precedentes y posteriores a todas las cenas o comidas de celebración que tengas previstas, dándote ideas sobre cómo prepararte, y cómo depurarte.

Sabemos que es muy complicado controlar lo que comemos durante una celebración. Sin embargo, si lo planificas con antelación, en frío, podrás saber cuándo te puedes pasar y cuándo debes controlar. Y así disfrutarás de cada momento sin ningún remordimiento de conciencia.

Si eres de los que creen que  es mejor dejar las dietas para los buenos propósitos de Año Nuevo,  es posible que empieces tu plan con 2 kilos  más.  Si prefieres empezar el año ligero, pide tu cita aquí , y deja que tu Nutricionista Personal te ayude a disfrutar como nunca de las fiestas que se avecinan.

Medicadiet, adelgazamiento y nutrición.

medicadiet

Proteínas y Dieta Mediterránea: Descubre la calidad y ventajas de cada tipo

Proteínas y Dieta Mediterránea: Descubre la calidad y ventajas de cada tipo

Muchas son las dudas que surgen en torno a las proteínas. En este artículo os presentamos en qué alimentos se encuentran y el papel que tienen dentro de la Dieta Mediterránea. Un correcto aporte de proteínas es imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro organismo.

La proteína es un nutriente fundamental. Dentro de una alimentación equilibrada, este nutriente no deben superar el 15-20% de las calorías totales de la dieta. Sin embargo, en los países desarrollados, el consumo de proteína es mayor de lo recomendado, en detrimento de la cantidad recomendada de frutas, verduras y hortalizas.

La función principal de las proteínas es estructural y reguladora, pues son imprescindibles para la formación y crecimiento de los tejidos.

Sin embargo, al contrario de lo que se piensa, las proteínas no son energéticas. Es decir, nuestro organismo no las utiliza para obtener energía. Únicamente, cuando en la dieta faltan hidratos de carbono, el cuerpo degrada las proteínas para conseguir energía. Esto se traduce en una reducción del músculo y un aumento de sustancias tóxicas (cuerpos cetónicos) como respuesta de la degradación. De ahí lo poco recomendable de las dietas hiperproteicas, como se explica más tarde.

En cuando a las cantidades diarias de proteína, la OMS recomienda una ingesta de 0.8 a 1 gramo por cada kilo de peso para una persona adulta, con la mitad de la ingesta proveniendo de proteínas de origen vegetal.

No todas las proteinas son iguales…

Hay proteínas de mayor o menor calidad. Es lo que se conoce como Valor Biológico y se mide en función de los aminoácidos esenciales que contenga.  Son de mayor calidad las proteínas de origen animal, destacando el huevo.

Proteinas de origen animal

Carnes: es una fuente de proteína con un adecuado valor biológico. También aporta grasas saturadas y triglicéridos, que aumentan el riesgo cardiovascular. El cerdo ibérico es un caso especial en cuanto a su composición grasa, ya que al alimentarse de bellotas, su grasa contiene una alta proporción de acido oleico, cardioprotector. Son ricas en hierro, potasio, fósforo, y vitaminas del grupo B, especialmente B12, prácticamente inexistente en los vegetales.

Pescados: tiene ciertas ventajas sobre la carne, porque tiene similar calidad y cantidad de proteína, pero menor densidad calórica por su menor aporte graso. Su mayor cualidad es su contenido en ácidos grasos poliinsaturados w-3, grasa que previene enfermedades cardiovasculares. Por esto, el consumo de pescado debe ser similar o mayor que al de carne. Los pescados destacan por su alto contenido en yodo, fósforo, sodio, potasio; y aquellos en los que se come su espina, como sardinillas, chanquetes o boquerones, aportan además una gran cantidad de calcio.

Mariscos:  muy buena fuente de proteína y de bajo contenido graso, sin embargo contiene altas concentraciones de purinas que elevan el ácido úrico y el colesterol en sangre. Son pobres en sodio, y una gran fuente de vitaminas B1, B6, y minerales como yodo, fósforo, potasio, hierro, zinc y cobre.

Huevos: contiene proteínas de alto valor biológico, presentes fundamentalmente en la clara. La yema es muy rica en grasas y colesterol, con gran cantidad de calcio, vitaminas B1, B2, B12, ácido fólico, A y D. El huevo es un excelente alimento por su valor nutricional, su consumo debe ser de 3-4 huevos a la semana.

Proteinas de origen vegetal

Frutos secos: tienen un alto contenido proteico, exceptuando a las castañas y bellotas, pero contienen una proporción elevada de grasa, donde predomina el ácido oleico y otros ácidos grasos poliinsaturados. Son una buena fuente de calcio, potasio, zinc, hierro y magnesio, y vitaminas como B1, B6 y vitamina E.


Legumbres: tienen un alto porcentaje proteico. Sin embargo estas proteínas no contienen todos los aminoácidos esenciales. Por esto, se recomienda complementarlas con cereales para constituir una proteina de alto valor biológico, por ejemplo, lentejas con arroz. Aportan vitaminas del grupo B, calcio, potasio, fósforo y magnesio, y hierro, pero de absorción reducida. Exceptuando la soja, las legumbres son pobres en grasas vegetales, y aportan una gran cantidad de fibra dietética. Una buena manera de aprovechar todos sus nutrientes y tomarlas en su forma más nutritiva, es elegir germinados, como los brotes de soja o lentejas.

Dietas ricas en proteínas

Las dietas con alta proporción en proteínas de origen animal, suponen una ingesta mayor de calorías, grasas saturadas, colesterol y sodio. Pueden ocasionar riesgo de enfermedades tales como obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, hiperuricemia (gota) y sobrecargas hepáticas y renales. Además, un exceso de proteína en la dieta produce un aumento de la excreción urinaria de calcio, pudiendo derivar en una descalcificación osea, riesgo de fracturas  y osteoporosis.

Las dietas hiperproteicas  para bajar de peso son un error, ya que no tienen ningún fundamento científico y pueden llevarnos a desequilibrios nutricionales y problemas de salud. Al eliminar la mayoría de los hidratos de carbono de la dieta, la masa muscular se reduce, reduciendo así el metabolismo basal y provocando posteriormente el temido efecto yo-yo.

Dietas pobres en proteína

Una dieta deficiente en proteínas puede conllevar la aparición de problemas en el desarrollo de la inteligencia, inmunodeficiencias, y malnutrición.

El déficit en proteínas es muy común en los niños de países del tercer mundo, donde aparece una patología por deficiencia de  proteínas conocida como kwashiorkor: al dejar de ser alimentados con leche materna, no hay suficiente proteína en su dieta y desarrollan esta enfermedad, visualmente detectable por el hinchazón del abdomen.

Medicadiet, Adelgazamiento y Nutrición.

medicadiet

¡Ya llegó la Navidad!

¡Ya llegó la Navidad!

Este año de tantas restricciones en nuestro día a día, no pueden quitarnos la ilusión por esos momentos maravillosos que nos trae esta época, como la vida en familia y el recuentro con  los amigos.

Un año más, queremos pasarlas cerca de vosotros para daros algunas pautas para alimentarse sano en estas fiestas.

Este año en Plan de Navidad Medicadiet hablaremos del papel de las proteínas en nuestro plan nutricional. Por eso, nuestra dedicatoria navideña, y nuestro -ya tradicional- Belén está dedicado a este nutriente fundamental.

Te animamos a que después del puente vengas con tu familia a ver el Belén que hemos preparado en nuestro centro de Andrés Mellado, 23.

¡¡No te lo puedes perder!!

¿Te han dicho que tienes Diabetes gestacional?

¿Te han dicho que tienes Diabetes gestacional?

Ante todo que no cunda el pánico, a continuación te vamos a explicar  en que consiste y cómo puedes aportar tu granito de arena en el tratamiento nutricional.

nutricion diabetes gestacional

La diabetes gestacional es más conocida cómo la diabetes del embarazo, suele aparecer entre las semanas 24 y 28 semanas entre el 1% a 14% de las pacientes. En ocasiones puede persistir después del parto y se asocia a un incremento de trastornos en la madre (hipertensión, infecciones vaginales y en vías urinarias, parto prematuro y cesárea) y un desarrollo anómalo en el bebé al estar expuesto a mayor cantidad de glucosa de la habitual. Por ese motivo es necesario un correcto tratamiento y control de la diabetes.

La diabetes gestacional se produce cuando el cuerpo de la madre no es capaz de producir y usar toda la insulina que necesita para llevar a cabo la gestación. Se piensa que es debido a que las hormonas producidas por la placenta impiden la acción de la insulina en el cuerpo de la madre elevando los niveles de glúcosa en la sangre.

Los pilares básicos para el tratamiento de la diabetes gestacional son:

  • Seguir pautas de alimentación adecuadas adaptadas a la situación fisiológica en la que nos encontramos.
  • Ejercicio. Se aconseja hacer ejercicio moderado durante 30 minutos todos los días. Si al final de la gestación existen limitaciones se puede optar por ejercicios en sedestación.
  • Fármacos. Su uso es necesario en los casos donde fracase el tratamiento dietético y el ejercicio físico.

Desde medicadiet nos vamos a centrar en el tratamiento nutricional. Los objetivos de este plan de alimentación serán:

  • Disminuir los niveles de glucosa en sangre, acercándolos al máximo a los valores normales.
  • Conseguir que el aumento de peso sea el adecuado durante la gestación, tanto para la madre como para el niño.
  • Controlar los niveles de lípidos plasmáticos, tanto de colesterol como de triglicéridos.
  • Prevenir y tratar la aparición de complicaciones agudas como la hipoglucemias inducida por insulina y ejercicio, y adaptar la alimentación en casos de cetosis.
  • Prevenir y tratar la aparición de complicaciones crónicas como la enfermedad renal (disminución de proteínas), hipertensión arterial (disminución de sal y grasas) o la enfermedad cardiovascular (disminución de grasas).

Tres Pautas Nutricionales Básicas

diabetes gestacionalLa base de tu alimentación será la misma que para todas las embarazadas, procurando que sea equilibrada, variada y nutricionalmente completa para cubrir tus necesidades y las del pequeño.

Sin embargo, hay algunas debes prestar atención a estas recomendaciones que son de especial ayuda para controlar los niveles de glucosa:

  1. Hacer cinco o seis comidas a lo largo del día. De esta manera se consigue un metabolismo energético mucho más eficiente y un reparto más equilibrado a lo largo del día. En casos de tratamiento con insulina las ingestas deben ir ajustadas a las inyecciones para conseguir un mayor control de la glucosa en sangre, evitando tanto hiperglucemias como hipoglucemias.
  2. Cuidar la ingesta de hidratos de carbono puesto que son los nutrientes que más influencia ejercen en los valores de glucemia. Sin embargo, deben estar ampliamente representados en la dieta aportando entre un 40% y un 50% de las calorías totales. Es aconsejable evitar el consumo de hidratos de carbono de fácil absorción conocidos como “hidratos de carbono simples”, donde encontramos los pasteles, bollos, golosinas o el propio azúcar y, aumentar el consumo de los carbohidratos de absorción más lenta o complejos como las pasta, el arroz o las legumbres puestos que estos últimos elevan de forma más lenta los niveles de glucosa en la sangre con respecto a los primeros.
  3. Aumentar el aporte de fibra, porque ralentiza  la digestión y la absorción de los alimentos y por lo tanto de la glucosa. Lo ideal es tomar unos 30 gramos al día por eso no deben faltar en nuestra alimentación las ensaladas, las legumbres, los cereales integrales, las frutas con piel…

Que hacer si tienes…

…Vómitos y nauseas

Se deben a los cambios metabólicos que se experimentan en el organismo. Para mejorar este malestar conviene que se realicen ingestas ligeras y frecuentes a ser posible siempre a la misma hora. De está manera conseguimos que las digestiones sean menos pesadas y que los niveles de glucosa se mantengan constantes en la sangre. Si hay indicios de hipoglucemía a primera hora sirve de ayuda tener en la mesilla galletas para poder tomarlas antes de levantarse.

…Acidez o pirosis

En este caso también es recomendable fraccionar bien la alimentación a lo largo del día. Hay alimentos que pueden agravar la situación como los condimentados o los muy grasos por lo que conviene evitarlos. También se ha demostrado que las proteínas hacen una mayor presión sobre el cardias, por ese aconseja que la dieta sea moderadamente proteica.

Tratamientos dietéticos que puedes seguir

A la hora de adaptar las pautas nutricionales marcadas puedes optar por dos tipos de tratamientos: dieta por menús o dieta por intercambios.

Dieta por menús

Es la dieta clásica, donde el paciente sigue unos menús fijos que le da su especialista y que se basan en la pre-planificación de calorías y reparto en macronutrientes (proteina, hidratos, grasas) prefijado. Tiene dos inconvenientes: la monotonía y que no se adapta bien a los gustos individuales. Aquellas personas que no cocinan en casa a diario lo tienen más complicado para seguirlo.

Dieta por Intercambios

Para dar variedad y flexibilidad en la alimentación a los pacientes con Diabetes, la Dra.Clotilde Vázquez (endocrina coautora del método medicadiet) y su equipo diseñaron hace ya tiempo la Dieta por Intercambios.

Se trata un tipo de dieta muy flexible y personalizada donde se le otorga al paciente diabético más libertad de elección: No se le dice lo que tiene que comer, sino que se le enseña a decidirlo por sí mismo.

En la Dieta por Intercambios se diseña un Plan Nutricional que incluye una cantidad de Intercambios diaria de cada tipo de nutriente: hidratos, proteinas…, para garantizar una alimentación equilibrada. Se llaman Intercambios porque te permiten elegir el alimento que prefieras dentro de cada grupo.

Dieta por Intercambios Medicadiet
En 2007, la Dra.Vázquez y medicadiet adaptaron el sistema de intercambios metodología para ofrecerla a todas las personas que quieren perder peso y aprender a comer según la dieta mediterránea. Así nació el método medicadiet, que ya hemos enseñado a  miles de personas con sobrepeso, embarazadas, postparto, deportistas, y personas con problemas de salud específicos.

Si quieres que te ayudemos en medicadiet a controlar tu diabetes gestacional, puedes empezar hoy mismo, contactándonos aquí.

Te recomendamos además que consultes estos artículos sobre diabetes gestacional y más recomendaciones en la web de mi bebé y yo.

Receta para esta etapa: Pasta integral con jamón y algas

Ingredientes: (Para 4 personas)

  • 250 gramos de pasta integral.
  • 2 dientes de ajo
  • 80 gramos de jamón serrano
  • Una lata de algas cocidas

Intercambios por persona:  4 HC, 1 PR, 1/2 VE

Preparación

Cocer la pasta en agua con un poco de sal hasta que quede al dente, entre 15-18 minutos. Escurrir y reservar.

En una sartén con una cucharada de aceite de oliva se sofrien los ajos fileteados y una vez dorados seagrega el jamón en tacos pequeños. Se saltea y se incorporan las algas.

Añadir a la pasta y obtenemos un plato muy nutritivo.

pasta algas jamon

Medicadiet, Adelgazamiento y Nutrición.

medicadiet

Inteligencia nutricional a la hora de la compra (II)

Hace unas semanas os ofrecimos unos consejos generales para hacer la compra con inteligencia (nutricional). Hoy continuamos este tema y nos centramos en ayudaros a elegir alimentos específicos. Para llevar una alimentación saludable, lo ideal sería poder tomar la mayoría de los alimentos frescos. El ritmo de vida actual y la falta de tiempo hacen que cada vez tengamos menos tiempo para dedicárselo a la cocina. Así, terminamos muchas veces sin saber qué elegir y optando por una alimentación poco variada, muy calórica y desequilibrada.

En este artículo os damos ideas de productos que comprar para tener en casa: productos imprescindibles,  fáciles de preparar y rápidos de cocinar.

 Frutas y verduras

  • Ricas en vitaminas y minerales, son indispensables en nuestra dieta.
  • Varía entre las frutas de temporada, puedes comprar pequeñas cantidades de cada una. Las frutas enlatadas en su jugo, también son una buena opción.
  • Otras formas de comer fruta pueden ser zumos, macedonias o mermeladas.
  • Las verduras ya cocinadas, congeladas o ensaladas ya preparadas son una forma sencilla y rápida de tener verduras en la comida y en la cena.
  • Elige conservas que no vayan en aceite: espárragos blancos, alcachofas, brócoli, judías verdes.

 Legumbres, arroz, patata y pasta

  • Las legumbres se conservan durante bastante tiempo en la despensa, son fáciles de preparar y de combinar con otros alimentos.
  • Puedes optar por comprar botes de legumbre ya cocida, además no es necesario que se hagan guisos, ¡en ensalada están deliciosas!
  • Los vasitos de arroz o de pasta al microondas, también son muy útiles para las personas que disponen de poco tiempo para la cocina.
  • Latas de guisantes o de maíz son un recurso muy sencillo para tener en la despensa.

 Cereales, pan y galletas

  • Buenas opciones para tomar entre horas.
  • Lo ideal es ir combinando y variando a lo largo del día.
  • Fuera de casa, podemos tomar una barrita de cereales o unas tortas de arroz o de maíz.

 Leche y productos lácteos

  • Son indispensables porque nos aportan la mayoría del calcio de la dieta.
  • Tener siempre a mano queso,  yogures desnatados, de sabores o con frutas y algunos yogures líquidos.
  • En el mercado hay gran variedad de productos lácteos enriquecidos en bacterias beneficiosas o fibra: probióticos y prebióticos, que mejoran el sistema inmune y el tránsito intestinal.

 Carnes, pescados, mariscos y huevos

  • Compra bandejas de carne o pescado, y haz pequeños paquetes para congelarlos y poder utilizar lo que necesites.
  • En el congelador, puedes tener además, palitos de cangrejo, gambas peladas, sepia o calamares.
  • Tampoco te olvides de las latas de atún,  mejillones, berberechos, o sardinas, para añadir a ensaladas o como aperitivo.
  • Los huevos tienen proteína de alta calidad y son muy rápidos de preparar, en forma de tortilla, cocido o en revuelto.

Recuerda que es mejor prevenir que curar. Así, si tienes todo disponible en tu cocina, ¡evitarás hacer comidas desequilibradas!

Medicadiet, Adelgazamiento y Nutrición.

medicadiet