Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

¿Por qué engordas papá?

padre

Cuando nace un niño, nacen 3 personas: una madre, un padre y un hijo. Y es inevitable que cambien muchas cosas, siendo una de ellas el tiempo que te dedicas a ti mismo, papá.

Con la llegada de vuestro hijo, anteponéis vuestras necesidades individuales y de pareja  a la atención absoluta de vuestro retoño. Y más al principio, que todo es un mundo, todo es novedad.

Por desgracia, no hay ningún manual que diga cómo ser un buen padre sin descuidar nuestra salud física y mental. Porque atender a vuestro hijo es importante. Pero cuidarse  a uno mismo, también lo es.

Según diversos estudios que han observado los hábitos alimentarios  de los padres primerizos, uno de los motivos por los que aumentan de peso es por el deseo de sólo querer estar con su hijo. Sin importarle los factores externos, como es la dieta y su alimentación. Otros estudios han observado que durante el embarazo, el futuro padre gana una media de 6,35kg.

Lo malo es, que sólo se consigue que el papá aumente de peso y que después le cueste más bajarlo. Además se ha observado que los papás sufren también de estrés y cambios de humor por la nueva situación.

Ponte las pilas antes de que sea tarde

Es evidente que la llegada de una personita al mundo te cambia la vida. Sería incierto decir que dispones del mismo tiempo que antes para ir al gimnasio, salir de cañas o ver una peli con tu pareja. Todo es más caótico y más difícil de equilibrar. Pero no imposible.

Una de 2, podemos dejarnos llevar por la situación y que la báscula se convierta en tu pesadilla o coger el toro por los cuernos. O lo que es lo mismo, adaptarnos a la situación y crear pequeños cambios en nuestra rutina diaria.

Por ejemplo, salir a pasear con nuestro hijo. El impacto positivo que generarás será multiplicado por tres:

1. Liberas un rato a la mamá para que ella también encuentre su momento. Te lo agradecerá. O por el contrario,  salir los 3 juntos a pasear. Sin duda, será un momento feliz para todos.

2. Creas un vínculo con tu hijo. Aunque no pueda expresártelo en palabras, sentirá la relación estrecha que compartes con él.

3. No correrás la maratón, pero andar te ayudará a gastar calorías y agilizar tu cuerpo. Si además coges rutina, los kilómetros aumentarán y el esfuerzo será menor. Como ves, de un sólo acto salen varios resultados positivos.

Otra idea sería hacer una tabla interactiva de tonificación junto a tu hijo. Invade el salón de casa y sigue una tabla de ejercicios. Para él serás el padre más divertido del mundo y para tu cuerpo, un regalo que te agradecerá. Si tu hijo es pequeñito, usa un portabebés y hacedlo simultáneamente. El ritmo de tus movimientos será la mejor estimulación para él.

Y  lo más importante: ¡cuida tu alimentación! No dejes que aumente tu peso en exceso, ya que el camino para bajarlos será más largo. Escoge un día de la semana para cocinar una hora y congela para toda la semana. Las legumbres y purés de verduras son una buena opción. Evitarás la comida rápida, que sólo te ayudarán a aumentar la grasa. Y de segundo opta por proteína magra, un filete a la plancha se hace en 3 minutos. Y que tu postre y tus meriendas sean fruta, yogures e hidrato de absorción lenta como el pan o las galletas. Estabilizan tu glucosa durante todo el día y no tendrás necesidad de picar.

¿Se te ocurren más ideas para ser un papá feliz y sano?

Artículo por Medicadiet

Planes Nutricional para toda la Familia

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *