Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Receta por intercambios: Pulpo con patatas

Pulpo con patatas, una receta tradicional

Intercambios por persona: 2 HC + 2 PRO

Normalmente esperamos a comer fuera o a alguna ocasión especial para deleitarnos con un delicioso plato de pulpo. Sin embargo, bien cocinado, el pulpo con patata puede ser una exquisita opción para tu dieta saludable y equilibrada. ¿Quieres saber más sobre esta receta?

Pulpo, el molusco de 8 pies

Principalmente, el pulpo destaca por su riqueza en proteínas de alto valor biológico. Aporta aminoácidos esenciales que sólo podemos obtener a través de la dieta. Además, aporta un escaso contenido en grasas, y su contenido en colesterol es bastante bajo. Estas dos características hacen de él un alimento apto para una dieta hipocalórica.  Por tanto, su carne es de gran calidad, y podemos consumirlo sin preocuparnos de excedernos con las calorías.

Otro gran aporte por parte de este tipo de marisco, son los minerales. Una sola ración de pulpo cubre el 100% de las necesidades de selenio al día. El selenio contribuye al mantenimiento del cabello y uñas, al funcionamiento normal del sistema inmunitario y de la función tiroidea, entre otros.   

El pulpo también es una importante fuente de yodo, fósforo, calcio y sodio, contribuyendo al 80%, 38%, 22% y 28% respectivamente de las recomendaciones diarias para hombres y mujeres con una dieta equilibrada y actividad física moderada.

En cuanto a su aporte de las vitaminas, como en la mayoría de los alimentos de origen animal, el pulpo destaca por su aporte en vitamina B12, aunque también su contenido en niacina y biotina es considerable.

Además el pulpo tiene mucho juego en la cocina. Es apto tanto para guisos calientes como para completar ensaladas, por eso lo podemos disfrutar de su consumo en cualquier época del año.

Ingredientes (para 6 personas):

  • 1 pulpo de 1 kg

  • 6 patatas medianas

  • 1 cebolla

  • 1 diente de ajo

  • 2 tomates

  • Un pimiento rojo

  • Una cucharada de aceite de oliva

  • 1 copa de vino blanco

  • Sal

  • Una punta de guindilla

  • Perejil picado  

  • Pimentón dulce

  • Una hoja de laurel

¡Manos a la obra!

Pon al fuego una cazuela grande con agua con sal, una hoja de laurel, una cebolla y las dos patatas peladas. Cuando empiece a hervir, introduce el pulpo en el agua, aguanta unos segundos y sácalo fuera. Repite la operación tres veces más, y después, deja que se cueza durante 30 minutos más hasta que la textura sea la esperada. Así conseguirás que adquiera una textura más blanda. Una vez cocido el pulpo,retíralo y reserva el caldo.

Después pica el ajo, y ponlo a dorar con una cucharada de aceite de oliva. Hazlo en una olla grande con tapa y mejor que sea a fuego medio. Trocea la cebolla que introdujiste en el agua y la guindilla (sólo una punta) y agrégalos junto con el ajo. Pica el pimiento rojo y el tomate, y añádelos también en la olla. Espolvorea media cucharada de pimentón dulce, riega con el vino blanco y parte del caldo del pulpo, y deja que reduzca.

Trocea el pulpo y las patatas en trozos pequeños y añádelos al guiso. Deja que se cocine todo junto durante cinco minutos. Sirve en cazuela de barro y espolvorea perejil por encima.

Sugerencia: Si congelas el pulpo previamente durante un día su textura será mucho más blanda.

Intercambios por persona: 2 HC + 2 PRO

Artículo por Medicadiet

Empieza a Perder Peso Comiendo de Todo

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *