Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Suplementación en el Embarazo

En numerosas ocasiones se escucha que durante el embarazo hay que comer el doble para así alimentar bien tanto a la madre como al bebé, pero esto es una gran equivocación. Lo que sí que es importante y no hay que olvidar nunca es hay que comer el doble de bien. Dado que el embarazo presenta un desafío desde el punto de vista nutricional, a continuación explicaremos cuales son las recomendaciones nutricionales y de suplementación para las mujeres embarazadas.
En primer lugar hay que resaltar que una ingesta inadecuada e insuficiente de nutrientes durante el embarazo está relacionada con ciertas patologías como la preeclamsia (presión arterial alta durante el embarazo), retraso del crecimiento intrauterino, anomalías congénitas e incluso abortos. Por ello, conocer bien las recomendaciones previas al embarazo y durante el mismo juegan un papel muy importante en la salud de la madre y del bebé tanto durante su desarrollo como en su futura etapa adulta.
De todos los micronutrientes, aquellos que tienen un papel clave para el correcto desarrollo del feto son el hierro, el iodo, el calcio y la vitamina B 9 (ácido fólico).
La suplementación de hierro no está recomendada de forma rutinaria a todas las embarazadas sino únicamente a aquellas que presenten anemia por deficiencia de hierro. Lo que sí que es importante para cualquier madre gestante es incluir alimentos en la dieta que contengan dicho micronutriente como son las carnes rojas magras, la carne de ave, pescados como el salmón o las sardinas, vegetales de hoja verde, legumbres y cereales integrales.
En cuanto al iodo, resaltar que la clave para alcanzar los niveles adecuados está en la dieta, y sólo si a través de ella no se alcanzan las recomendaciones, es cuando el médico se planteará una suplementación del micronutriente. La cantidad diaria recomendada en el caso de las embarazadas es de 200 mcg al día y esto es fácilmente alcanzable si la gestante consume pescado marino de forma habitual, si se aderezan las comidas con un poco de sal yodada y si además se consumen 2 raciones de lácteos desnatados al día.
Las necesidades de calcio están también aumentadas durante la gestación pero no hay que olvidar que los niveles de absorción del organismo también incrementan hasta en un 40%. Por ello, la recomendación nutricional de consumir 3 raciones de lácteos al día es suficiente para conseguir una buena mineralización ósea del bebé.
Por último en relación al ácido fólico, la recomendación para toda embarazada es la suplementación diaria de 400 μg de ácido fólico para reducir la probabilidad de cualquier patología relacionada con el tubo neural, anomalías graves del cerebro y de la médula espinal. Dado que el tubo neural se cierra antes del día 28 de la gestación, ésta recomendación está indicada en el periodo preconcepcional (1-2 meses antes de quedarse embarazada) y durante las primeras 12 semanas de embarazo. Además, en la dieta hay muy buenas fuentes de vitamina B 9 como son los vegetales de hoja verde, las legumbres y los frutos secos.
Por todo ello, podemos concluir que la alimentación es un factor clave en el embarazo, que debe cuidarse antes y durante la gestación, para conseguir el estado óptimo de desarrollo. Resaltar también, que estudios demuestran que las mujeres que tienen una buena adherencia a la dieta mediterránea tienen menores dificultades a la hora de quedarse embarazadas y un porcentaje mayor de éxito en el embarazo.

Mejorar tu Alimentación durante el Embarazo

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *