All Posts tagged dieta por intercambios

Multivitamínicos y eficacia

En ciertas ocasiones cuando nos sentimos cansados o con menos energía, o simplemente porque pensamos que nos viene bien, tomamos multivitamínicos con el fin de mejorar nuestra salud, pero ¿son siempre beneficiosos? ¿es necesario tomarlos? ¿tienen algún peligro? Si las respuestas a estas preguntas te interesan, ¡no te pierdas este artículo!

Los multivitamínicos son suplementos dietéticos que contienen vitaminas, minerales y otros nutrientes o sustancias, pudiéndose presentar en forma de pastillas, polvo, jarabes o incluso golosinas para el caso de los niños.

Las dosis que contienen suelen ser muy elevadas, superando en ocasiones el 100% de la ingesta diaria recomendada (IDR), esto es debido a que la absorción de los nutrientes en forma de suplemento es mucho menor que cuando ingerimos a través de alimentos. El consumo de vitaminas a través de alimentos difícilmente alcanza dosis excesivamente altas como para ser perjudiciales.

Las vitaminas son compuestos imprescindibles para la vida, tienen multitud de funciones en el organismo. Algunas de ellas las podemos sintetizar por nosotros mismos, como la vitamina D, pero hay otras que son esenciales y es necesario ingerirlas.

Las podemos clasificar en hidrosolubles o liposolubles atendiendo a su solubilidad, esto es importante porque las hidrosolubles tienen una eliminación más rápida a través de la orina, en cambio, aquellas liposolubles permanecen más tiempo en nuestro organismo ya que se almacenan en la grasa y su eliminación es a través de las heces, siendo mucho más lenta. Esto es importante tenerlo en cuenta para entender que algunas pueden llegar con más facilidad a dosis perjudiciales.

¿Son efectivos los multivitamínicos?

Una dieta equilibrada y variada, como la Dieta Mediterránea, nos aporta una cantidad suficiente para cubrir las necesidades diarias, por lo tanto, no se requiere de suplementación.Numerosos estudios realizados no han conseguido por el momento demostrar beneficios tomando dosis más elevadas de vitaminas que las recomendadas y tampoco con

¿Cuándo es necesario tomarlos? ¿Debemos dárselos a los niños? 

Para la población general no se necesita la suplementación en vitaminas excepto en algunos casos; los multivitamínicos los consideramos importantes en aquellas personas cuyos requerimientos no puedan cubrirse exclusivamente con la dieta, como por ejemplo ciertas patologías, situaciones especiales como el embarazo, entrenamientos muy exigentes, edades avanzadas, o en el caso de que la dieta habitual de la persona sea insuficiente en micronutrientes por una razón determinada.

  • Embarazo y lactancia: hay evidencia clara de que es necesario una suplementación con ácido fólico en la mujer en el primer trimestre de embarazo para llegar a la recomendación de 0,4-0,8 mg/día. El ácido fólico es imprescindible que se ingiera en cantidad suficiente con el fin de evitar defectos en el tubo neural. Además es uno de los micronutrientes más biodisponibles en la forma sintética, esto quiere decir que su absorción es alta y se recurre a ella para asegurar la dosis. Estos suplementos también pueden incluir Vitamina D para garantizar una dosis adecuada. Además es interesante mencionar la importancia de seguir una dieta rica en hierro para prevenir anemias y prescindir del uso de suplementos de este mineral. El calcio tiene posibles efectos contra la hipertensión en el embarazo y la preeclampsia, aunque se requieren más estudios para confirmar este efecto.
  • Bebés y niños: únicamente se recomienda el uso de Vitamina D desde el nacimiento hasta que el bebé ingiera leche fortificada con este micronutriente importante para una mejor absorción de calcio. El hierro se podría suplementar hasta la introducción en la dieta del bebé de alimentos que contengan hierro.Las leches de fórmula generalmente están enriquecidas con ambos nutrientes. Los niños que siguen una dieta variada y equilibrada no requieren suplementación.
  • Deportistas de alto rendimiento: dependiendo del deporte y de la intensidad del mismo, los requerimientos de algunas vitaminas se verán aumentados. Para conocer vuestras necesidades, consultad a vuestro nutricionista para una ingesta personalizada y adaptada.
  • +50 años: en este caso, la absorción de la vitamina B12 o cobalamina se encuentra disminuida, por lo tanto, gran parte de la cantidad ingerida no es asimilada por el organismo. En este caso es necesario ingerir una mayor cantidad para asegurar que se cubren los requerimientos y puede ser necesaria la suplementación. En cuanto a la Vitamina D, las dosis son más altas con el fin de asegurar la salud ósea.
  • Otras situaciones especiales como el tabaco, aumentan las necesidades de antioxidantes, patologías que afectan a la absorción de vitaminas, …

¿Suponen algún peligro?

Hay evidencia en algunos estudios realizados de que un exceso de algunas vitaminas si podría causar daños en la salud, estas dosis son muy altas y con la alimentación es difícil alcanzarlas, en cambio una suplementación con multivitamínicos sí podría llegar a estas dosis, por lo que es importante seguir el consejo y seguimiento médico.

En conclusión, podemos decir que es importante es seguir una dieta saludable y variada, incluyendo alimentos de todos los grupos puesto que cada uno nos aporta nutrientes diferentes y necesarios para un buen estado de salud. Los multivitamínicos son de gran ayuda, pero solo en las situaciones especiales anteriormente descritas.  No debemos asociar una ingesta excesiva de vitaminas a la obtención de beneficios en la salud.

¡Nútrete con alimentos!