All Posts tagged dieta

Suplementación en el Embarazo

En numerosas ocasiones se escucha que durante el embarazo hay que comer el doble para así alimentar bien tanto a la madre como al bebé, pero esto es una gran equivocación. Lo que sí que es importante y no hay que olvidar nunca es hay que comer el doble de bien. Dado que el embarazo presenta un desafío desde el punto de vista nutricional, a continuación explicaremos cuales son las recomendaciones nutricionales y de suplementación para las mujeres embarazadas.
En primer lugar hay que resaltar que una ingesta inadecuada e insuficiente de nutrientes durante el embarazo está relacionada con ciertas patologías como la preeclamsia (presión arterial alta durante el embarazo), retraso del crecimiento intrauterino, anomalías congénitas e incluso abortos. Por ello, conocer bien las recomendaciones previas al embarazo y durante el mismo juegan un papel muy importante en la salud de la madre y del bebé tanto durante su desarrollo como en su futura etapa adulta.
De todos los micronutrientes, aquellos que tienen un papel clave para el correcto desarrollo del feto son el hierro, el iodo, el calcio y la vitamina B 9 (ácido fólico).
La suplementación de hierro no está recomendada de forma rutinaria a todas las embarazadas sino únicamente a aquellas que presenten anemia por deficiencia de hierro. Lo que sí que es importante para cualquier madre gestante es incluir alimentos en la dieta que contengan dicho micronutriente como son las carnes rojas magras, la carne de ave, pescados como el salmón o las sardinas, vegetales de hoja verde, legumbres y cereales integrales.
En cuanto al iodo, resaltar que la clave para alcanzar los niveles adecuados está en la dieta, y sólo si a través de ella no se alcanzan las recomendaciones, es cuando el médico se planteará una suplementación del micronutriente. La cantidad diaria recomendada en el caso de las embarazadas es de 200 mcg al día y esto es fácilmente alcanzable si la gestante consume pescado marino de forma habitual, si se aderezan las comidas con un poco de sal yodada y si además se consumen 2 raciones de lácteos desnatados al día.
Las necesidades de calcio están también aumentadas durante la gestación pero no hay que olvidar que los niveles de absorción del organismo también incrementan hasta en un 40%. Por ello, la recomendación nutricional de consumir 3 raciones de lácteos al día es suficiente para conseguir una buena mineralización ósea del bebé.
Por último en relación al ácido fólico, la recomendación para toda embarazada es la suplementación diaria de 400 μg de ácido fólico para reducir la probabilidad de cualquier patología relacionada con el tubo neural, anomalías graves del cerebro y de la médula espinal. Dado que el tubo neural se cierra antes del día 28 de la gestación, ésta recomendación está indicada en el periodo preconcepcional (1-2 meses antes de quedarse embarazada) y durante las primeras 12 semanas de embarazo. Además, en la dieta hay muy buenas fuentes de vitamina B 9 como son los vegetales de hoja verde, las legumbres y los frutos secos.
Por todo ello, podemos concluir que la alimentación es un factor clave en el embarazo, que debe cuidarse antes y durante la gestación, para conseguir el estado óptimo de desarrollo. Resaltar también, que estudios demuestran que las mujeres que tienen una buena adherencia a la dieta mediterránea tienen menores dificultades a la hora de quedarse embarazadas y un porcentaje mayor de éxito en el embarazo.

FODMAPs, en buenas manos

Cada vez son más las personas que acuden a consulta nutricional para recibir ayuda y consejo profesional sobre cómo seguir una dieta baja en Fodmaps y sobretodo cómo combinar los alimentos que se permiten en esta dieta para que no se den deficiencias nutricionales y haya un equilibrio en las ingestas. Es por eso que en el artículo de hoy os hablamos sobre la dieta baja en FODMAPs y os damos ideas de platos sanos y palatables que esperamos os sirvan de ayuda!.

¿Qué es Nutri-score?

A muchas personas les resulta complejo interpretar el etiquetado nutricional de muchos alimentos, ya que para comprender la etiqueta de un alimento se requieren algo de conocimientos de nutrición. Es por ello que el pasado 14 de noviembre, con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Obesidad, se presentó Nutri-score, un nuevo etiquetado nutricional,  que será obligatorio en menos de un año. Aunque, la finalidad de nutri-score es  orientar al consumidor sobre los alimentos más saludables, este nuevo etiquetado ha revolucionado el campo de la nutrición y redes sociales. Si quieres saber por qué ¡¡sigue leyendo!!

¿Qué es Nutri-score?

El Nutri-score se trata de una herramienta que se ha diseñado con el fin de facilitar al consumidor la lectura del etiquetado nutricional. Localizado en la parte frontal de los productos, pretende que el consumidor con un simple golpe de vista pueda identificar, cual es el valor nutricional y cuánto de saludable es un producto alimenticio, y así poder orientar su compra hacia productos más saludables, sin necesidad de leer la etiqueta.

¿Cómo funciona el nuevo semáforo de los alimentos?

Este nuevo sistema consiste en un código constituido por cinco letras identificadas cada una de ellas por un color.

  • A: verde oscuro
  • B: verde claro
  • C: amarillo
  • D: naranja
  • E: rojo

Se han escogido estos colores ya que simulan las luces de un semáforo (verde, amarillo y rojo). En el tráfico el color rojo indica prohibición, el amarillo o ámbar indica advertencia y verde indica vía libre. Lo mismo ocurre con este nuevo etiquetado, aquellos productos o bebidas identificada bajo la letra A y B (verdes) serán más saludables que aquellas que se clasifiquen como E o ROJO que serán los de peor calidad nutricional.

La clasificación de los productos y bebida en un nivel u otro se hace en función de su contenido por 100 gramos en calorías, grasas saturadas, azúcares, sal, proteínas, fibra, contenido en verduras, frutas y frutos secos.

Pros y contras

¿Pros?

La principal ventaja de este sistema es que permite la identificación rápida de los alimentos ultraprocesados con alta densidad calórica y baja calidad nutricional, ricos la mayoría de ellos en azúcares y grasas saturadas ya que todos ellos tendrán puntuaciones bajas (D y E) y los consumidores rápidamente podrán decidir con conocimiento si añadirlos a su cesta de la compra o no. También puede resultar útil para identificar dentro de una misma categoría de alimentos cuál es el más saludable, por ejemplo entre botes de tomate frito o entre distintos chocolates.

¡Contras!

El mayor inconveniente de este sistema de etiquetado  es que en algunos productos de buena calidad nutricional se puede crear confusión. Por ejemplo el aceite de oliva virgen extra se categoriza como “D, naranja”, pudiendo  interpretarse como un alimento de calidad dudosa e insano, nada más lejos de la realidad. Se le clasifica ahí, por que es un alimento muy calórico y graso pero, es grasa, buena y beneficiosa, para nuestra salud. Es por ello que el ministerio de sanidad emitió el pasado 17/11/18 un comunicado en que transmitía que: “este sistema de intercambio frontal se implantara en alimentos compuesto por más de un ingrediente, por ello no será aplicable a la leche, miel, huevo aceite por ejemplo”.

Conclusión

Desde Medicadiet, creemos que este nuevo sistema de etiquetado nutricional es un buen punto de partida. Claro está que al tratarse de una novedad, se tendrá que ver como se adapta al mercado actual y a partir de ahí ir afinando aquellos aspectos que pudieran generar confusión. Pero sí que creemos que la selección de la compra de muchos consumidores mejorará, sobretodo si comparan entre grupos de productos. No obstante, para nosotros lo más importante es la información nutricional del etiquetado tradicional, por ello os dejamos este articulo del blog en el que os damos las claves principales para entenderlo.

Artículo por Medicadiet.