All Posts tagged dormir

COMO AFECTA EL SUEÑO AL COMPORTAMIENTO ALIMENTARIO

El patrón alimentario está influido por diversos factores, uno de ellos es el sueño. Se ha visto que no dormir las horas necesarias afecta al comportamiento que tenemos con la alimentación. ¿Quieres saber más? Pues sigue leyendo…

Importancia de dormir correctamente.

Se ha visto que dormir las horas suficientes es muy importante para recuperarse de las actividades realizadas durante el día, además que es indispensable para el óptimo aprendizaje de las personas.

Cabe destacar, el papel tan importante que tiene para el desarrollo cerebral, ya que el sueño participa en el aprendizaje,  mejora la eficacia para resolver problemas y consolida la memoria. Por otro lado, se ha podido demostrar que si se producen alteraciones en el sueño, es más fácil que se puedan producir problemas conductuales, a nivel académico y que la persona sea más propensa a sufrir ansiedad, depresión y agresividad.

Cuando dormimos, en la primera mitad de la noche, se produce la restauración física y en la segunda se da la restauración psicológica.

¿Cómo afecta el sueño a la alimentación?

Muchas personas sacrifican parte del tiempo de dormir para realizar actividades de ocio o relacionadas con la vida laboral sin saber que tienen graves consecuencias para la salud.

  • En primer lugar, la privación del sueño aumenta el apetito. Esto se debe a cambios hormonales, la leptina y la grelina son unos de los principales reguladores del hambre. La grelina se encarga de estimular el apetito y a leptina lo disminuye. Por ello, cuando no se descansa adecuadamente, estas hormonas se ven comprometidas. La leptina disminuye y la grelina aumenta, haciendo que el apetito aumente.
  • Se ha visto que el cortisol (hormona del estrés) aumenta en sangre cuando se duerme poco, lo que dificulta la pérdida de grasa corporal deseada.
  • Por último, en numerosos estudios se ha encontrado una relación entre la falta de sueño y el aumento de la ingesta de alimentos. Cuando se duerme poco, para suplir la energía necesaria que no se ha conseguido a través del sueño, se  aumenta la ingesta de alimentos, café y bebidas energéticas. Ese cansancio hará que sea más difícil tomar decisiones a la hora de hacer la elección de alimentos y se tenderá a elegir opciones menos recomendables.

Y la alimentación, ¿afecta al sueño?

Se ha visto que algunos hábitos alimentarios pueden afectar al sueño, por ello aquí dejamos una serie de ejemplos:

  • Los excitantes empeoran la calidad del sueño. Los alimentos que contienen sustancias excitantes como puede ser la cafeína en los refrescos de cola, el té o el café y por otro lado el chocolate, se deben evitar a partir de las siete de la tarde para que no afecte al sueño.
  • Muchas proteínas tienen un papel regulador en la síntesis de serotonina (participa en el ciclo sueño-vigilia) y además incrementa la síntesis de adrenalina que te mantiene alerta.
  • Las especias suelen aumentar la producción de los jugos gástricos en el estómago y aumenta el malestar durante la noche.
  • Los hidratos de carbono (legumbre, patata, verduras, cereales…) estimulan la producción de serotonina y melatonina mejorando así los ritmos circadianos.
  • Hay que evitar las comidas muy copiosas durante todo el día pero es más importante hacerlo durante la noche para evitar molestias.

Consejos para mejorar el sueño.

  • Irse a dormir y levantarse a la misma hora respetando los ritmos circadianos. En fines de semana, evitar dormir más ya que se alterarán los ritmos.
  • Realizar ejercicio de manera diaria mejora la calidad del sueño. Siempre evitar hacer el ejercicio después de las siete de la tarde.
  • Antes de ir a dormir, realizar actividades que te relaje y disminuya así el estrés