All Posts tagged educación nutricional

Alimento de Temporada: Habas Frescas

habas

Queremos dedicarle un día a este alimento que cada vez es menos conocido.

A pesar de lo poco que dura la temporada de esta verdura es muy recomendable incluirla en vuestra dieta, pues es una fuente de fibra y de vitaminas.

Contiene vitaminas A, B, C y E. Además contienen potasio, fósforo, calcio, hierro, magnesio y zinc.

Pueden aguantar 3-4 días en el frigorífico o en un lugar fresco y seco.

También puedes congelarlas para que aguanten hasta 3 meses, aunque conviene en estos casos escaldarlas, dejar que se enfríen y entonces congelar.

Para saber si son frescas la mejor forma es doblar una, si no rompe no están frescas.

Para cocinarlas se recomienda mezclarlas con otras verduras para suavizar su sabor.

Por ejemplo rehogándolas con cebolla, zanahoria y calabaza.
Artículo por Medicadiet

Más

Si Comes Fuera de Casa: que no sobre comida pero que tampoco falte

restaurante

¿Cuantas veces has ido a un restaurante y has pensado que sobraba comida o que por el contrario ibas a quedarte con hambre?

En primer lugar tenemos que tener en cuenta que cada persona es única y como tal tiene diferentes necesidades y también diferentes costumbres a la hora de comer. Por ello al comer fuera de casa debemos intentar mantener nuestros hábitos.

Si acudes a un restaurante que ya conoces y sabes las raciones que sirven, indícales la cantidad de platos que quieres. No es necesario que sobre comida ni que hagas una comida muy copiosa, sobre todo si es en comidas de menú diario.

Si no puedes controlar la cantidad que te sirven, pregunta si tienen la opción de comer medio menú. Muchas veces esta es la solución, por ejemplo, si hay un primer plato de paella en muchos sitios la ración sirve perfectamente de plato único.

Cuidado que también nos podemos encontrar con el caso contrario: salir a cenar y quedarnos con hambre.

Cada vez más gente nos ha comentado que esto les pasa, sobre todo, cuando van a sitios de cocina moderna. Si eres una persona que necesita comer más cantidad tenlo en cuenta a la hora de elegir restaurante.

Tan malo es el exceso como el defecto. Recuerda que no por comer fuera tienes que comer el doble o la mitad de lo que comerías en casa.

Artículo por Medicadiet

Más

Elige el Pescado Más Fresco

SONY DSC

Se trata de un producto perecedero cuando se vende fresco, con el que no nos la podemos jugar a la hora de comprarlo en la pescadería, ya que la calidad puede menguar si no tiene la frescura adecuada.

A la hora de elegir el pescado, fíjate en estas características para asegurarte de que se trata de un producto fresco:

Olor: el pescado fresco presenta olor a mar. Cuando tiene un olor desagradable y pútrido, el pescado está alterado.

- Piel: debe tener colores brillantes propios de la especie, con un ligero mucus transparente, al apretar con el dedo la piel no debe quedar huella. El pescado deteriorado tiene color apagado, con un mucus lechoso, y piel flácida, quedando huella cuando se presiona.

Ojo: el pescado fresco tiene el ojo limpio y brillante, con la pupila claramente negra. Cuando el pescado lleva varios días capturado, el ojo se torna lechoso, y la pupila opaca.

Branquias: de color rojo vivo, según la especie, con las láminas separadas. Evita el pescado cuando las branquias son de color pardo, con olor desagradable y mucus lechoso y espeso.

Carne: al abrir el pescado, debe observarse consistencia firme, de apariencia lisa y brillante. Cuando la carne es blanda, el pescado no es fresco.

Vísceras y columna vertebral: se deben observar perfectamente diferenciadas, firmemente adheridas y difíciles de separar. Al abrir el pescado, la sangre debe ser roja brillante.

- Escamas: firmemente adheridas a la piel, no deben desprenderse con facilidad.

Abdomen: no debe encontrarse hinchado por acumulación de gas. Tiene que encontrarse terso y liso.

Comprando un pescado fresco con la máxima calidad, podrás disfrutar más de tus platos que contengan este ingrediente. No olvides que otra excelente opción para consumir pescado si no tienes demasiado tiempo para pararte a examinar la frescura es recurrir a la sección de congelados.

Sea como sea, el pescado es un alimento que no debe faltar en nuestra dieta, por el aporte en nutrientes esenciales para nuestra salud, y por lo que supone comer un exquisito plato cuyo ingrediente estrella sea este producto del mar.

Artículo por Medicadiet

Más

Si eres Deportista, cuidado con el Riesgo de sufrir Anemia

carrera 28 may

El hierro es uno de los micronutrientes más importantes para nuestro organismo. No lo necesitamos en grandes cantidades, pero es absolutamente necesario para un correcto funcionamiento de nuestro cuerpo. La mayor parte del hierro se encuentra formando parte de nuestros glóbulos rojos, y por tanto su función principal es la de proporcionar oxígeno a cada una de nuestras células por medio de la hemoglobina, que toma el oxígeno de los pulmones y lo lleva al resto de los tejidos.

Cuando no se da un aporte adecuado de hierro, aparece la Anemia Ferropénica. Al haber un déficit de este mineral, la producción de hemoglobina es baja, y los glóbulos rojos son más pequeños y menos eficientes en su trabajo como transportador de oxígeno. Esto se traduce en un bajo aporte de oxígeno a los tejidos y eliminación deficiente de dióxido de carbono. Es importante prevenir la deficiencia de hierro en deportistas, ya que el corazón tendría que trabajar más, aumenta el cansancio cuando se practica ejercicio y es más difícil recuperarse tras éste.

El hierro no se sintetiza en nuestro cuerpo, es indispensable aportarlo en la dieta. Las necesidades diarias para adultos son de 10 a 15 mg. Los requerimientos son mayores en mujeres, que suelen padecer anemias con mayor frecuencia debido a pérdidas de hierro con el sangrado de la menstruación, o en etapa de gestación cuando el feto “roba” a la madre parte del mineral. En deportistas, los requerimientos son de al menos 20-25 mg/día, debiéndose prestar mayor atención en mujeres deportistas.

En deportistas, la deficiencia de hierro puede deberse a múltiples factores:

-          Aporte inadecuado en la dieta, por abuso de consumo de hidratos de carbono, tomando menos proteínas y grasas. El hierro más biodisponible es el de origen animal; no es recomendable eliminar los productos de origen animal de la dieta. En el caso de no lograr cubrir las necesidades, una buena opción son los cereales fortificados en hierro.

-          Absorción intestinal reducida, debido a que un trabajo muscular intenso aumenta el tránsito intestinal y no da tiempo a que se absorba. La vitamina C y determinados aminoácidos procedentes de la proteína animal ayudan en la absorción intestinal de hierro. El hierro procedente de productos animales se absorbe más rápido y mejor; una gran ayuda sería añadir un cítrico en la comida (una naranja de postre, rociar el plato con jugo de limón).

-          No hay que olvidar que los requerimientos son mayores que los de la población general, ya que el músculo necesita estar más oxigenado en el ejercicio, y aumenta la necesidad de hierro para que el proceso se dé de forma adecuada.

Alimentos ricos en hierro:

Fuente animal: hígados y vísceras, carne roja, marisco, pescado, carne de ave y yema de huevo.

Fuente vegetal: cereales, legumbres, verduras de hoja verde y frutos secos.

Artículo por Medicadiet

Más

Calcio para tus Músculos: la Importancia en el Ejercicio Físico

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El calcio es el mineral más abundante del cuerpo, forma la estructura de los huesos y los dientes. También se requiere calcio para en la transmisión del impulso nervioso, la regulación de los latidos del corazón, y la correcta contracción de los músculos para mantener el tono muscular.

El calcio en el músculo se une a las fibras de actina y miosina, y mantiene la contracción. Para que se produzca este efecto tiene que entrar calcio en las células musculares desde el exterior. Acto seguido se produce la relajación del músculo gracias a la salida del calcio. La contracción-relajación del músculo es imprescindible en el latido del corazón y también para cualquier trabajo que se realice con los músculos de nuestro cuerpo.

Cuando se realiza ejercicio físico, el músculo se relaja y se contrae más rápidamente, ya que el movimiento que realizamos es mayor y/o más rápido. Por tanto, se precisa calcio de forma más acusada. En estos casos el aporte de calcio en la dieta debe ser suficiente para cubrir este gasto.

Las recomendaciones mínimas de calcio son de 800mg/día. En el caso de madres lactantes, embarazadas, niños y adolescentes en crecimiento, que necesitan cubrir las necesidades de calcio para la formación de masa ósea, las recomendaciones son de al menos 1200mg/día. Para los deportistas, las recomendaciones de este mineral son de 1300 a 1500mg/día para asegurar un correcto aporte según las necesidades del músculo, y evitar que se tome el calcio necesario del que ya forma parte de los huesos. Si los niveles de calcio en sangre no son los adecuados, se produce una compensación, equilibrándose con la salida de calcio del hueso, y con el tiempo pueden aparecer problemas por pérdida de masa ósea.

Por el contrario, un consumo mayor de 2500mg/día de calcio sin una necesidad médica, puede generar piedras en el riñón. Ningún exceso es bueno.

Alimentos ricos en calcio: leche, yogur, queso, sardinas en conserva, almendras, garbanzos, pistachos, judías blancas, acelgas…

Tampoco hay que olvidar que el exceso de grasa y fibra en la dieta disminuye la absorción de calcio. El exceso de proteína aumenta la excreción de calcio por la orina. Si quieres favorecer la absorción y además cuidar la línea, es mejor tomar lácteos desnatados.

Artículo por Medicadiet

Más