All Posts tagged fibra

Diferencia entre Zumo y Fruta

Últimamente se han hecho varias campañas de conscienciación de la población sobre las diferencias entre el zumo y la fruta. Por ello, hemos decidido escribir este artículo y así aclarar cualquier duda que pueda haber en relación a ello.

Primero que todo, es necesario conocer la definición tanto de zumo como de fruta.
 Zumo: líquido contenido en el tejido de las frutas
 Fruta: fruto comestible obtenido de ciertas plantas cultivadas o silvestres.


Ambos nos aportan diversos nutrientes como vitaminas, minerales, sustancias de acción antioxidante y fibra. Este último, el aporte varía con gran diferencia porque al triturar la fruta para elaborar el zumo se destruye la fibra.

La fruta entera aporta una mayor cantidad de fibra en comparación con el zumo, lo que permite la regulación de la glucosa en sangre. Adicionalmente, produce una mayor sensación
de saciedad.
Se recomienda generalmente consumir 2-3 piezas de fruta al día. Puede ser tomada como postre, en la merienda, como parte del desayuno u en cualquier otro momento. También, puede comerse entera o cortada en trozos para obtener todos los beneficios de su consumo.
Su consumo como zumo no es recomendable. Al destruir la fibra de la fruta, el azúcar que se encuentra dentro de la matriz de la fruta es liberada y nuestro organismo lo percibe como azúcar libre, comparable con al azúcar añadida en los productos procesados.
En conclusión, si debemos elegir una de las dos opciones, siempre será mejor elegir la fruta sobre el zumo.

¿Sólo existe la lombarda en Navidad?

La lombarda es una verdura cuyo consumo asociamos muchas veces como plato típico navideño como guarnición de algún tipo de carne o pescado. Sin embargo, es una verdura disponible prácticamente todo el año y además, ¡cuenta con una gran cantidad de propiedades saludables que seguro te sorprenderán! ¡Anímate a descubrirlas!

La lombarda, también conocida como repollo morado, es una verdura de la familia de las Crucíferas, a la que también pertenecen otras verduras como la coliflor o el brócoli.

Se trata de una verdura bianual, lo que significa que su ciclo vital, desde que germinan hasta la producción de semillas, dura aproximadamente dos años: en el primero crecen las hojas, con un característico color morado, y es en el segundo año cuando aparecen las flores, frutos y semillas.

El momento de consumo más adecuado es en las épocas de septiembre a mayo, por lo que ahora mismo es una de las consideradas ¡verdura de temporada!

¿Por qué deberíamos consumirla más?

  • Bajo aporte de calorías: es uno de los alimentos que aportan menor número de calorías, por cada ración de 200 gramos sólo aporta 44 calorías. Esto puede deberse a su bajo aporte de hidratos de carbono y alto contenido en agua.
  • Alto cantidad de fibra, teniendo un poco más de fibra que los canónigos, y en una ensalada nos aportar un poco de color. Sin embargo no es apta para las dietas bajas en FODMAPS.
  • En cuanto a vitaminas destaca especialmente su contenido en vitamina C, ¿sabías con una ración (200 g) se cubre el 150% de las ingestas diarias recomendadas?. Para aprovechar todo su potencial es recomendable que se consuma cruda.
  • Además presenta alto contenido en minerales como potasio, calcio y fósforo.

Y además…

La lombarda tiene unas sustancias fitoquímicas llamadas glucosinolatos, que son compuestos que contienen azufre, y que en su degradación producen unas sustancias con actividad anticancerígena.

También tiene compuestos fenólicos, concretamente antocianos, que le proporcionan una importante actividad antioxidante, además de ese color morado tan destacable.

¿Cómo puedo consumirla?

Probablemente conozcas o hayas probado la lombarda en platos como guisos rehogados o en ensaladas, pero hay muchas más formas de consumirla.

Aquí te ponemos una receta más original e innovadora, ¡Paté de lombarda!

Duración: 10 min                       Nivel dificultad: fácil                Para 4 personas

Ingredientes:

  • 500g de col lombarda
  • 1L de caldo de verduras casero
  • 1 cucharada aceite de oliva virgen extra
  • Semillas de amapola (opcional)
  • Sal

Elaboración:

  1. Lava y corta la lombarda.
  2. En una cacerola, saltear con una cucharada de aceite.
  3. Añade el caldo de verduras y dejamos cocer durante unos minutos.
  4. Tritura con la batidora y añade una cucharada de aceite, para que adquiera una textura más cremosa.
  5. Sazonar al gusto.

Recomendación: servir con crudités de zanahoria.