All Posts tagged hidratos de carbono

Azúcar Blanco VS Azúcar Moreno

azucar blanco vs azucar moreno

¿Tienen las mismas propiedades? ¿Cuál usas tú?

El azúcar blanco es un producto que contiene en un 99% sacarosa, disacárido formado por glucosa y fructosa que pasa por un proceso de refinado. Se extrae de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera.

A diferencia de ésta, el azúcar moreno o también llamado crudo, procede directamente de la caña de azúcar mediante cristalización, sin refinar. Al no sufrir este proceso, le permite conservar más y mejor los micronutrientes. Pero ojo, en muchos establecimientos se comercializa como azúcar moreno y en ocasiones no es más que azúcar blanco con extracto de melaza (producto espeso derivado de la caña de azúcar muy rico en hidratos de carbono y minerales).

Otro término menos conocido aquí en España es la panela. Es una opción muy utilizada en países latinoamericanos y asiáticos. Se obtiene de la evaporación de los jugos de la caña de azúcar y su posterior cristalización.  Posee cualidades similares al azúcar moreno ya que tampoco pasa por procesos de refinado, ni centrifugado ni depurado y tiene menos calorías que el azúcar blanco teniendo de 310 a 350 calorías por 100 gramos frente a las 400 calorías del azúcar blanco.

¿Es verdad que el azúcar moreno es mejor que el blanco?

Al ser totalmente puro, mantiene en perfecto estado los micronutrientes, además contiene más agua que el azúcar blanco. No obstante, al utilizarse como condimento y no como alimento no se puede considerar una fuente de vitaminas y minerales ya que al tomarlo en pequeñas cantidades, con el café o el té, su valor  y ventaja respecto al azúcar blanco es despreciable.

Así que, tu elección por uno u otro tipo de azúcar ha de ser exclusivamente de tu gusto personal.

Artículo por Medicadiet

Más

La Importancia de la Media Mañana

media mañana

Del mismo modo que hay personas que prescinden del desayuno por falta de tiempo, ausencia de apetito, o debido a la idea errónea de que saltarse una comida ayuda a perder peso, hay quien comete el error de no incluir la toma de la media mañana, influyendo negativamente en el control de la alimentación y de la dieta.

La media mañana, ¿cuándo y por qué?

Para poder mantener una dieta sana y equilibrada, es necesario introducir una toma de alimentos entre el desayuno y la comida, dejando aproximadamente una hora y media o dos horas de margen entre cada comida. Esta toma es conocida como “media mañana”, y se asemeja al desayuno en cuanto a los tipos de alimentos recomendados, pero sin la necesidad de incluir tanta cantidad de energía.

En la toma de media mañana es importante incluir una pequeña porción de alimento rico en hidratos de carbono, con el fin de mantener estable la glucemia. Mantener los niveles de azúcar en sangre es importante para nuestro organismo, ya que de esta forma dispone de energía en todo momento, al mismo tiempo que el metabolismo se mantiene activo y está constantemente consumiendo energía, impidiendo que la mayor parte de la energía aportada se almacene en forma de grasa.

También nos ayuda a que lleguemos a la siguiente comida con menor sensación de hambre, y la cantidad de alimentos que ingeriremos será menor.

La hora del recreo para los niños

 En el cole, la hora del recreo es de suma importancia para los niños porque es el momento de “recargar las pilas”. Unos buenos hábitos nutricionales para los niños deben incluir una pequeña toma de alimentos a la hora del recreo para que los pequeños puedan recargar sus niveles de glucosa y poder seguir el resto de las clases con la misma energía.

Ejemplos de media mañana

 La cantidad de energía aportada debe ser la justa para poder llegar con la menor sensación de hambre a la hora del almuerzo, pero sin pasarnos.

Para mantener la glucemia en sangre, podemos aportar una pequeña porción de alimentos hidrocarbonatos como un puñadito de cereales, un par de galletas, una barrita energética, dos tortitas de maíz o arroz, o un pequeño sándwich, al que podremos acompañar con una ración proteica. Igualmente, podemos incluir un lácteo (yogur o un vaso de leche), o puede ser el momento ideal para incluir una ración de fruta (mejor entera que en forma de zumo).

No olvides que la media mañana es una de las comidas que debemos hacer al día, ¡así que no pases de ella!

Artículo por Medicadiet

Más

Un Toque Diferente en tus Platos con Frutas Desecadas

frutas desecadas

Higos secos, dátiles, orejones, ciruelas o uvas pasas… Las frutas desecadas contienen las mismas propiedades y los mismos nutrientes que las frutas naturales de las que proceden, pero de forma más concentrada. Existen muchas variedades, y suponen multitud de opciones a la hora de utilizarlas como ingredientes en tus platos favoritos.

Añadiendo estas frutas desecadas como ingredientes en recetas tan simples, conseguimos un toque de gourmet que realzará el sabor de tus platos, dignos de los más distinguidos paladares:

- Ensaladas: lograrás contrastar el sabor del aderezo de tu ensalada, con el sabor dulce de las frutas desecadas. Puede añadir desde pasas y orejones para dar un sabor diferente, hasta rodajas de plátano o fresas desecadas, que darán un toque crujiente a tu ensalada.

- Entrantes: añádelas en tus canapés y entrantes. Por ejemplo, corona con algunas pasas unas tostaditas con queso para untar, y verás qué sabor más exquisito.

- Pizzas vegetarianas: los ingredientes vegetales aportan un sabor más suave a las pizzas, por lo que añadiendo frutas desecadas como pasas, el sabor de la pizza estarás más acentuado. Prueba también a mezclar sabores fuertes como el queso azul con el sabor dulce de las frutas desecadas.

- Pasta: también es una excelente opción añadir frutas desecadas a tus salsas para acompañar los platos de pasta, o en el relleno de lasañas, ya sean vegetales o no. Puedes utilizar ciruelas, orejones o higos cortados en trocitos muy pequeños, o añadir pasas. El sabor será impactante, y no necesitarás de más ingredientes para hacer únicos tus platos.

- Platos calientes: añade frutas desecadas a guisos y otras preparaciones. Por ejemplo, en platos de verduras, realzando su sabor, como espinacas con pasas y piñones, o como relleno de asados o pasteles de carne, mezclando con el resto de ingredientes, para aportar un toque de sabor dulce que no pasará desapercibido a la hora de degustar el plato.

Recuerda:

1 higo seco ó 1 dátil                                       1FRU

2 orejones ó 3 ciruelas pasas                     1FRU

2 cucharadas soperas de uvas pasas      1FRU

Artículo por Medicadiet

Más