All Posts tagged nutrición

SOP y resistencia a la insulina.

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es una enfermedad de etiología desconocida, la cual no sigue un patrón común en las mujeres que lo padecen. Sin embargo, manifestaciones clínicas como obesidad y alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono son comunes en muchos de los casos, es por eso que el ajuste dietético y de estilo de vida supone un tratamiento importante en esta enfermedad. En el artículo de hoy os damos las pautas sobre como debe ser el manejo nutricional. !!No dudes en leerlo!!.

¿ Qué es y cómo se manifiesta el SOP?

Se trata de una alteración endocrino – metabólica que cursa como una disfunción de la ovulación debido a un exceso de hormonas masculinas (andrógenos). Esto ocasiona que los óvulos no se liberen correctamente y se queden atrapados en el ovario, produciendo quistes.

Las manifestaciones clínicas en las mujeres con SOP son muy variables, pero por lo general se presentan como:

  • Alteraciones menstruales: ritmo irregular en el ritmo menstrual.
  • Alteraciones de hiperandrogenismo: hirsutismo, calvicie androgénica o acné.
  • Obesidad: entre el 35 y el 50% de los SOP presentan obesidad.
  • Alteraciones en el metabolismo de los hidratos de carbono: El 30-35% presentan intolerancia a la glucosa, y de ellas, el 16% desarrollarán diabetes mellitus tipo 2 (DM2) al final de la 4ª década de su vida.

¿ Qué podemos hacer?

  • Nutrición

La dieta es un factor muy importante a la hora de combatir la sintomatología del SOP. Especialmente si la paciente está obesa y/o presenta resistencia a la insulina ya que en estos casos la pérdida de peso y el ejercicio ayudan a restaurar la función ovárica, los ciclos menstruales, la fertilidad y mejoran el perfil glucídico.

  • Dieta baja en HC

Muchas complicaciones del SOP están relacionadas con la resistencia a la insulina. Por eso, en estos casos es importante repartir de manera uniforme el hidrato de carbono a lo largo del día, controlando las raciones, para mantener estables las glucemias y evitar picos.

Es muy importante la elección del tipo de hidrato, elegiremos hidratos de carbono de bajo índice glucémico, ricos en fibra y evitando el consumo de dulces, por eso:  

  • Restringimos: dulces, ultraprocesados, cereales refinados, azúcares añadidos.
  • Mantenemos: verduras, frutas, cereales integrales, tubérculos.
  • Práctica ejercicio físico

La actividad física es imprescindible para mejorar la sensibilidad a la insulina y prevenir la aparición de DM 2, así como para mejorar la composición corporal. El ejercicio aeróbico, de intensidad moderada,es de las mejores herramientas para mejorar la resistencia a la insulina,ya que aumenta el gasto energético y mejora la utilización de glucosa.

La pauta de ejercicio físico debe ser personalizada y los hidratos de carbono de la dieta deben ajustarse al entrenamiento ya que de esta forma evitaremos hipoglucemias y conseguiremos una considerable mejora en el rendimiento durante la práctica deportiva.

En conclusión el síndrome de ovario poliquístico, es una patología crónica, cuya sintomatología puede variar de una mujer a otra. Sin embargo, se ha visto que una alimentación saludable y controlada en hidratos de carbono complejos combinada con una pauta de entrenamiento adecuada, resultan efectivos para mejorar manifestaciones clínicas comunes en este síndrome como, la resistencia a la insulina y la obesidad. Es importante en estos casos ponerse en manos de un dietista-nutricionista para que se pueda ayudar y adecuar la dieta a tus necesidades nutricionales.

Artículo por Medicadiet.

Año nuevo, vida nueva

Año nuevo, vida nueva. ¿Cuántas veces hemos escuchado esto? Desde Medicadiet te vamos a dar unos consejos para volver a la rutina y empezar el año de forma saludable. ¡No te lo pierdas!.

Vuelta a la rutina

Tras unos días de celebraciones, toca volver a la rutina. Por ello, te vamos a dar unos consejos para que te sea más fácil empezar el año con una buena alimentación.

  • Planifica tus comidas. Es imprescindible organizar nuestra alimentación semanal, de esta forma podrás cumplir con las frecuencias de consumo de cada alimento y evitar excesos.
  • Opta por técnicas culinarias saludables: plancha, vapor u horno.
  • Incluye las legumbres en tu alimentación semanal, ya que son ricas fibra y proteína vegetal. Además, se pueden combinar con otros alimentos para conseguir una mayor densidad nutricional.
  • Acuérdate de las frutas y verduras. Son muy importantes en nuestra alimentación diaria, nos aportan vitaminas y minerales, así como fibra.
  • Opta por aceite de oliva virgen extra como principal fuente de grasa, ya que es rico en ácido oleico, que favorece la salud cardiovascular.
  • Haz recetas novedosas y saludables. Dale vida a las recetas tradicionales, eso te motivará a cocinar y a cuidarte.
  • Modera el consumo de alcohol, no aporta beneficios a nivel nutricional, así que consúmelo con moderación y no de forma habitual.
  • Opta por por alimentos con proteína de alto valor biológico como pescado, pollo, conejo, pavo.
  • Reduce los dulces de Navidad, y en cuanto al resto de dulces, ya sabes que los dejamos para consumo ocasional, no diario.

No te olvides del ejercicio físico…

En un estilo de vida saludable, el mejor apoyo para una buena alimentación es el ejercicio físico.

  • Si no estás acostumbrado a hacer ejercicio y es tu propósito de año nuevo, empieza poco a poco, puedes optar por actividades grupales que te motiven o andar una hora diaria si ves que así vas a ser más constante.
  • Si te gusta hacer deporte pero lo has dejado a un lado estas navidades, empieza con tranquilidad hasta recuperar el ritmo normal. Puedes pedir ayuda a un entrenador para que te ayude a sacar el máximo partido a tus entrenamientos.

Si has hecho caso a los consejos de Medicadiet, verás que  has mantenido una vida saludable a pesar de todos los días de celebración, combinando una buena  alimentación con ejercicio físico así que, ¡sigue así! Verás que no es tan duro como parece; si quieres una atención más personalizada no dudes en contactar con nosotros. ¡ÁNIMO!

Artículo por Medicadiet

Combate la astenia de otoñal

Hay muchos que asocian el Otoño con estrés, cansancio, resfriados, menos horas de luz, menos vida social, frío…Dicho de otro modo aumento de fatiga y pérdida de vitalidad. Es por eso que hoy queremos daros unos “tips” muy sencillos para que la vuelta  a la rutina se os haga menos dura y la astenia otoñal no os alcance.

¿Qué es la astenia otoñal?

Con la vuelta a la rutina y la reducción de las horas de luz se produce un desajuste en nuestro reloj biológico conocido como astenia otoñal y se trata de un cansancio puntual que no dura más de un mes y se  caracteriza por: agotamiento, somnolencia, bajo ánimo, dificultad para concentrarse, dolor de cabeza, infecciones.

¿Cómo podemos combatirla?

  • Alimentación: consume alimentos ricos en nutrientes que mejoran el ánimo y disminuyen el cansancio como:

Triptófano: es un aminoácido esencial necesario para la fabricación de serotonina (hormona de la felicidad).  Lo podemos encontrar en los lácteos, huevos, plátano, pollo, aguacate.

Hierro: la falta de este mineral produce cansancio y falta de concentración. Los alimentos más ricos en hierro son: mariscos (mejillones, berberechos), carnes, pescados, lentejas.

Omega 3 y 6: importante para la salud de tus neuronas. Debes asegurarte de comer pescado azul y frutos secos.

Vitamina C: ayuda a fortalecer nuestro sistema inmune. La encontramos sobretodo en el pimiento, brócoli, naranja, kiwi, espinaca

Ejemplos de recetas: copos de avena con leche, plátano y canela , lentejas con verduras y bacalao, salmón con guarnición de brócoli, ensalada de espinacas con  huevo duro, mejillones y aguacate.

  • Hidratación: mantener nuestro cuerpo bien hidratado es fundamental para poder hacer frente a cualquier amenaza. Intenta beber al menos 1.5 L de agua al día.
  • Entrenamiento: realiza al menos 30 minutos de ejercicio moderado al día, como caminar a paso ligero. ya que aumenta la liberación de endorfinas con lo que tu organismo se hace más resistente al cansancio.
  • Descanso: maten unos horarios estables.Acuéstate y levántate a la misma hora y procura no trasnochar. Es importante dormir a oscuras ya que favorece la producción de melatonina (hormona que induce el sueño) y con el móvil, tablets u ordenador lejos.
  • Motivación: ten entusiasmo y ve las cosas con positividad. Busca actividades que te motiven y sumen. Enfoca la vuelta a la rutina como un reencuentro tanto con tus compañeros de trabajo, universidad, colegio…como con las actividades que habías dejado antes de las vacaciones.

Como puedes comprobar son consejos fáciles que puedes incorporar sin dificultad en tu rutina diaria y adelantarte a la temida astenia otoñal.

Artículo por Medicadiet.