All Posts tagged vitamina

VITAMINA K

Hoy traemos otra vitamina más que el cuerpo necesita para realizar correctamente sus funciones y, por lo tanto, nos hace estar sanos…es la vitamina K ¡Hablemos un poco de ella!

¿Qué es la vitamina K y para qué sirve?

La vitamina K es un nutriente que el cuerpo necesita, se trata de una vitamina liposoluble, es decir que su almacenamiento se da en el tejido graso y es limitado, lo que significa que sólo almacenamos una cantidad determinada que el cuerpo es capaz de reutilizar mediante un ciclo de oxidación y reducción. Esta vitamina la obtenemos a través de la dieta, aunque también la podemos sintetizar a nivel intestinal.

Algunas de las funciones de esta vitamina son:

  • Coagulación de la sangre: la vitamina K es necesaria para que el hígado produzca factores de coagulación para la formación de coágulos, un proceso que detienen el sangrado.
  • Salud de los huesos: mejora la fortaleza de los huesos y disminuye las probabilidades de fractura.
  • Enfermedad coronaria: el consumo óptimo de esta vitamina disminuye el riesgo cardiovascular. Además, se ha observado una disminución de calcificación vascular, siendo este un efecto protector frente al infarto de miocardio o un accidente cerebrovascular.
  • Regula funciones celulares en varios órganos.

Fuentes de Vitamina K

Está ampliamente distribuida en los alimentos, por lo que una dieta variada, que incluya alimentos como los siguientes nos asegura una ingesta diaria suficiente:

  • Por un lado, tenemos la filoquinona o vitamina K1: la encontramos en vegetales de hoja verde (espinacas, coles de Bruselas, lechuga, acelga, col, etc) y en algunos aceites vegetales (soja, oliva, canola y semillas de algodón).
  • Por otro lado, tenemos la menaquinona o vitamina K2: son principalmente de origen bacteriano, se sintetizan por las bacterias intestinales del colon, pero también podemos aportar a través de la dieta mediante el consumo de alimentos fermentados como: cuajada, queso,…

Otros alimentos que la incluyen son:  hígado de animales, pescado, carne de res, huevo y cereales (aunque en menor cantidad).

¿Cuánta vitamina K necesito?

La cantidad de vitamina K necesaria depende de la edad y el sexo. Las cantidades promedio diarias, expresadas en microgramos (mcg) son las siguientes:

¿Consumo suficiente vitamina K?

La deficiencia de vitamina K es poco frecuente ya que es una vitamina ampliamente distribuida en alimentos y que podemos sintetizar. Sin embargo, puede haber un déficit en personas que tengan dificultades para obtener la vitamina K, como pueden ser:

  • Los recién nacidos que no reciben la vitamina K al nacer a través de una inyección.
  • Patologías que disminuyen la absorción: fibrosis quística, enfermedad celíaca, colitis ulcerosa, etc.
  • Cirugía bariátrica

La deficiencia grave de esta vitamina puede dar lugar a hematomas y producir una coagulación más lenta, con lo cual aumenta el riesgo de sangrado. Además, puede haber una pérdida en la fuerza ósea, aumentando el riesgo de osteoporosis.

¿Puede la vitamina K ser perjudicial?

No se ha demostrado que esta vitamina provoque ningún daño, sin embargo, se necesitan más estudios para valorar su toxicidad a dosis muy altas, que pueden conseguirse mediante suplementación.

El aporte de esta vitamina mediante la alimentación exclusivamente, sin usar suplementación, no consigue llegar a estas dosis tóxicas.

¿Existen interacciones con la vitamina K?

Hay que tener cuidado al tomar cierta medicación, ya que su efecto se puede ver alterado al interaccionar con la vitamina K:

  • Anticoagulantes: como la warfarina.
  • Antibióticos
  • Reductores del colesterol: como colestiramina y colestipol.
  • Medicamentos que reducen la absorción de grasa: como Orlistat.

Un profesional de la salud, ya sea dietista/nutricionista o médico, sabrá indicarle las cantidades necesarias de vitamina K que debe consumir en relación a sus estado fisiológico y medicación.