Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Ten a tu Corazón Contento con estos 10 Alimentos

corazon

Hoy, día 29 de Septiembre, celebramos el “Día Mundial del Corazón”, jornada promovida por la OMS y la Federación Mundial del Corazón, en la que participan más de 100 países. Con esta jornada se pretende concienciar a la población de la importancia de incidir en los factores de riesgo para la prevención del desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

Tu salud, está en tus manos

Actualmente la enfermedad cardiovascular es la primera causa de muerte en todo el mundo pero la buena noticia es que la mayoría de las ECV pueden prevenirse modificando factores de riesgo como la dieta. ¡Tu Puedes!

La dieta Mediterránea, un estilo de vida

La dieta Mediterránea caracterizada por el consumo de alimentos como verduras, cereales integrales, pescado y aceite de oliva, se considera desde hace tiempo muy buena para mantener la salud cardíaca.

¿Sabías que los valores de colesterol, presión arterial, glucosa o tu peso pueden cambiar dependiendo del alimento que elijas? Estos son los alimentos en los que se basa la dieta Mediterránea:

  1. Frutas, Verduras y Hortalizas: Son la principal fuente de vitaminas, minerales y fibra de nuestra dieta y nos aportan al mismo tiempo, una gran cantidad de agua. Es fundamental consumir 5 raciones de fruta y verdura a diario. Gracias a su contenido elevado en antioxidantes y fibra pueden contribuir a prevenir, entre otras, algunas enfermedades cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.
  2. Cereales integrales: El consumo diario de pasta, arroz y cereales es indispensable por su composición rica en carbohidratos. Se recomienda entre una o dos raciones por comida ya que nos aportan una parte importante de energía necesaria para nuestras actividades diarias.
  3. Aceite de oliva: Es un alimento rico en vitamina E, beta-carotenos y ácidos grasos monoinsaturados que le confieren propiedades cardioprotectoras. Utilízalo con moderación para cocinar y aliñar tus alimentos.
  4. Frutos secos: Son fuente de fibra y sustancias antioxidantes. La adición de una cantidad limitada de frutos secos a la dieta disminuye el riesgo cardiovascular entre un 30-50 %. Un puñado de aceitunas, frutos secos o semillas pueden ser un excelente aperitivo.
  5. Pescado azul: Se recomienda el consumo de pescado azul como mínimo una o dos veces a la semana ya que sus grasas – aunque de origen animal- tienen propiedades muy parecidas a las grasas de origen vegetal a las que se les atribuyen propiedades protectoras frente enfermedades cardiovasculares.
  6. Legumbres: Combinadas con los cereales son una buena fuente de proteínas de origen vegetal. Se recomiendan unas tres raciones a la semana.
  7. Huevos: Los huevos contienen proteínas de muy buena calidad, grasas y muchas vitaminas y minerales que los convierten en un alimento muy rico. El consumo de tres o cuatro huevos a la semana es una buena alternativa a la carne y el pescado.
  8. Carnes magras y aves: Las carnes contienen proteínas, hierro y grasa animal en cantidades variables, por lo que se recomienda su consumo en cantidades pequeñas, y formando parte de platos a base de verduras y cereales.
  9. Lácteos desnatados: Nutricionalmente se debe que destacar que los productos lácteos como excelentes fuentes de proteínas de alto valor biológico, minerales (calcio, fósforo, etc.) y vitaminas. El consumo de leches fermentadas (yogur, etc.) se asocia a una serie de beneficios para la salud porque estos productos contienen microorganismos vivos capaces de mejorar el equilibrio de la microbiota intestinal.
  10. Vino: El agua es fundamental en nuestra dieta y debe ser la bebida de primera elección. Sin embargo, el vino es un alimento tradicional en la dieta mediterránea que puede tener efectos beneficiosos para la salud consumiéndolo con moderación y en el contexto de una dieta equilibrada. Como referencia, una copa al día para las mujeres y dos para los hombres.

Los alimentos de temporada, frescos y mínimamente procesados, contienen más nutrientes y sustancias protectoras. Siempre que sea posible, se debe dar prioridad a los productos tradicionales y locales.

El tamaño de las raciones debería basarse en la frugalidad. El estilo de vida sedentario que caracteriza las sociedades urbanas actuales impone unas bajas necesidades energéticas.

Aprovechando este día queremos animaros a hacer elecciones cardiosaludables como llenar la cesta de la compra de alimentos cardiosaludables!!

 Artículos relacionados

Aquí os dejamos algunos artículos relacionados con la salud cardiovascular.

Artículo por Medicadiet

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *