Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

¿Tienen los yogures demasiado azúcar?

Estas últimas semanas están apareciendo en la prensa multitud de artículos que denuncian la cantidad de azúcar que se añade a los yogures comerciales y otros postres lácteos, especialmente aquellos destinados a población infantil. ¿Qué tiene esto de cierto?

Toda esta polémica mediática viene de un estudio británico publicado recientemente, que compara la cantidad de azúcares añadidos de los diferentes tipos de yogures y otros postres lácteos ofertados en los diferentes supermercados de Reino Unido. El objetivo de este estudio es concienciar a la población de que productos tradicionalmente concebidos como saludables como yogures o productos lácteos destinados a un público infantil pueden contener una cantidad de azúcar superior a la recomendada por la OMS.

¿Son los yogures azucarados equivalentes a consumir otros dulces o refrescos?

Debido a que se ha comparado la cantidad de azúcares que puede llegar a contener un yogur azucarado con los que contienen bebidas refrescantes, podemos llegar a pensar que los efectos de su consumo son equivalentes. Sin embargo, aunque la cantidad de azúcar presente en el yogur exceda nuestros requerimientos y por tanto no convenga abusar de ellos, es importante que recordemos que no podemos medir las propiedades de un alimento únicamente en base a este parámetro.

Los yogures son productos lácteos fermentados por colonias de bacterias vivas que pasan a formar parte de nuestra microbiota intestinal y nos ayudan a digerir compuestos como la lactosa y la fibra haciendo posible su digestión. Además, generan compuestos beneficiosos que hacen que su consumo regular disminuya el riesgo de padecer algunos tipos de enfermedades como accidentes cardiovasculares y obesidad.

¿Cómo podemos obtener los efectos beneficiosos del yogur sin consumir elevadas cantidades de azúcares añadidos?

El truco para saber si un yogur es saludable y es recomendable consumirlo diariamente o si es preferible que este consumo sea ocasional, es leer la lista de ingredientes. Los yogures tradicionalmente contienen leche (ya sea entera semidesnatada o desnatada) y fermentos lácticos, que son las bacterias de las que hablábamos anteriormente. A veces se les puede añadir leche en polvo para que tengan más consistencia, pero esto no va a hacer que aumente drásticamente la cantidad de azúcar, ya que el único azúcar presente es la lactosa de la leche, y gran parte de ésta es consumida por las bacterias en el proceso de fermentación.

Sin embargo, si los yogures que compramos tienen en su lista de ingredientes miel, azúcar o cualquiera de sus derivados como jarabe de glucosa o fructosa, es probable que tenga una cantidad superior a la recomendada y que debamos considerarlo un producto saludable pero de consumo ocasional. Los yogures de sabores y con fruta triturada suelen tener bastantes azúcares añadidos para contrarrestar la acidez propia de estos alimentos por lo que también los incluímos en el grupo de alimentos azucarados.

Si nos resulta muy ácido el sabor de los yogures naturales, siempre podemos complementarlos con fruta natural en trozos, frutos secos o incluso pequeñas cantidades de azúcar o miel, que tenderán a ser menores que las que consumiríamos en un yogur azucarado industrialmente. También puede consumirse productos edulcorados.

¿Tienen los yogures ecológicos más azúcar que los normales?

Otro aspecto polémico que aparece en el artículo es que parece que muchos de los yogures ecológicos tenían más azúcares añadidos que los yogures normales. Los autores lo achacan al hecho de que al tener por lo general más cantidad de bacterias, los yogures ecológicos serían más ácidos y necesitarían más azúcar para contrarrestar esta acidez.

Sin embargo, que un yogur tenga el sello ecológico ni significa que vaya a contener más o menos azúcar, simplemente indica que se ha elaborado mediante una normativa que lo hace sostenible para el medio ambiente. Esto quiere decir que un yogur ecológico natural que no tenga azúcar entre sus ingredientes es nutricionalmente igual de saludable que cualquier otro yogur natural, y no tendrá más cantidad de azúcar por ser ecológico.

El motivo por el que se incluyó el sello ecológico como otro tipo de yogur en el estudio es para concienciar a la población que no todos los productos ecológicos son más saludables que otros y de que debemos mirar las etiquetas como si fueran otro producto más. En resumen, el sello ecológico indica sostenibilidad medioambiental, que no siempre es indicativo de la calidad nutricional calidad nutricional,  y puede incluir productos de consumo más o menos diario y con más o menos azúcares añadidos.

En conclusión, los yogures son alimentos con efectos muy beneficiosos para la salud y es recomendable su consumo diario, pero conviene mirar la lista de ingredientes para que no se le añadan otros compuestos, como azúcares añadidos, que puedan disminuir su valor nutricional. Si queremos endulzaros o variar su sabor, se pueden hacer infinidad de combinaciones con frutos secos o fruta natural cortada en trozos. Por último, es conveniente recordar que lo importante a la hora de cuidar nuestra salud es el conjunto de la dieta, no los alimentos individuales que consumimos, y consumir yogures de sabores o azucarados en un contexto saludable no tiene por qué ser sinónimo de mayor riesgo de enfermedad.

Artículo por Medicadiet.

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *