Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

Trazabilidad del pescado, ¿nos engañan?

Seguro que más de una vez has oído hablar de los fraudes que se cometen al vender pescado, con la especie o con su origen pero, ¿cómo podemos identificar y evitar estos fraudes?

¿ Qué es la trazabilidad del pescado?

La trazabilidad de un producto alimentario es el conjunto de procedimientos que nos permiten seguir el proceso de la evolución del mismo en cada una de las etapas, en caso del pescado, desde su captura hasta nuestras mesas. La trazabilidad es muy importante a nivel de seguridad alimentaria, pero también para que no nos engañen en cuanto al tipo y a la calidad del pescado que nos venden.

¿Cómo nos pueden engañar?

El fraude del pescado es un problema a nivel mundial, de hecho en España es uno de los productos alimenticios que más se está falsificando, bien enmascarando una especie por otra o el lugar y modo de captura. No sólo ocurre en los puestos de venta del pescado si no también en restaurantes, un estudio europeo que visitó más de 200 restaurantes concluyó que en uno de cada dos restaurantes cometen fraude con el pescado.

El problema reside en que el pescado una vez que está cortado es difícil de distinguir y aunque nutricionalmente no haya grandes diferencias, es un fraude. En cuanto a si es de piscifactoría o pescado salvaje, podrían verse alteradas sus propiedades nutricionales, ya que en la piscifactoría estos animales no se desplazan tanto y se alimentan de piensos, mientras que los que se encuentran en libertad se alimentan de otros peces o crustáceos o plantas y podrían contener más metales pesados.

¿ Cómo podemos evitar el fraude?

Lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de fijarnos en qué pescado vamos a comprar es que esté visible en el etiquetado el nombre científico, el lugar de origen, el método de captura y su conservación. Así podemos hacernos una idea de qué estamos comprando.  El principal fraude se da en especies como el mero, el atún rojo, el lenguado, merluza o el cazón.

Cuando salimos a comer fuera y pedimos pescado, recuerda que puedes pedir la trazabilidad del producto que te vas a comer. Por otro lado, también puedes sospechar por el precio, puesto que hay algunas especies que tienen siempre un precio muy elevado, si es demasiado barato te recomendamos que preguntes por su  trazabilidad.

Recuerda fijarte en las etiquetas del pescado que vas a comprar y sospecha si no parece fresco o no ponen el lugar de origen, especie y modo de captura. Cuando no estés seguro de lo que estás comiendo o intuyas que no es lo que has pedido en un restaurante pide la trazabilidad. ¡Que no te den gato por liebre!

Artículo por  Medicadiet.

¿Necesitas un Plan Nutricional Personalizado?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *