Blog de Nutrición para la Vida Diaria

Consejos de Nutrición y Dieta Mediterránea para la Vida Diaria

TRIADA DE LA MUJER DEPORTISTA

A menudo, el éxito deportivo va acompañado de estrategias nutricionales restrictivas y de periodos de entrenamiento extremos, que en ocasiones hacen que los deportistas de élite, en un intento por mejorar su rendimiento, se sientan presionados por conseguir o mantener una determinada composición corporal. Es entonces cuando sin darse cuenta entran en un círculo vicioso, que comienza con una obsesión por alcanzar un “peso ideal”, y  desemboca en problemas hormonales y físicos para la atleta femenina.

¿Qué componentes forman la triada de la mujer deportista?

La triada de la mujer deportista se caracteriza por la presencia de un trastorno de conducta alimentaria, que conduce a amenorrea (ausencia de menstruación) y baja densidad ósea.

1.- Desórdenes alimenticios

El principal desencadenante de este problema es el “querer alcanzar  un peso ideal” ya sea para poder competir en una categoría determinada, mejorar agilidad u ofrecer una mejor presencia ante un jurado.

En estos casos, la mayoría de las deportistas, no consumen la cantidad de calorías necesarias para hacer frente  a la carga deportiva del día, restringiendo mucho la toma de ciertos alimentos que ellas consideran “malos” por miedo a aumentar de peso.

2.- Amenorrea

Aunque la interrupción de la menstruación puede deberse a múltiples factores, en mujeres deportistas de alto rendimiento está asociada a un bajo peso corporal y a bajos niveles de grasa, lo que les impide tener un ciclo menstrual regular, desembocando en la ausencia de menstruación. En muchas niñas que comienzan a practicar deportes de élite a edades muy tempranas esta situación no se origina, debido a que la menarquia (primera menstruación) no se llega a producir.

3.- Osteoporosis

Una alimentación deficiente, conlleva en muchos de los casos a que la dieta sea baja en calcio y vitamina D,nutrientes de gran importancia en el mantenimiento óseo. Si a esto le añadimos que generalmente las mujeres deportistas tienen una menor carga de estrógenos por la propia amenorrea (esta hormona implicada en el buen estado de los huesos), la pérdida de resistencia y densidad ósea es frecuente en este tipo de chicas. Muchas veces es detectado tras sufrir la primera fractura.

¿Cómo evitar llegar a esta situación?

La principal estrategia para la prevención de la triada es ofrecer a las adolescentes una buena Educación Nutricional. Un equipo multidisciplinar ( médico, psicólogo, entrenador y nutricionista) deben informar a las atletas femeninas y a su entorno sobre los riesgos de seguir una alimentación insuficiente. También sería recomendable que estas jóvenes mantengan un registro mensual de sus menstruaciones. Por último, insistir en que el deporte debe formar parte de su vida, pero que también es importante tener ratos de ocio para evadirse de la presión de la semana, y evitar el estrés.

Como conclusión, recalcar la importancia de la prevención para  evitar tener que tratar los factores que componen la triada. Instaurar un régimen de Educación nutricional adecuado y defender que se pueden llegar a alcanzar los objetivos competitivos deseados,  siguiendo buenas prácticas de alimentación y entrenamiento.

Artículo por Medicadiet

¿Quieres Mejorar tu Rendimiento Deportivo?

Pincha aquí para ver el
teléfono de tu centro

Madrid • Barcelona • Zaragoza • Almería

La 1ª Consulta es Gratis

x
Madrid91 550 30 14
Zaragoza976 48 20 97
Online91 550 30 14
Almería695 408 999
Barcelona931 187 928


Acepto la polí­tica de protección de datos Loader

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *